¿Cómo abordar la Migración en los Medios? 7 recomendaciones para periodistas

¿Cómo abordar la Migración en los Medios? 7 recomendaciones para periodistas

 

Una imagen viajó por todo el mundo y disparó las donaciones globales por los refugiados sirios. Una transmisión desempeñó un papel crucial en la creación de la atmósfera cargada de hostilidad racial que desembocó en un genocidio. Estamos hablando de la foto icónica del cuerpo del refugiado sirio de 3 años de edad, Alan Kurdi, y de la Radio Télévision Libre des Mille Collines, condenados por incitar al genocidio de Ruanda entre abril y julio de 1994. No obstante, la cobertura de los medios no es solo positiva o negativa.

De acuerdo con el Informe Mundial sobre Migración 2018, los medios de comunicación, en todas sus formas, desempeñan un papel importante en el framing o enfoque del discurso de políticas públicas, que afectan la forma en que actúan y piensan las personas, cómo los políticos priorizan las agendas y cómo las personas migrantes toman decisiones. Ante esto, cabe preguntarse: ¿Cómo deben los periodistas y profesionales de medios abordar un tema complicado y diverso, como la migración?

Para este propósito, proporcionamos una lista de recomendaciones para mejorar la manera de reportar sobre migrantes y migraciones desde un enfoque basado en los derechos humanos:

  • Las palabras importan. Los periodistas a menudo emplean términos inexactos como "indocumentados" o "ilegales", o no distinguen entre las personas solicitantes de asilo, migrantes, refugiados, así como los derechos y la protección a los cuales son sujetos en el ámbito del derecho internacional. Examine la terminología que utiliza, consulte el Glosario de la OIM sobre migración y / o busque oportunidades de capacitación y cursos en línea para comprender la migración. 
  • Respete la dignidad de quienes migran. Evite el uso de metáforas y lenguaje deshumanizante que equiparan la migración con los desastres naturales (a menudo una inundación), o a las personas migrantes con animales, especialmente insectos ("enjambres").
  • Desafíe el discurso del odio. Evite las expresiones estereotipadas y negativas que se refieren al origen étnico de los sospechosos, por ejemplo, las noticias de sucesos que enfatizan el estado legal de la estancia de una persona. La iniciativa Ethical Journalism Institute ha desarrollado una herramienta útil en el cual recuerda a los periodistas que solo porque alguien haya dicho algo escandaloso no significa que sea de interés periodístico.
  • Hable con las personas migrantes. Incluya una variedad de fuentes, interactúe con migrantes, grupos de refugiados, activistas y ONG que puedan proporcionar información vital. Es importante incluir la voz de quienes migran y reflejar los aspectos humanos de la migración, tales como abogar e informar sobre la crisis humanitaria y / o la violación de los derechos humanos que enfrentan. Lo contrario puede reducir los derechos humanos y la dignidad de las personas migrantes a un número o a un problema de debate público.
  • Asegure una cobertura balanceada. Evite la victimización y la simplificación excesiva. En la mayoría de los casos, las personas migrantes son percibidos en extremos, ya sea como un problema o como una víctima. Desafíe estas nociones y promueva otros aspectos de la migración, por ejemplo, cubra historias de artistas exitosos, diásporas, remesas y la contribución de migrantes al desarrollo en su país.
  • Adopte un enfoque internacional. Ubique la historia de la migración en un contexto global, los intereses locales o nacionales pueden predominar a expensas de una comprensión más amplia de la migración y las razones de la misma. Enmarcar la migración como un conflicto entre naciones puede resaltar las diferencias y las opiniones dispares de ciertos individuos o funcionarios gubernamentales a expensas de los derechos, la integridad y la dignidad de las personas migrantes.
  • Promueva el discurso público basado en la evidencia. Utilice información veraz y precisa, comprenda la diferencia entre correlación y causalidad, sea transparente y comparta con el público sus fuentes o recursos para promover un debate inteligente. Confronte, verifique los hechos y analice las declaraciones para que las autoridades sean más responsables y transparentes, eduque al público y contribuya a una comprensión más profunda de la migración.

