Se requiere de urgente acción para contrarrestar los impactos en la caída de los flujos de remesas

El 16 de junio la OIM se une a sus asociados para celebrar el Día Internacional de las Remesas Familiares (IDFR), en reconocimiento de la importancia que las remesas tienen para los migrantes, sus familias y comunidades. Mientras que el IDFR se ha enfocado tradicionalmente en los flujos financieros, la OIM pone de relieve que estos son meramente los modos más fácilmente identificables por los que los migrantes contribuyen al bienestar y desarrollo en países de origen y de destino.

Los migrantes y la diáspora se consagran al comercio, turismo, inversiones y filantropía, y también generan las ‘remesas sociales’ – el flujo de habilidades, conocimiento, ideas y valores que llevan de vuelta a sus hogares. A diferencia de las financieras, las remesas sociales se aplican a la comunidad en su totalidad para lograr de tal modo un impacto mayor en el desarrollo.

De acuerdo con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), una de cada nueve personas en promedio – unos 800 millones en total- se encuentran del lado de los receptores de flujos de remesas financieras que son usadas principalmente para mejorar el acceso a educación de calidad, la alimentación, los cuidados de la salud, a microemprendimientos y otros objetivos. Combinadas, las remesas financieras y sociales cumplen un rol sumamente importante en el logro de metas familiares individuales, mejorando los medios de subsistencia y, en un sentido más amplio, el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles.

La pandemia de COVID-19 ha provocado una desaceleración de la economía mundial y ha aumentado los niveles de desempleo, en particular en las comunidades de migrantes. Todo esto ha interrumpido los flujos internacionales de remesas. De acuerdo con el Banco Mundial, se cree que en 2020 los flujos internacionales disminuirán en un 20 por ciento. Siendo elresul tado de los cierres de fronteras, de las medidas de bloqueo y distanciamiento físico, y del aumento del desempleo que viene a sumarse a condiciones de vida y laborales de por sí muy difíciles para muchos. Los que reciben las remesas no cuentan necesariamente con alguna forma de protección social y tampoco tienen la capacidad de cubrir las brechas en sus ingresos generadas por estas disminuciones.

“Es crucial que todos unamos fuerzas y apoyemos a los migrantes y sus familias quienes deben soportar la pesada carga que implica la pérdida repentina de sus ingresos, en especial en el extremo inferior de la pirámide, donde están quienes ya no tienen más acceso a alimentos, alojamiento o servicios esenciales para el cuidado de su salud”, dijo el Director General de la OIM, Antonio Vitorino.

“La OIM está lista para trabajar con todos los asociados y actores claves en la restauración de los medios de subsistencia y el aseguramiento de los beneficios del desarrollo a partir de la movilidad humana en todas partes del mundo”.

Los programas y proyectos de la OIM vinculados a esta cuestión son diseñados para lograr una comprensión más delicada de lo que son las remesas y de la importancia que tienen para los migrantes, sus familias y las comunidades, por medio de estudios, además de investigaciones y encuestas de mercados y familias. La OIM brinda también asistencia en el mejoramiento de las políticas y regulaciones sobre remesas con el objetivo de promover intervenciones sociales y financieras mejor direccionadas. Específicamente, la OIM ha mejorado su aplicación MigAPP para teléfonos inteligentes, que se usa mucho para comparar los costos de las remesas. La misma extrae datos de varios sitios web, compara costos y genera una cotización en tiempo real de utilidad para los migrantes que desean transferir dinero.

Para destacar la urgencia de abordar los impactos negativos que la COVID-19 tiene sobre las remesas, la OIM se ha asociado con la comunidad internacional, con el sector privado y con la diáspora para discutir maneras de abordar la interrupción de los flujos de remesas. Dos iniciativas claves en este sentido son por un lado, el Llamamiento a la acción del 22 de mayo, liderado por los Gobiernos de Suiza y del Reino Unido, y el Grupo de Trabajo sobre Remesas del FIDA que se encuentra desarrollando una serie de recomendaciones técnicas.

Para más información por favor dirigirse a la Sede de la OIM:

Safa Msehli, Tel: +41794035526 Correo electrónico: smsehli@iom.int

Deepali Fernandes, Correo electrónico:   dfernandes@iom.int

Date Publish: 
06/16/2020
Tags: 
covid19, remesas, covid, pandemia

Países de la región avanzan en materia de atención y protección de mujeres en contextos migratorios

Date Publish: 
30 / 04 / 2021

*Los avances fueron presentados durante la Webinar de seguimiento al Congreso Regional sobre Mujeres en Contextos Migratorios: “Género, Derechos Humanos y Empoderamiento”

30 de abril 2021 – Países miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), se dieron cita mediante la webinar de seguimiento al Congreso Regional sobre Mujeres en Contextos Migratorios: “Género, Derechos Humanos y Empoderamiento”
bajo el liderazgo de la Presidencia Pro tempore de Mexico, con el objetivo de generar un diálogo para encontrar sinergias e identificar los retos vinculados al seguimiento de los Lineamientos para la Atención y Protección de Mujeres en Contexto de Migración en el contexto actual.

