OIM y socios ofrecen alojamiento digno en ‘hotel filtro’ para migrantes que necesitan pasar la cuarentena en el norte de México

Ciudad Juárez (México). - Más de cincuenta personas migrantes hasta ahora han aprovechado la existencia de un “hotel filtro” en Ciudad Juárez, norte de México, para permanecer en él hasta dos semanas bajo supervisión médica antes de acceder a alguno de los 17 albergues que hay en la urbe pero que han cerrado sus puertas a nuevos ingresos.

En esta ciudad mexicana ubicada en la frontera con Estados Unidos, los albergues aplican desde hace semanas una política de puertas cerradas para prevenir contagios de COVID-19. Por esta razón los migrantes recién llegados a la ciudad o quienes no pudieron seguir pagando una habitación no tienen un techo bajo el cual pasar la cuarentena ordenada por las autoridades.

La puesta en marcha del “hotel filtro” responde a esta situación. Esta iniciativa cuenta con el respaldo de cerca de cuarenta organizaciones de la sociedad civil, académicas y empresariales, así como del gobierno (local, estatal y municipal), de la Organización Mundial por la Paz (OMPP) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la cual alquila las instalaciones.

“Es una bendición para mí que no me hayan dejado abandonada, que no me dieran la espalda”, explicó una mujer centroamericana de 32 años, que llegó hace unos días con un embarazo avanzado al lugar acompañada de sus tres hijos, de entre 9 y 3 años.

El hotel está ubicado en las instalaciones del Hotel Flamingo y cuenta con una capacidad máxima de 108 personas. Se abrió el 9 de mayo con el objetivo de apoyar con una estancia transitoria a personas migrantes que hayan llegado a la ciudad o perdido sus ingresos como consecuencia de la contingencia de COVID19, y no tengan un espacio en el que evitar contagios.

Rosa Mani, representante de la OMPP y coordinadora del “hotel filtro”, señala que cada beneficiario que llega recibe un trato digno. Además, cada persona pasa por un proceso de sanitización, por un área de registro con personal médico, y puede permanecer en las instalaciones del hotel hasta por dos semanas de manera gratuita recibiendo apoyo psicosocial, clases de lengua y talleres de lectura, entre otras actividades.

El espacio está subdividido en zonas para hombres, mujeres y familias; un área de atención para personas con necesidades especiales (mujeres embarazadas, personas que no hablan español, adultos mayores o quienes tengan necesidad de atención médica especializada), y una zona de aislamiento para personas que puedan presentar síntomas de COVID-19.

Una familia de Michoacán, oeste de México, explica que está agradecida por haber encontrado un espacio en Ciudad Juárez para permanecer en un cuarto limpio y todos juntos mientras deciden qué harán en los próximos días.

Salieron aprisa de su comunidad de origen con lo justo, “los papeles y la ropa”, tras recibir amenazas, y quieren reunirse con una pariente que vive en Estados Unidos. Estando en el ‘hotel filtro’ los niños reciben clases de una maestra que los visita regularmente.

Ciudad Juárez es una urbe que en el último año se ha convertido en uno de los principales puntos de migración hacia Estados Unidos, sobre todo desde la entrada en vigor del programa “Quédate en México” (o Migration Protection Protocols, MPP), con presencia de migrantes de Honduras, Guatemala, El Salvador, Brasil, Cuba, Ecuador y Perú, entre otras nacionalidades.

Por Ciudad Juárez se estima transitaron entre enero y mayo de 2020 al menos 11.000 personas migrantes, 8.000 de las cuales fueron deportadas desde Estados Unidos en esos meses. Entre ellas cerca de un millar son mexicanos desplazados por la violencia, y poco más de 2.000 retornadas bajo el programa MPP.

Entre esas personas migrantes, la OIM estimada que algo más de 1.200 se encuentran en albergues, y entre 4.000 y 6.000 personas, dispersas en la ciudad, en alojamientos por cuenta propia o en situación de calle.

MIRA EL VIDEO

Para más información favor de contactar a Alberto Cabezas en OIM México, Email: acabezas@iom.int, Tel.: +52 55 4525 8361, o a Rosa Mani email: rosa.mani@wofp-ompp.org; Tel.: +52 656 430 4784.

Date Publish: 
06/05/2020
Tags: 
mexico, covid19, pandemia

Países de la región avanzan en materia de atención y protección de mujeres en contextos migratorios

Date Publish: 
30 / 04 / 2021

*Los avances fueron presentados durante la Webinar de seguimiento al Congreso Regional sobre Mujeres en Contextos Migratorios: “Género, Derechos Humanos y Empoderamiento”

30 de abril 2021 – Países miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), se dieron cita mediante la webinar de seguimiento al Congreso Regional sobre Mujeres en Contextos Migratorios: “Género, Derechos Humanos y Empoderamiento”
bajo el liderazgo de la Presidencia Pro tempore de Mexico, con el objetivo de generar un diálogo para encontrar sinergias e identificar los retos vinculados al seguimiento de los Lineamientos para la Atención y Protección de Mujeres en Contexto de Migración en el contexto actual.

