OIM inicia asistencia humanitaria en Honduras para combatir el COVID-19

Date Publish: 
03/30/2020

Tegucigalpa - Con el fin de fortalecer las capacidades del gobierno para dar respuesta a las personas migrantes, en apego a los protocolos gubernamentales establecidos ante la epidemia de COVID-19, así como para garantizar sus derechos y dignidad, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) inició la entrega de productos de higiene y alimentación a migrantes retornados y apoyo a las instituciones públicas y al personal que les atiende en Honduras. 

Como parte de este fortalecimiento, la OIM donó a la Comisión Permanente de Contingencias de Honduras (COPECO), entidad que lidera la respuesta a la emergencia, mantas, sillas, ropa de cama, toallas y ventiladores, entre otros productos, que servirán para equipar los centros habilitados para que las y los migrantes retornados puedan pasar en condiciones dignas los 14 días de aislamiento que estableció el Gobierno con el fin de evitar la propagación del virus, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

La OIM ha puesto a disposición del gobierno su apoyo para brindar asistencia a las instituciones de gobierno encargadas de la protección a las personas migrantes. Por este motivo, proveerá insumos y asistencia técnica, que servirán para reforzar las capacidades de los centros habilitados para personas migrantes que abonan a la prevención del contagio y proteger la salud de las personas migrantes.

Además, se entregará apoyo alimentario a personas migrantes retornadas. Esta primera donación ha sido posible gracias al financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

La OIM desea hacer un firme llamado a todos los sectores para prevenir y eliminar las expresiones y conductas discriminatorias contra todas las poblaciones migrantes. La discriminación viola los derechos humanos de las personas y limita el acceso de las personas a los servicios públicos, incluidos los de salud, acceso que es esencial para garantizar la efectividad de las estrategias de prevención y combate de enfermedades y pandemias.

El respeto y la solidaridad contribuirán en gran medida a garantizar los derechos y dignidad de todas las personas. Es esencial evitar la estigmatización de toda persona, incluidas las personas migrantes.

 

Para obtener más información por favor contacte a icruceta@iom.int

Tags: 
covid, covid19, coronavirus, honduras, respuesta, salud

Día Mundial contra la Trata de Personas 2020

Date Publish: 
30 / 07 / 2020

António Vitorino

Director General de la Organización Internacional para las Migraciones

 

Día Mundial contra la Trata de Personas

 30 de julio de 2020

 

Este año conmemoramos el vigésimo aniversario de la adopción de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su histórico Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños.

Al mismo tiempo, nos encontramos a mitad de un año muy difícil, dado que los retos planteados por la actual pandemia tienen graves repercusiones para los migrantes, y aumentan la vulnerabilidad de un conjunto más amplio de poblaciones a la trata y a la explotación.

La OIM estaba implementando intervenciones contra la trata de personas en observancia de los principios de derechos humanos, mucho antes de que el Protocolo nos proporcionara los parametros claros y definidos que hoy conocemos.

Asimismo, nuestras intervenciones han evolucionado con el tiempo a medida que nuevas formas de trata han emergido.

Hemos aprendido, al igual que los gobiernos, que es imperativo colaborar con el sector privado, organizaciones sindicales, auditores de las cadenas de suministro y agencias de reclutamiento para establecer prácticas que reduzcan los riesgos de trata y explotación.

A medida que nos embarcamos en una nueva década, el mundo es confrontado quizás con su más grande desafío en la lucha contra la trata- el de una pandemia, que además ha traído severas restricciones a la movilidad, afectado medios de subsistencia, y limitado el acceso a personas vulnerables.

COVID-19 ha traído consigo un impacto devastador a la seguridad del hogar y la salud  de billones de personas en todo el mundo, lo que inevitablemente incrementa la vulnerabilidad y el riesgo de explotación, así sea buscadores de empleo aceptando viajes peligrosos, familias dependiendo de trabajo infantil para sobrevivir, o del casamiento de sus hijas menores en un intento desesperado de aliviar la presión económica.

Ahora, como siempre hemos hecho, la comunidad anti-trata debe evolucionar y adaptarse a esta nueva crisis, encontrando formas innovativas de identificar tendencias, de examinar vulnerbailidades, para apoyar a los Estados y a la vez promover los derechos humanos y la prevención del abuso, y para buscar opciones seguras y viables para quienes permanezcan en movimiento. Avancemos en esta dirección juntos, ya que unidos somos más fuertes!

Leer en inglés I Leer en francés