Martín Borrego Llorente, Director General para América Latina y El Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, dio inicio al encuentro manifestando la necesidad de estos espacios para “seguir consolidando esfuerzos contundentes y decisivos desde la acción gubernamental, en coordinación con los principales aliados para coadyuvar en la transformación de la realidad de mujeres migrantes y que desde la intersectorialidad, se materialicen estrategias sostenibles en la atención y protección de mujeres en movilidad humana”.

Para Nadine Gasman Zylbermann, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres de México, este espacio también parte desde el reconocimiento del valor y la dignidad del trabajo de las mujeres migrantes en todos los sectores, “queremos propiciar el diálogo para reconocer los aportes de las trabajadoras migrantes, sus actitudes y su educación, a fin de promover su empoderamiento y facilitar empleo productivo, trabajo decente e integración a la fuerza de trabajo en particular en las esferas de la educación la ciencia y la tecnología”.  

“Las mujeres, incluyendo las mujeres migrantes, deben ser consideradas como participantes claves en los procesos de recuperación económica después de la pandemia del COVID-19. Los proyectos migratorios de mujeres migrantes se vieron afectados por el contexto de la pandemia,

por lo que se requiere una atención particular para responder a estas necesidades y atender a las mujeres migrantes y retornadas en países de tránsito y destino”, expresó Michelle Klein-Solomon, Directora Regional de OIM para Centroamérica, Norteamérica y El Caribe.

Asimismo reiteró el acompañamiento de la OIM a las acciones de seguimiento realizadas por los países miembros de la CRM para la implementación de los Lineamientos para Atender y Proteger a las Mujeres en contexto de Migración, mediante el Proyecto Regional “Fomento de inclusión social de las mujeres migrantes en las políticas públicas en Centroamérica y República Dominicana: Prevención de violencia basada en género”, financiado por el Gran Ducado de Luxemburgo e implementado por la OIM.

Los Lineamientos para la Atención y Protección de Mujeres en Contexto de Migración, fueron elaborados y aprobados en el año 2017 y tienen como objetivo general brindar líneas de acción para atender, desde una perspectiva integral y con un enfoque de derechos humanos, a las mujeres migrantes durante todo el proceso migratorio a través de medidas efectivas que permitan superar la brecha de género en la migración.

 En diciembre de 2019 se realizó el segundo congreso sobre mujeres en contextos migratorios, un espacio liderado por la Presidencia Pro tempore de la CRM, delegados de los países miembros, organizaciones de sociedad civil y otras entidades, para identificar los principales retos y oportunidades que enfrenta la región en dicha materia, así como también compartir sobre los avances en la implementación de los lineamientos.

Según Paola Zepeda, coordinadora de proyectos regionales de OIM, algunos de los resultados derivados del II Congreso, estaban relacionados al tema de fortalecimiento de la capacidad operativa de las entidades gubernamentales y demás actores claves, la generación de sinergias sociales que permitan a las mujeres tomar decisiones de forma autónoma; lanzar campañas de prevención contra el racismo y la xenofobia, enfatizando los procesos de participación de las mujeres y la creación de espacios de atención psicosocial y redes de mujeres.                                        

En cuanto a las acciones reportadas por la mayoría de países de origen tránsito destino y retorno, coinciden en el posicionamiento del tema de género y derechos de las mujeres en las agendas nacionales, promover la cooperación entre actores claves, tales como organismos internacionales, sociedad civil, entre otros; y  el fortalecimiento de capacidades al personal de las instituciones que intervienen en la atención a población migrante en temas de perspectiva de género, derechos humanos, discriminación o situaciones de vulnerabilidad, para una debida atención integral de las mujeres migrantes.

Raquel Vargas, Directora General de Migración de Costa Rica, señaló la importancia de estos espacios para la articulación de mecanismos que brinden respuestas efectivas de manera que la migración de las mujeres sea segura, ordenada, integral y saludable, ante los desafíos de la covid19.

“Tenemos que incluir dentro de la discusión cómo vamos a proteger a las mujeres migrantes del COVID-19 y a la vez brindar herramientas para que se desarrollen en el ambiente económico cultural y social al que se van a enfrentar”, expresó Vargas.         

Por su parte Joe Geisbusch, Encargado de negocios a.i. Gran Ducado de Luxemburgo, reiteró el compromiso por la creación de espacios de diálogo, en pro de la igualdad de género, “seguiremos apoyando las iniciativas que contribuyen al fortalecimiento de capacidades para promover la integración de las mujeres migrantes en las políticas públicas orientadas hacia la inclusión social y la prevención de la violencia basada en el género en Centroamérica y República Dominicana”, afirmó.

El III Congreso está planificado a realizarse en el mes de septiembre de este año, para darle continuidad a los ejes temáticos mencionados, haciendo énfasis en la protección de las mujeres ante el COVID-19, el desplazamiento forzado por violencia, las agresiones sexuales que sufren las mujeres durante la ruta migratoria, pero sobre todo brindando un rol protagónico a las voces de las mujeres migrantes.