Blog
By: Ivania Carballo

Toda persona tiene el derecho inalienable a ser reconocida ante la ley. Sin embargo, hay aproximadamente mil millones de personas en el mundo sin acceso a identidad jurídica (certificados de nacimiento, matrimonio y muerte, carnet de identidad, entre otros).  

Una persona sin documentos de identificación debidamente registrados es invisible para el Estado, y corre el riesgo de ser apátrida y quedar aislada de los marcos legales y administrativos que existen para proteger sus derechos. Esto obstaculiza el acceso a servicios básicos, acentúa las desigualdades, e imposibilita la participación de las personas en transacciones legales y contractuales con autoridades y otros individuos.  

El acceso a identidad jurídica es un factor crítico en la migración. De ahí que, el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (PMM), acuerdo intergubernamental adoptado en 2018 por los Estados Miembros en la Asamblea General de las Naciones Unidas, propone en su objetivo 4 “Velar por que todos los migrantes tengan pruebas de su identidad jurídica y documentación adecuada”.  

Acorde con esta perspectiva, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en su Visión Estratégica y en su Estrategia Institucional sobre Identidad Jurídica, busca intensificar los esfuerzos para garantizar que las personas migrantes tengan un acceso igualitario y no discriminatorio a la documentación adecuada y documentos de registro civil, de forma que se faciliten prácticas para la regularización de las personas migrantes y la ampliación de vías regulares para la migración. Esto, a la vez, posibilita la provisión de protección, asistencia sanitaria, educación, y el acceso a mercados laborales formales y servicios bancarios, entre otras actividades que favorecen el desarrollo pleno de las personas migrantes y su contribución a las comunidades de acogida. 

A partir de ello, esta Estrategia sobre Identidad Jurídica, tomando en consideración los objetivos del Pacto Mundial, propone una hoja de ruta para apoyar a los Estados Miembros a facilitar el acceso universal a la identidad jurídica y la documentación de las personas migrantes: 

1. Apoyar el desarrollo de los servicios consulares para la expedición de registros civiles, certificados de ciudadanía, documentos de identidad y de viaje  

Para las personas migrantes es de gran importancia que se mantenga al día su información de identidad jurídica para acceder a los derechos y servicios ofrecidos tanto en su país de origen como en el país de acogida. El estatus migratorio de la persona que reside en un país anfitrión puede cambiar debido a eventos como matrimonio, divorcio1, nacimientos, adopciones o muerte, y esto puede afectar la identidad jurídica provista por su país de origen.  

Por esa razón, el apoyo de la representación consular o de las autoridades competentes del país de origen de la persona migrante es de gran importancia para brindar asistencia a migrantes detenidos o a quienes necesiten prueba documental de su nacionalidad, entre otros. Esta asistencia se vuelve crucial cuando se trata de migrantes objeto de tráfico ilícito, víctimas de trata, o menores no acompañados y separados.  

2. Asistencia a personas migrantes sin documentos de identidad legales 

En algunas ocasiones, la persona migrante, ya sea que haya migrado de forma regular o irregular, no puede presentar documentos de identidad jurídica, debido a que ha perdido contacto con su país de origen o por la falta de servicios en la representación consular de su país. Al no tener la documentación adecuada, a la persona se le podría obstaculizar el retorno voluntario, evacuaciones de emergencia, la readmisión, o servicios básicos como el acceso a la salud y la justicia. En muchas ocasiones, la persona migrante es más susceptible de no acudir a centros médicos porque posiblemente los servicios le serán negados, y a no denunciar situaciones de explotación laboral, abuso o maltrato (incluyendo la violencia basada en género) por miedo a ser deportada o detenida.  

Para evitar situaciones violatorias de derechos es necesaria la asistencia en la provisión de servicios de documentación, pruebas de nacionalidad o de viaje, regularización de la situación de residencia o, si es necesario, apoyar a las personas migrantes para que registren su información de identidad en el sistema de identidad jurídica del país de acogida. 

3. Sistemas nacionales eficaces de registro civil y gestión de la identidad para facilitar la migración y la movilidad 

Cada Estado es responsable de proveer la documentación adecuada de registro civil e identidad jurídica a los individuos en su territorio y a través de sus autoridades consulares para sus nacionales en el extranjero. En ese sentido, para que exista la migración segura, ordenada y regular, es necesario el desarrollo de eficaces sistemas nacionales de identidad jurídica basados en el derecho civil nacional e internacional de registro e identidad.  

Los Estados y autoridades competentes pueden ayudar a garantizar la documentación adecuada de sus nacionales mediante la provisión de pasaportes o identificación nacional o la conservación y el tratamiento digitalizado de los acontecimientos vitales registrados de la persona y la digitalización de los archivos en papel de la identidad jurídica desde el nacimiento hasta el fallecimiento para facilitar su acceso.  

4. Resaltar la relación entre la migración, el desplazamiento y la identidad jurídica, incluyendo su impacto en la protección de las personas migrantes 

Es imprescindible el desarrollo y fortalecimiento de políticas globales que mejoren los sistemas nacionales de identidad jurídica, en línea con el derecho internacional, así como la cooperación transfronteriza bilateral y multilateral que permita que los Estados puedan registrar y compartir información de identidad jurídica de las personas migrantes, siempre y cuando se respete su derecho a la privacidad y se protejan sus datos personales.  

Estas son algunas maneras alineadas con el Pacto Mundial para facilitar el acceso de las personas migrantes al registro civil y la identidad jurídica. Sin embargo, para su cumplimiento es importante que los gobiernos, organismos internacionales y sociedad civil realicen y cumplan compromisos concretos para fortalecer la cooperación internacional en torno a la gobernanza de la migración.  

En el Foro de Examen de la Migración Internacional (FEMI), que se llevó a cabo del 17 al 20 de mayo de 2022 bajo el auspicio de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, se tomó en cuenta este y los restantes 22 objetivos del Pacto Mundial y se evaluó el progreso y los desafíos en su implementación. A través de la participación de Estados miembros, representantes de las partes interesadas y el Sistema de las Naciones Unidas (SNU), el Foro resultó en la adopción de la Declaración de Progreso del FEMI, la cual se espera que la Asamblea General respalde próximamente.  

La Declaración reconoce el papel fundamental de la identidad jurídica en el cumplimiento de los objetivos del Pacto Mundial, tales como mejorar el acceso a vías regulares de migración, prevenir y reducir la apatridia y facilitar el retorno seguro y digno, así como la reintegración sostenible. Reconoce avances, entre otros, en la expedición de documentos adecuados y de registro civil a las personas migrantes, incluidos los niños no acompañados y separados. A la vez, señala que sigue habiendo retos en lo que respecta a la existencia de sistemas sólidos de registro civil, la cooperación internacional para la identificación de los nacionales y la expedición de documentos de viaje. 

Con esta Declaración, los Estados y las partes interesadas se comprometieron a acelerar los esfuerzos para garantizar que todas las personas migrantes tengan una prueba de identidad jurídica y una documentación adecuada, así como también el acceso no discriminatorio a la prueba de nacionalidad y a otros documentos de importancia en todas las etapas del proceso migratorio.