Ante el auge de los discursos xenófobos y anti-migrantes, la OIM destaca en su publicación Iniciativas de Migración 2019 - Gobernanza de la migración: de los compromisos a las acciones que tanto profesionales de medios de comunicación como periodistas tienen un papel importante en la formación de las percepciones. Por ello, sugerimos estas recomendaciones e invitamos a contrarrestar las actitudes y conductas negativas hacia las personas migrantes, creando conciencia sobre los riesgos o situaciones de violaciones de derechos humanos que enfrentan, abogando por que cesen y denunciando lo que acontece.

 

¿Quiere saber más?

Bajo el pleno respeto de la libertad de los medios de comunicación, la gran mayoría de los Estados miembros de la ONU también han acordado eliminar todas las formas de discriminación y promover un discurso público basado en la evidencia para cambiar las percepciones de la migración, en conjunto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (8.8, 10.3, 10.7, 16.b).

 

Pacto global para la migración segura, ordenada y regular (PPM)

Objetivo 17 c)

Promover una cobertura independiente, objetiva y de calidad de los medios de comunicación, incluida la información basada en Internet, la sensibilización y la formación de profesionales de los medios de comunicación sobre temas relacionados con la migración y la terminología, invertir en estándares de información ética y publicidad, y detener la asignación de fondos públicos o apoyo material a los medios de comunicación que sistemáticamente promuevan la intolerancia, la xenofobia, el racismo y otras formas de discriminación hacia los migrantes, en pleno respeto de la libertad de los medios de comunicación.

 

RECURSOS Y HERRAMIENTAS ÚTILES 

Ethical Journalism Institute

https://ethicaljournalismnetwork.org/what-we-do/media-and-migration

Training Modules on Labour Migration for Media Professionals, International Labour Organization

https://www.ilo.org/beirut/WCMS_330309/lang--en/index.htm

Media and Trafficking in Human Beings – Guidelines

https://www.icmpd.org/fileadmin/user_upload/Media_and_THB_Guidelines_EN_WEB.pdf

Charter of Rome for reporting on migrants and refugees

http://www.media-diversity.org/en/additional-files/documents/A%20Guides/Charter_of_Rome.pdf

The Camden Principles on Freedom of Expression and Equality

https://www.article19.org/data/files/pdfs/standards/the-camden-principles-on-freedom-of-expression-and-equality.pdf

Media Diversity Institute

http://www.media-diversity.org/en/

The Media Project

https://themediaproject.org/ethics-standards/

 

 

 


¿Qué hace que los migrantes sean vulnerables a la violencia basada en género?

Categoria:
Autor: Jacinta Astles

Un número cada vez mayor de mujeres está migrando de manera independiente de Centroamérica y el Caribe. Las mujeres representan el 58.9 por ciento de las personas migrantes de los países del Caribe y el 50.3 por ciento de Centroamérica. Migrar al extranjero ofrece una variedad de oportunidades y desafíos potenciales, que se ven impactados por el género de una persona de formas complejas y multifacéticas.

El género y la migración son factores de intersección que se afectan mutuamente. La migración puede tener efectos positivos y negativos en las personas migrantes dependiendo de sus características y condiciones individuales. Del mismo modo, el género de un individuo influye en su experiencia de migración, incluyendo los riesgos y vulnerabilidades involucrados en su viaje.

La migración tiene el potencial de crear consecuencias positivas y contribuir al empoderamiento de las mujeres. Puede ofrecer oportunidades para obtener mayores ingresos y propiedad de activos, mejorar la autoestima, y fomentar el poder de decisión y nueva autonomía. Por otro lado, la intersección del género y la migración puede producir resultados negativos, como múltiples formas de discriminación, explotación y estigmatización. La migración también puede ofrecer a mujeres y niñas la oportunidad de escapar de situaciones de violencia basada en género (VBG) en sus países de origen.

La violencia basada en género es un término que cubre cualquier acto dañino que se perpetra contra la voluntad de una persona y que se basa en diferencias socialmente atribuidas a hombres y mujeres (es decir, de género). Puede ser físico, sexual, emocional, verbal, financiero y / o psicológico. Puede ocurrir en público o en privado y las personas de todos los géneros pueden ser víctimas. Afecta desproporcionadamente a las mujeres, las niñas y las personas con identidad de género diversa u orientación sexual diversa (LGBTI) debido a las desigualdades de género subyacentes. En todo el mundo, se estima que una de cada tres mujeres sufrirá abuso físico o sexual en su vida.