Martín Borrego Llorente, Director General para América Latina y El Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, dio inicio al encuentro manifestando la necesidad de estos espacios para “seguir consolidando esfuerzos contundentes y decisivos desde la acción gubernamental, en coordinación con los principales aliados para coadyuvar en la transformación de la realidad de mujeres migrantes y que desde la intersectorialidad, se materialicen estrategias sostenibles en la atención y protección de mujeres en movilidad humana”.

Para Nadine Gasman Zylbermann, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres de México, este espacio también parte desde el reconocimiento del valor y la dignidad del trabajo de las mujeres migrantes en todos los sectores, “queremos propiciar el diálogo para reconocer los aportes de las trabajadoras migrantes, sus actitudes y su educación, a fin de promover su empoderamiento y facilitar empleo productivo, trabajo decente e integración a la fuerza de trabajo en particular en las esferas de la educación la ciencia y la tecnología”.  

“Las mujeres, incluyendo las mujeres migrantes, deben ser consideradas como participantes claves en los procesos de recuperación económica después de la pandemia del COVID-19. Los proyectos migratorios de mujeres migrantes se vieron afectados por el contexto de la pandemia,

por lo que se requiere una atención particular para responder a estas necesidades y atender a las mujeres migrantes y retornadas en países de tránsito y destino”, expresó Michelle Klein-Solomon, Directora Regional de OIM para Centroamérica, Norteamérica y El Caribe.

Asimismo reiteró el acompañamiento de la OIM a las acciones de seguimiento realizadas por los países miembros de la CRM para la implementación de los Lineamientos para Atender y Proteger a las Mujeres en contexto de Migración, mediante el Proyecto Regional “Fomento de inclusión social de las mujeres migrantes en las políticas públicas en Centroamérica y República Dominicana: Prevención de violencia basada en género”, financiado por el Gran Ducado de Luxemburgo e implementado por la OIM.

Los Lineamientos para la Atención y Protección de Mujeres en Contexto de Migración, fueron elaborados y aprobados en el año 2017 y tienen como objetivo general brindar líneas de acción para atender, desde una perspectiva integral y con un enfoque de derechos humanos, a las mujeres migrantes durante todo el proceso migratorio a través de medidas efectivas que permitan superar la brecha de género en la migración.

 En diciembre de 2019 se realizó el segundo congreso sobre mujeres en contextos migratorios, un espacio liderado por la Presidencia Pro tempore de la CRM, delegados de los países miembros, organizaciones de sociedad civil y otras entidades, para identificar los principales retos y oportunidades que enfrenta la región en dicha materia, así como también compartir sobre los avances en la implementación de los lineamientos.

Según Paola Zepeda, coordinadora de proyectos regionales de OIM, algunos de los resultados derivados del II Congreso, estaban relacionados al tema de fortalecimiento de la capacidad operativa de las entidades gubernamentales y demás actores claves, la generación de sinergias sociales que permitan a las mujeres tomar decisiones de forma autónoma; lanzar campañas de prevención contra el racismo y la xenofobia, enfatizando los procesos de participación de las mujeres y la creación de espacios de atención psicosocial y redes de mujeres.                                        

En cuanto a las acciones reportadas por la mayoría de países de origen tránsito destino y retorno, coinciden en el posicionamiento del tema de género y derechos de las mujeres en las agendas nacionales, promover la cooperación entre actores claves, tales como organismos internacionales, sociedad civil, entre otros; y  el fortalecimiento de capacidades al personal de las instituciones que intervienen en la atención a población migrante en temas de perspectiva de género, derechos humanos, discriminación o situaciones de vulnerabilidad, para una debida atención integral de las mujeres migrantes.

Raquel Vargas, Directora General de Migración de Costa Rica, señaló la importancia de estos espacios para la articulación de mecanismos que brinden respuestas efectivas de manera que la migración de las mujeres sea segura, ordenada, integral y saludable, ante los desafíos de la covid19.

“Tenemos que incluir dentro de la discusión cómo vamos a proteger a las mujeres migrantes del COVID-19 y a la vez brindar herramientas para que se desarrollen en el ambiente económico cultural y social al que se van a enfrentar”, expresó Vargas.         

Por su parte Joe Geisbusch, Encargado de negocios a.i. Gran Ducado de Luxemburgo, reiteró el compromiso por la creación de espacios de diálogo, en pro de la igualdad de género, “seguiremos apoyando las iniciativas que contribuyen al fortalecimiento de capacidades para promover la integración de las mujeres migrantes en las políticas públicas orientadas hacia la inclusión social y la prevención de la violencia basada en el género en Centroamérica y República Dominicana”, afirmó.

El III Congreso está planificado a realizarse en el mes de septiembre de este año, para darle continuidad a los ejes temáticos mencionados, haciendo énfasis en la protección de las mujeres ante el COVID-19, el desplazamiento forzado por violencia, las agresiones sexuales que sufren las mujeres durante la ruta migratoria, pero sobre todo brindando un rol protagónico a las voces de las mujeres migrantes.