Según un análisis de la OIM, numerosos venezolanos en Centroamérica y el Caribe están en riesgo de trata, explotación y discriminación

Date Publish: 
07/16/2019

San José – Uno de cada cinco venezolanos que han llegado recientemente a Centroamérica y el Caribe se ha enfrentado al alto riesgo de explotación laboral o a la trata por trabajo forzado, según una encuesta reciente de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), realizada a 4.600 personas en cinco países.

El 20% respondió positivamente a los indicadores de explotación laboral incluidos en la encuesta. Los hombres encuestados mostraron la mayor vulnerabilidad.

Ellos informaron ser víctimas de prácticas explotadoras como trabajar sin recibir una remuneración, ser forzados a trabajar, trabajar para pagar una deuda e incluso ser detenidos contra su voluntad.

Entre julio y diciembre de 2018, la OIM realizó una serie de encuestas, usando su metodología de Matriz de Seguimiento de Desplazados (DTM por su sigla en inglés) en Panamá, Trinidad y Tobago, República Dominicana, Costa Rica y Guyana a fin de aumentar la calidad de la información sobre la población y sus necesidades.

El análisis de la información muestra que hay una asociación entre el riesgo de explotación laboral y aquellos que trabajan en el sector informal: más de la mitad de los encuestados dijo que trabajaban en la economía informal, lo que aumenta el riesgo de convertirse en víctimas de abuso, explotación y trata de personas.

El análisis también muestra un alto riesgo de discriminación basado en la nacionalidad. Aproximadamente, un tercio de los encuestados expresaron haber tenido alguna experiencia de discriminación desde su partida.

“Muchos venezolanos que vienen a América Central y el Caribe se respaldan entre ellos al trabajar en la economía informal, lo que los expone a posible explotación”, dijo Rosilyne Borland, Especialista Regional Principal en Asistencia al Migrante en la Oficina Regional para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe de la OIM.

“Nuestros resultados muestran la presencia de riesgo de trata de personas para la explotación laboral y deja en claro que debemos continuar trabajando a fin de aumentar la capacidad de respuesta de gobiernos, agencias de Naciones Unidas y ONG. La explotación sexual de venezolanos en la región también es un serio problema y debería ser parte de nuestros esfuerzos, pero no debemos olvidar otras formas de explotación”, enfatizó.

Desde mediados de la década de 1990, la OIM y sus socios han brindado protección y asistencia a cerca de 100.000 hombres, mujeres y niños quienes fueron víctimas de trata para explotación sexual o laboral, esclavitud o prácticas similares, servidumbre o comercio de órganos.  

La OIM continuará brindando su apoyo al esfuerzo de los Estados y la sociedad civil a fin de abordar las necesidades más urgentes de los refugiados y migrantes de Venezuela a la región. Las estrategias de la OIM para contrarrestar la trata y explotación de personas incluyen acciones para reducir el riesgo, por ejemplo: regularizar a los migrantes, mejorar tanto sus condiciones de vida como laborales y realizar un apoyo orientado a proteger y asistir a las víctimas.

La recopilación de datos y el análisis de este estudio se llevaron a cabo gracias a la contribución de la Oficina del Departamento de Estado de los Estados Unidos para el Monitoreo y Combate de la Trata de Personas (J / TIP). Otras actividades relacionadas con el plan de respuesta para refugiados y migrantes de Venezuela fueron financiadas por la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) de los Estados Unidos.

Acceda al informe completo aquí.

Para mayor información por favor contactar a Rosilyne Borland en la Oficina Regional para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe de la OIM, Tel:+506 22125300. Email rborland@iom.int, o a Eliza Galos, en la sede de la OIM: egalos@iom.int


La OIM ofrece información en tiempo real sobre las personas desplazadas por el Huracán Dorian en las Bahamas

Date Publish: 
20 / 09 / 2019

Nassau – Casi tres semanas después de que el Huracán Dorian diezmara las islas de Abaco y Gran Bahama, casi 2.000 personas evacuadas desde estas islas siguen alojadas en albergues en Nueva Providencia, a un par de kilómetros al oeste de Nassau. Muchas más se encuentran temporalmente con amigos y con familiares. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está explorando junto al Gobierno de Bahamas la implementación de un sistema a través de la red que podría ser usado para facilitar la gestión de los albergues y la reunificación familiar.

