OIM y ACNUR anuncian la suspensión temporal de los viajes para el reasentamiento de las personas refugiadas

Date Publish: 
03/17/2020

Ginebra - Mientras los países reducen de manera drástica el ingreso a sus territorios debido a la crisis mundial del COVID-19 y se introducen restricciones a los viajes aéreos internacionales, los arreglos de viaje para el reasentamiento de las personas refugiadas se están viendo gravemente afectados. Algunos Estados incluso han suspendido las llegadas de reasentamiento a raíz de su situación de salud pública, lo que incide en su capacidad de recibir a las personas refugiadas recién reasentadas.

Las familias refugiadas se ven directamente afectadas por estas medidas, que cambian rápidamente durante sus viajes, y algunas sufren largos retrasos, mientras otras se quedan varadas o sus miembros son separados.

Además, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y OIM, la Organización Internacional para las Migraciones, temen que los viajes internacionales puedan aumentar la exposición de las personas refugiadas al virus.

Como resultado, OIM y ACNUR están tomando medidas para suspender los viajes para el reasentamiento de las personas refugiadas. Esta es una medida temporal, que se aplicará solamente hasta que sea necesario.

Mientras el reasentamiento sigue siendo una medida que puede salvar la vida de muchas personas refugiadas, ACNUR y OIM hacen un llamado a los Estados y trabajan estrechamente con ellos para garantizar que los traslados puedan continuar para los casos urgentes más graves, cuando sea posible.

La suspensión entrará en vigor en los próximos días, mientras las dos agencias tratarán de completar los traslados de aquellas personas refugiadas que ya hayan cumplido con todas las formalidades de viaje para llegar a sus destinos.

El reasentamiento constituye un recurso de vital importancia para los refugiados particularmente vulnerables, y OIM y ACNUR continuarán su trabajo en los países que acogen a los refugiados, en colaboración con todos los socios pertinentes para garantizar que la tramitación de los casos de reasentamiento continúe. También nos mantendremos en estrecho contacto con las mismas personas refugiadas y con todas las agencias que trabajan para apoyar el uso del reasentamiento como una medida de protección fundamental.

Ambas agencias esperan poder retomar plenamente los viajes de reasentamiento, tan pronto como la prudencia y la logística lo permitan.

Contactos para los medios:

Para ACNUR:

In Geneva, Shabia Mantoo, mantoo@unhcr.org, +41793377650

Para OIM:

In Geneva, Paul Dillon, pdillon@iom.int, +41796369874

 

 

Tags: 
covid, covid19, coronavirus, salud, reasentamiento

Día Mundial contra la Trata de Personas 2020

Date Publish: 
30 / 07 / 2020

António Vitorino

Director General de la Organización Internacional para las Migraciones

 

Día Mundial contra la Trata de Personas

 30 de julio de 2020

 

Este año conmemoramos el vigésimo aniversario de la adopción de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su histórico Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños.

Al mismo tiempo, nos encontramos a mitad de un año muy difícil, dado que los retos planteados por la actual pandemia tienen graves repercusiones para los migrantes, y aumentan la vulnerabilidad de un conjunto más amplio de poblaciones a la trata y a la explotación.

La OIM estaba implementando intervenciones contra la trata de personas en observancia de los principios de derechos humanos, mucho antes de que el Protocolo nos proporcionara los parametros claros y definidos que hoy conocemos.

Asimismo, nuestras intervenciones han evolucionado con el tiempo a medida que nuevas formas de trata han emergido.

Hemos aprendido, al igual que los gobiernos, que es imperativo colaborar con el sector privado, organizaciones sindicales, auditores de las cadenas de suministro y agencias de reclutamiento para establecer prácticas que reduzcan los riesgos de trata y explotación.

A medida que nos embarcamos en una nueva década, el mundo es confrontado quizás con su más grande desafío en la lucha contra la trata- el de una pandemia, que además ha traído severas restricciones a la movilidad, afectado medios de subsistencia, y limitado el acceso a personas vulnerables.

COVID-19 ha traído consigo un impacto devastador a la seguridad del hogar y la salud  de billones de personas en todo el mundo, lo que inevitablemente incrementa la vulnerabilidad y el riesgo de explotación, así sea buscadores de empleo aceptando viajes peligrosos, familias dependiendo de trabajo infantil para sobrevivir, o del casamiento de sus hijas menores en un intento desesperado de aliviar la presión económica.

Ahora, como siempre hemos hecho, la comunidad anti-trata debe evolucionar y adaptarse a esta nueva crisis, encontrando formas innovativas de identificar tendencias, de examinar vulnerbailidades, para apoyar a los Estados y a la vez promover los derechos humanos y la prevención del abuso, y para buscar opciones seguras y viables para quienes permanezcan en movimiento. Avancemos en esta dirección juntos, ya que unidos somos más fuertes!

Leer en inglés I Leer en francés