Blog
By: Autor Invitado

Las personas migrantes - en particular, las y los trabajadores migrantes -  están enfrentando sentimientos discriminatorios, exclusión social y xenofobia en manera aún más pronunciada durante la pandemia. Esto es lo que denuncia un estudio reciente publicado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que evidencia cómo estos fenómenos tan dañinos para el bienestar de la persona migrante estén ya tan incorporados, pues se manifiestan a nivel individual, comunitario y sistémico en múltiples formas. Durante el brote de COVID-19 por ejemplo, se han visto episodios discriminatorios como el abuso físico y verbal, la negación de bienes y servicios, las restricciones y políticas de cuarentena discriminatorias y diferenciadas o la retórica política y discursos de redes sociales antimigrante. 

Según el estudio, la exacerbación de estos sentimientos se debe a que los gobiernos, las comunidades y las personas están reaccionando a los miedos y a los desafíos relacionados con la enfermedad construyendo barreras contra las personas migrantes, consideradas falsamente como causantes de la propagación del virus o amenaza para un futuro eventual empeoramiento de la situación sanitaria y económica. Estas reacciones son impulsadas también por discursos que marcan y normalizan las diferencias entre ciudadanos, logrando que las personas migrantes sean segregadas y excluidas, careciendo de protección adecuada y de inclusión en la respuesta a la COVID-19.

Los escenarios antes descritos retratan una clara situación de alta alerta sobre xenofobia, entendiéndola este fenómeno como el conjunto de comportamientos, prejuicios y acciones que rechazan, excluyen y a menudo difaman a determinadas personas que son identificadas como forasteros o extranjeros. La xenofobia nace de esa división artificial creada para legitimar el trato diferenciado entre nacionales y extranjeros. En el contexto de la pandemia, hemos descubierto cómo un concepto como la xenofobia es realmente algo muy concreto y tangible, pues provoca un empeoramiento y descuido de las condiciones de las personas migrantes, a menudo no consideradas como partes integrantes de la respuesta a la COVID-19. Inclusive, las personas víctimas de xenofobia pueden llegar a ocultar el que hayan contraído el virus para evitar la discriminación y no buscar atención médica de inmediato, con claras consecuencias graves por para su bienestar y el de la comunidad.  

Este panorama preocupante que nos rodea necesita de soluciones inmediatas, para combatir la xenofobia hacia las personas migrantes durante y después de la pandemia. Entre las propuestas que brinda el estudio, podemos destacar: 

  • Divulgar campañas informativas que sea multilingües, y por tanto más accesibles, que informen claramente acerca de la enfermedad y de su causas de transmisión, y que sirvan para denunciar falsas acusaciones contra las personas migrantes;
  • Diseñar políticas y fortalecer las infraestructuras destinadas a la lucha contra el racismo y la xenofobia y a la implementación de medidas específicas para prevenir la discriminación y estigmatización en los planes de respuesta a la COVID-19;
  • Garantizar el mismo trato a las personas migrantes que a los y las nacionales con respectos a las medidas sanitarias contra la COVID-19, como las disposiciones de cuarentena, aislamiento social, distanciamiento físico, pruebas, provisión de equipo de protección personal (EPP) y medidas de seguridad de ingresosacceso a la vacuna contra el virus;
  • Extender los permisos de trabajo para las y los trabajadores migrantes, ofreciendo la regularización de su estatus, lo que conllevaría a una mejora a de todos sus derechos, incluido el acceso a la salud. Asimismo, inspeccionar los lugares de trabajo ayuda a garantizar que se apliquen las normas de seguridad y salud.   

La oleada de xenofobia que ha invadido el escenario mundial durante la pandemia ha recrudecido unas previas condiciones graves y ya urgentes. Tergiversando la realidad y retratando a las personas trabajadoras migrantes como los chivos expiatorios de esta pandemia, esta oleada es perjudicial tanto para el bienestar físico y mental de las personas migrantes así como para la cohesión social. 

Esta es nuestra señal de alarma, ahora es tu turno para actuar. Únete a nuestra comunidad xenofobiacero.org y sé parte del cambio leyendo, creando contenido a favor de las personas migrantes, compartiéndolo y logrando que otros se unan.

Ver la realidad de las personas migrantes desde la empatía y tolerancia nos impulsa a hacer del mundo un lugar mejor.

SDG 10 - REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES