OIM: “Los flujos de remesas pueden ser el sustento económico y social de las familias de los migrantes”

Date Publish: 
06/16/2018

Ginebra – Este sábado (16/06) se celebrará el Día Internacional de las Remesas Familiares. Para conmemorar tal ocasión la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración desea destacar el potencial de desarrollo de los vínculos sociales y financieros que unen a los migrantes con los seres queridos que han quedado en sus países de origen.

Una remesa financiera es una transferencia privada de fondos por parte de un extranjero a un individuo en su país de origen. Las remesas financieras han sido reconocidas en su rol crucial de reducir la pobreza y mejorar la vida tanto de los migrantes como de sus familias. En términos numéricos, hay muchos más migrantes internacionales en el mundo hoy que en cualquier otro período histórico, y la mayor parte de ellos son trabajadores migrantes.

Estimaciones del Banco Mundial indican que en el año 2017, 466.000 millones de dólares estadounidenses han sido transferidos en remesas financieras a países que tienen ingresos medios y bajos, y esta tendencia continúa aumentando. El Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (IFAD por su sigla en inglés) estima que una de cada siete personas es apoyada de forma directa por las remesas. Por ello es que el Día Internacional de las Remesas Familiares es celebrado año tras año.

William Lacy Swing, Director General de la OIM ha reconocido que los flujos de remesas son “el sustento de muchas vidas” en las familias de los migrantes, destacando su eficacia en cuanto a reducir la pobreza, proveer mejores cuidados de salud y acceso a alimentos, para aumentar las oportunidades de que los niños accedan a educación, para mejorar las viviendas y condiciones sanitarias, promover el emprendimiento y la inclusión financiera, y reducir la inequidad. Si bien el Día Internacional de las Remesas Familiares se ha enfocado tradicionalmente en los flujos financieros, los migrantes también generan “remesas sociales” – que es el flujo de las cualificaciones, conocimientos, ideas, y valores que transmiten a quienes quedaron en los países de origen. A diferencia de las remesas financieras, las sociales se extienden a toda la comunidad y tienen un mayor impacto en el desarrollo.

Consideradas en conjunto, las remesas financieras y sociales cumplen un rol esencial para el logro de los objetivos familiares de las personas, y yendo más lejos, para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sin embargo, hay mucho por hacer aún antes de que el potencial de desarrollo de las remesas se extraiga en su totalidad. Los migrantes, los gobiernos y el sector privado son actores esenciales en tal proceso.

“Los Gobiernos pueden aprovechar las cualificaciones y las habilidades y creatividad de sus diásporas, e incentivarlos a que inviertan de vuelta en sus países de origen por medio de políticas coordinadas,” dijo Marina Manke, a cargo de la División de Movilidad Laboral y Desarrollo Humano de la OIM. “Los esfuerzos deben dirigirse hacia el mejoramiento de los conocimientos financieros de la población del país de origen y de los migrantes, de manera tal que ambos puedan tomar decisiones informadas acerca de cómo enviar el dinero a sus lugares de origen y cómo invertir tales remesas. Finalmente, hay una necesidad de reconocer cabalmente y apreciar a los migrantes como agentes de cambio – tanto en lo atinente a su capital financiero como en lo relativo a su capital social,” agregó ella.

En años recientes, la OIM ha estado aumentando el apoyo a los gobiernos y a los migrantes para asistirlos en cuanto a recoger los beneficios que la migración genera en materia de desarrollo. Más de 150 mapeos de diásporas se han realizado, arrojando luz sobre las características de las comunidades de la diáspora, su ubicación y el potencial para involucrarse con sus comunidades de origen. Actualmente la OIM está involucrada en varios proyectos relativos a remesas en varios lugares del mundo, especialmente por medio de una iniciativa destinada a reducir los costos de las remesas en Burundi y el desarrollo de una MigApp, la cual es una aplicación móvil que permite que los migrantes puedan comparar las opciones de transferencia de dinero que sean más efectivas en cuanto a costos ofrecidas por los proveedores de servicios.

Para mayor información por favor contactar a Vanessa Okoth-Obbo en la Sede de la OIM, Tel: +41 22 717 9366, Email: vokoth@iom.int


Según un análisis de la OIM, numerosos venezolanos en Centroamérica y el Caribe están en riesgo de trata, explotación y discriminación

Date Publish: 
16 / 07 / 2019

San José – Uno de cada cinco venezolanos que han llegado recientemente a Centroamérica y el Caribe se ha enfrentado al alto riesgo de explotación laboral o a la trata por trabajo forzado, según una encuesta reciente de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), realizada a 4.600 personas en cinco países.

El 20% respondió positivamente a los indicadores de explotación laboral incluidos en la encuesta. Los hombres encuestados mostraron la mayor vulnerabilidad.

Ellos informaron ser víctimas de prácticas explotadoras como trabajar sin recibir una remuneración, ser forzados a trabajar, trabajar para pagar una deuda e incluso ser detenidos contra su voluntad.

Entre julio y diciembre de 2018, la OIM realizó una serie de encuestas, usando su metodología de Matriz de Seguimiento de Desplazados (DTM por su sigla en inglés) en Panamá, Trinidad y Tobago, República Dominicana, Costa Rica y Guyana a fin de aumentar la calidad de la información sobre la población y sus necesidades.

El análisis de la información muestra que hay una asociación entre el riesgo de explotación laboral y aquellos que trabajan en el sector informal: más de la mitad de los encuestados dijo que trabajaban en la economía informal, lo que aumenta el riesgo de convertirse en víctimas de abuso, explotación y trata de personas.

El análisis también muestra un alto riesgo de discriminación basado en la nacionalidad. Aproximadamente, un tercio de los encuestados expresaron haber tenido alguna experiencia de discriminación desde su partida.

“Muchos venezolanos que vienen a América Central y el Caribe se respaldan entre ellos al trabajar en la economía informal, lo que los expone a posible explotación”, dijo Rosilyne Borland, Especialista Regional Principal en Asistencia al Migrante en la Oficina Regional para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe de la OIM.

“Nuestros resultados muestran la presencia de riesgo de trata de personas para la explotación laboral y deja en claro que debemos continuar trabajando a fin de aumentar la capacidad de respuesta de gobiernos, agencias de Naciones Unidas y ONG. La explotación sexual de venezolanos en la región también es un serio problema y debería ser parte de nuestros esfuerzos, pero no debemos olvidar otras formas de explotación”, enfatizó.

Desde mediados de la década de 1990, la OIM y sus socios han brindado protección y asistencia a cerca de 100.000 hombres, mujeres y niños quienes fueron víctimas de trata para explotación sexual o laboral, esclavitud o prácticas similares, servidumbre o comercio de órganos.  

La OIM continuará brindando su apoyo al esfuerzo de los Estados y la sociedad civil a fin de abordar las necesidades más urgentes de los refugiados y migrantes de Venezuela a la región. Las estrategias de la OIM para contrarrestar la trata y explotación de personas incluyen acciones para reducir el riesgo, por ejemplo: regularizar a los migrantes, mejorar tanto sus condiciones de vida como laborales y realizar un apoyo orientado a proteger y asistir a las víctimas.

La recopilación de datos y el análisis de este estudio se llevaron a cabo gracias a la contribución de la Oficina del Departamento de Estado de los Estados Unidos para el Monitoreo y Combate de la Trata de Personas (J / TIP). Otras actividades relacionadas con el plan de respuesta para refugiados y migrantes de Venezuela fueron financiadas por la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) de los Estados Unidos.

Acceda al informe completo aquí.

Para mayor información por favor contactar a Rosilyne Borland en la Oficina Regional para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe de la OIM, Tel:+506 22125300. Email rborland@iom.int, o a Eliza Galos, en la sede de la OIM: egalos@iom.int