“Tras un desastre como el provocado por el Huracán Dorian, contar con información crucial constituye uno de los componentes fundamentales en los esfuerzos para brindar respuesta y para la recuperación. Pero es lamentable que debido a que cuando la presión aumenta y dificulta la atención de las necesidades humanitarias, con frecuencia ese componente no recibe la atención que merece”, dijo Jan-Willem Wegdam, líder de uno de los equipos de la OIM en las Bahamas. “Para asegurar que la OIM implemente programas que sean relevantes y eficientes, el equipo de respuesta frente a emergencias se ha involucrado en varios diálogos con funcionarios del Gobierno, ONG locales y otros socios humanitarios internacionales a fin de intercambiar ideas y concluir con algunos conceptos relacionados con el proyecto”.

El miércoles 18 de septiembre el equipo de la OIM en Nassau se reunió con representantes del Departamento de Servicios Sociales – la institución a cargo de manejar los albergues gestionados por el Gobierno. Durante la reunión, los funcionarios gubernamentales delinearon sus actuales prácticas para el manejo de la información y compartieron asimismo las necesidades de la institución en tal sentido. Posteriormente la OIM presentó metodologías y productos para apoyar al ministerio con información para el manejo de los evacuados y de otras personas desplazadas y para la atención de sus necesidades.

Uno de esos productos fue el Sistema Integrado de Registro de Albergues (SIRA por su sigla en inglés) – que es un sistema electrónico usado para conectar a los centros colectivos aprobados por el Gobierno, por medio de un sistema único mediante el uso de la red que puede ser utilizado para facilitar el manejo de los albergues. Cuando es implementado, el sistema permite que el departamento genere informes en tiempo real acerca de las condiciones y las necesidades de la población que está viviendo en los centros colectivos.

“Conseguir este tipo de información es importante porque la población en los centros colectivos cambia  constantemente”, dijo David Morales, Funcionario de Investigación y Manejo de la Información de la OIM. “De modo que la información actualizada es muy importante para apoyar la respuesta humanitaria de todos los socios”. Tras la reunión, la OIM compartió una propuesta detallada para una estrategia integral de recopilación de datos que será implementada en los próximos meses en apoyo de los esfuerzos para la recuperación y la rehabilitación.

Teniendo en cuenta la trascendencia del intercambio de información entre los socios humanitarios, funcionarios, encargados de emergencias y quienes sufrieron el impacto del Huracán Dorian, la OIM se reunió el jueves 19 de septiembre con el Ministerio de Servicios Financieros, Comercio, Industria e Inmigración. El diálogo fue una oportunidad propicia para comenzar con lo que posiblemente se convierta en un intercambio continuo entre el Gobierno y la OIM, y también con el resto de los socios de la comunidad humanitaria, acerca de los desafíos y de las opciones viables para abordar las necesidades de las personas afectadas de origen haitiano, tanto las que tienen estatus regular como irregular.

“Los desafíos y las cuestiones vinculadas al estatus migratorio y a la diversidad cultural ya han aparecido como parte del acceso de las personas a todas las formas de asistencia tras el huracán”, dijo Lorenzo Guadagno, a cargo de las actividades de fortalecimiento institucional del MICIC (Migrantes en Países en Crisis) de la OIM, quien señaló que “anticiparse y abordar tales cuestiones es esencial para que la respuesta tenga éxito y para que los migrantes y la comunidad toda puedan recuperarse”.

Para mayor información por favor contactar a Vynliz Dailey en las Bahamas, Email: vdailey@iom.int, Tel +1 (767) 615-6681.