La VBG puede ser un factor que impulsa la migración desde los países de origen. Según un informe de Support Kind (2018), la violencia de género perpetrada por miembros de la familia, pandillas y narcotraficantes obliga a muchas mujeres, niñas y personas LGBTI a abandonar El Salvador, Guatemala y Honduras. La violencia de género, en particular la violencia sexual, se utiliza para mantener el control sobre los territorios y las poblaciones, ya que los miembros de las pandillas castigan a las mujeres, las niñas y sus familias por no cumplir con sus demandas. Un promedio de menos del 10 por ciento de los casos de violencia de género en la región resulta en condenas. Como no pueden obtener protección en sus países, muchas mujeres, niñas y personas LGBTI migran en busca de condiciones de vida más seguras.

La migración no causa VBG. Sin embargo, durante su viaje, algunas personas migrantes enfrentan situaciones en las que son más vulnerables a la violencia. Numerosos factores influyen en los riesgos y vulnerabilidades de una persona a lo largo de su viaje de migración. Junto con el género, un factor clave es si la ruta de migración es segura y regular.

Las rutas de migración inseguras o irregulares aumentan los riesgos de violencia basada en género, incluida la trata de personas. Las mujeres migrantes, las niñas y las personas LGBTI son seleccionadas como blanco de manera desproporcionada  por tratantes de personas. Según el Informe sobre la trata de personas de 2019, los tratantes en el Caribe se dirigen a las mujeres migrantes particularmente de Jamaica, Guyana y la República Dominicana. En Costa Rica, las personas LGBTI, particularmente las personas transgénero, son vulnerables a tratantes para explotación sexual. Mujeres y niñas de Nicaragua, República Dominicana y otros países latinoamericanos han sido identificadas en Costa Rica como víctimas de la trata sexual y la servidumbre doméstica.

En su destino y para aquellos que regresan a sus países de origen, otros factores influyen en su vulnerabilidad a la violencia de género, incluyendo la inseguridad financiera, el conocimiento de sus derechos legales y las habilidades de idiomas.

Las normas de género y las relaciones desiguales de poder son las causas fundamentales de la VBG contra las mujeres y las niñas, así como contra los hombres y los niños y las personas de diversas identidades de género. Los perpetradores buscan explotar las desigualdades para ejercer poder, coaccionar y engañar a sus víctimas. Reconocer estas causas es fundamental para desarrollar intervenciones efectivas.

Una de las estrategias presentadas por el Pacto Mundial sobre Migración (PMM) aborda tanto las desigualdades de género como la violencia de género a través de leyes laborales nacionales, políticas de empleo y programas. Este enfoque reconoce la independencia, el liderazgo de las mujeres y busca reducir su vulnerabilidad al aumentar su acceso a los mercados laborales.

Según el PMM, los países deben garantizar que se respeten los derechos humanos de las mujeres, los hombres, las niñas y los niños en todas las etapas de la migración, que se comprendan y satisfagan adecuadamente sus necesidades específicas, y que se los empodere como agentes de cambio.

Estas iniciativas deberían complementarse con medidas para apoyar a las víctimas y garantizar el enjuiciamiento efectivo de los delitos.

Una gobernanza de la migración basada en los derechos humanos y sensible al género es crucial para reducir la violencia basada en género. Hay que asegurar que la vida de todas las personas migrantes estén protegidas y que tengan acceso a la justicia para reducir sus vulnerabilidades y cambiar la cultura de impunidad en la que los perpetradores creen que no enfrentarán castigo.

La violencia basada en género puede causar consecuencias para la salud física y mental a corto, mediano y largo plazo para los sobrevivientes. Es importante comprender cómo el género se interseca con la migración y abordar las causas profundas de la VBG a través de un enfoque sensible al género y basado en los derechos humanos para crear una mayor igualdad y dignidad humana en toda la región.