Retorno voluntario Asistido para costarricenses varados

Date Publish: 
06/19/2020

Belice - La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) asistió ayer (14/06) a tres nacionales de Costa Rica, en su retorno voluntario a San José a través del Programa de Retorno Voluntario Asistido (RVA). Los migrantes varados habían estado esperando en Belice por más de tres meses, a causa del cierre de las fronteras y del aeropuerto por la pandemia de la COVID-19.

La Embajada de la República de Costa Rica en Belice, solicitó asistencia a la OIM en la gestión de este retorno, que se realizó por vía terrestre desde la Ciudad de Belice, hasta Chetumal. Y de ahí, por vía aérea hasta Ciudad de México. El objetivo, era trasladar a los tres migrantes (dos personas adultas y un menor acompañado) hasta la capital mexicana para que pudieran abordaran un vuelo humanitario organizado por la Cámara de Comercio Americana de Costa Rica (AmCham).

El personal de la OIM trabajó en coordinación con la Embajada de Costa Rica y las autoridades beliceñas, para coordinar las operaciones de retorno. Las entrevistas se llevaron a cabo de manera remota y las operaciones siguieron los protocolos de seguridad establecidos por el Gobierno de Belice. La OIM proporcionó a los migrantes alimentos, productos de higiene y protección para la COVID-19 (mascarillas y alcohol en gel), hospedaje y asistencia médica.

Hasta la fecha, la oficina en Belice ha recibido varias solicitudes de retorno de migrantes varados provenientes de Honduras, El Salvador y Gana. Como respuesta a esto, la OIM en coordinación con las Misiones Diplomáticas de los países antes mencionados, está trabajando en un plan de repatriación para poder ofrecer la asistencia bajo el Programa de RVA. Las personas más vulnerables, han recibido asistencia humanitaria para cubrir sus necesidades básicas en.

Un migrante salvadoreña resalta lo siguiente: “Quiero agradecer a la OIM el apoyo recibido desde que se dieron cuenta de mi caso en todo lo relacionado a mi estado dentro de este bonito país, además de su ayuda para mi retorno a mi país El Salvador y agradecido con Dios por todo el apoyo recibido por Ustedes y por los alimentos que me hicieron llegar para hacer más grata mi estadía acá. Muy linda labor la cual realizan día a día para las personas como yo”.

La asistencia para el regreso de migrantes varados forma parte del Programa de Retorno Voluntario Asistido, un proyecto humanitario de la OIM que tiene como objetivo brindar un retorno digno y seguro a los migrantes que deseen regresar voluntariamente a sus países de origen, pero no cuentan con los medios para hacerlo. El programa está financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Para obtener más información contacte a Malina Gaianu: mgaianu@iom.int

Tags: 
covid19, retorno voluntario asistido, retorno

Día Mundial contra la Trata de Personas 2020

Date Publish: 
30 / 07 / 2020

António Vitorino

Director General de la Organización Internacional para las Migraciones

 

Día Mundial contra la Trata de Personas

 30 de julio de 2020

 

Este año conmemoramos el vigésimo aniversario de la adopción de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su histórico Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños.

Al mismo tiempo, nos encontramos a mitad de un año muy difícil, dado que los retos planteados por la actual pandemia tienen graves repercusiones para los migrantes, y aumentan la vulnerabilidad de un conjunto más amplio de poblaciones a la trata y a la explotación.

La OIM estaba implementando intervenciones contra la trata de personas en observancia de los principios de derechos humanos, mucho antes de que el Protocolo nos proporcionara los parametros claros y definidos que hoy conocemos.

Asimismo, nuestras intervenciones han evolucionado con el tiempo a medida que nuevas formas de trata han emergido.

Hemos aprendido, al igual que los gobiernos, que es imperativo colaborar con el sector privado, organizaciones sindicales, auditores de las cadenas de suministro y agencias de reclutamiento para establecer prácticas que reduzcan los riesgos de trata y explotación.

A medida que nos embarcamos en una nueva década, el mundo es confrontado quizás con su más grande desafío en la lucha contra la trata- el de una pandemia, que además ha traído severas restricciones a la movilidad, afectado medios de subsistencia, y limitado el acceso a personas vulnerables.

COVID-19 ha traído consigo un impacto devastador a la seguridad del hogar y la salud  de billones de personas en todo el mundo, lo que inevitablemente incrementa la vulnerabilidad y el riesgo de explotación, así sea buscadores de empleo aceptando viajes peligrosos, familias dependiendo de trabajo infantil para sobrevivir, o del casamiento de sus hijas menores en un intento desesperado de aliviar la presión económica.

Ahora, como siempre hemos hecho, la comunidad anti-trata debe evolucionar y adaptarse a esta nueva crisis, encontrando formas innovativas de identificar tendencias, de examinar vulnerbailidades, para apoyar a los Estados y a la vez promover los derechos humanos y la prevención del abuso, y para buscar opciones seguras y viables para quienes permanezcan en movimiento. Avancemos en esta dirección juntos, ya que unidos somos más fuertes!

Leer en inglés I Leer en francés