Blog
By:
Ivania Carballo

El primer Foro de Examen de la Migración Internacional (FEMI), que tuvo lugar del 17 al 20 de mayo en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, fue la primera oportunidad a nivel global para celebrar los éxitos y reflexionar sobre los desafíos en la implementación del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (PMM) desde su adopción en 2018. A través de la participación de Estados miembros, representantes de las partes interesadas y el Sistema de las Naciones Unidas (SNU), el Foro resultó en la Declaración de Progreso del FEMI, la cual la Asamblea General adoptó por consenso el 7 de junio de 2022. Esta Declaración renueva el compromiso de los Estados y los socios pertinentes por redoblar los esfuerzos hacia la meta colectiva de una migración segura, ordenada y regular.    

El día anterior al Foro, el 16 de mayo, se celebró una audiencia informal con las partes interesadas1, que contribuyó a los debates posteriores, al igual que las aportaciones recogidas en las consultas celebradas a nivel local, nacional y regional durante los últimos meses. 

"La visión central del Pacto Mundial se basa en el reconocimiento de la realidad de la migración, sin juicios de valor, basándose en los hechos. Es una visión que cree que no hay que temer a los migrantes, sino que hay que celebrarlos como miembros vitales de sociedades ricas y florecientes", dijo António Vitorino, Director General de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Coordinador de la Red de las Naciones Unidas sobre Migración. Esta red garantiza un apoyo eficaz y coherente de todo el sistema de Naciones Unidas para la aplicación del Pacto Mundial, incluso apoyando la preparación hacia el Foro. 

"En este primer examen mundial del Pacto, hemos reflexionado acerca de lo lejos que hemos llegado y de cuánto queda todavía por hacer. Si bien nos podemos sentir orgullosos de muchos logros, cualquier sentimiento de orgullo debe ser atemperado por la realidad de que es necesario tomar conciencia de lo que realmente implica para las vidas de tantas personas el no contar con un nivel adecuado de progreso”, agregó Vitorino. Para ello, hizo énfasis en que la cooperación internacional, la solidaridad y la responsabilidad compartida son clave para avanzar de forma más ágil y sostenida hacia la migración segura, ordenada y regular.   

Desde la adopción del Pacto Mundial en 2018, seguido en 2021 de la revisión regional del progreso en su implementación, y el lanzamiento de la Iniciativa de Compromisos, hasta llegar al FEMI en 2022 se han alcanzado los siguientes resultados: 

En la región de Centroamérica, Norteamérica y el Caribe 

17 compromisos contrajeron los países de la región y la sociedad civil, sobre temáticas como la de atención y protección de menores, mujeres migrantes, reinserción económica y psicosocial de personas retornadas, migración y cambio climático, entre otras. Los compromisos recibidos se muestran en el tablero de la iniciativa de compromisos del sitio de la red global sobre Migración

  • Red Regional de Naciones Unidas sobre Migración2, por su parte, formuló el compromiso de organizar un encuentro anual para un diálogo conjunto entre el Mecanismo de diálogo permanente de la sociedad civil y los gobiernos de las Américas. El encuentro anual permitirá reflexionar sobre la implementación del Pacto y las recomendaciones desprendidas del FEMI y de la Revisión Regional, con miras a acelerar el progreso y crear sinergias. El Mecanismo es un órgano de promoción del diálogo, asesoría y consulta, de carácter honorífico, cuyo objetivo es proponer recomendaciones en materia de implementación del Pacto ante los gobiernos de la región y otros actores relevantes. 

  • Más de 20 prácticas replicables de Estados y de la sociedad civil sobre la implementación del Pacto Mundial fueron publicadas en el Repositorio de Prácticas con el propósito de inspirar a quienes trabajan por el Pacto Mundial a nivel global, nacional, regional y local. 

  • 8 Redes de Naciones Unidas sobre Migración han sido establecidas en Belice, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Haití, México y Panamá. Estas redes prestan apoyo a los Estados Miembros en la implementación, el seguimiento y la revisión del Pacto Mundial a nivel nacional con un enfoque común del sistema de las Naciones Unidas, que agrega valor y facilita medir resultados e impacto. 

  • Los 6 países precursores (“Champion Countries”) de la región, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Honduras México y Panamá, al aceptar esta denominación, voluntariamente se han comprometido a asumir un papel más activo en la implementación del Pacto Mundial.  

  • 6 informes voluntarios sobre la implementación del Pacto fueron remitidos al FEMI (Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala, Jamaica y Panamá). Los Estados miembros pudieron completar o actualizar los informes voluntarios presentados durante la Revisión Regional de 2021. Estos informes son el producto del análisis de avances y retos, así como de consultas realizadas con los interesados pertinentes, en línea con los enfoques pangubernamental y pansocial del Pacto. 

"Aunque la finalización de la Declaración de Progreso es un hito para el compromiso multilateral sobre la migración, tenemos la obligación de dar vida a ese texto, actuar sobre sus disposiciones y hacer realidad sus beneficios concretos", dijo Abdulla Shahid, Presidente de la 76ª sesión de la Asamblea General de la ONU y presidente del Foro del Examen de la Migración Internacional. 

Este primer FEMI es un hito en el camino hacia concretar la visión del Pacto Mundial para la Migración y hacer realidad los compromisos en curso con el apoyo del sistema de las Naciones Unidas. La serie de compromisos realizados durante el FEMI junto con la Declaración de Progreso suponen otro importante paso hacia el cambio en las vidas de los 281 millones de migrantes en el mundo, sus familias y comunidades. El próximo Foro de Examen de la Migración Internacional tendrá lugar en 2026.