Mujeres migrantes comparten sueños y rebeldía para celebrar el Día Internacional del Migrante

Date Publish: 
12/18/2020

 

Ciudad de México – Cinco mujeres migrantes, tres latinoamericanas, una de Estados Unidos, y una europea, compartieron hoy sus historias personales y los motivos que las llevaron a abandonar sus países de origen para perseguir un sueño, en un conversatorio que giró en torno a cómo ellas y otras muchas más miran hacia un futuro con una cada vez mayor de mujeres protagonizando los procesos migratorios.

La conversación, transmitida desde las páginas de Facebook del Grupo Planeta, de varias librerías latinoamericanas y de once misiones de la OIM en América Latina, tuvo como pretexto la publicación del libro Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes: 100 mujeres migrantes que cambiaron al mundo (Planeta), de Elena Favilli, quien recordó la importancia de pensar cada vez más en las migraciones, con una perspectiva femenina.

“El consejo que yo doy a las niñas rebeldes es que estudien mucho, que hagan lo que sea que les guste hacer, y que sean conscientes de que la educación es una de las mejores herramientas para ellas, que las va a proteger de todo”, aseguró la escritora italiana durante su participación.

En el evento, coorganizado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y por el Grupo Planeta con motivo del Día Internacional del Migrante, que se celebra mañana, contó con la presencia de una de las protagonistas del libro, la activista de la agricultora migrante guatemalteca Lupe Gonzalo.

“Callar no debe seguir existiendo (…) Hay que seguir siendo rebeldes, salir a las calles a marchar: es la única manera en que vamos a traer la justicia. Y siempre debemos encontrar a las otras valientes en el camino”, dijo Gonzalo, de la Coalition of Immokalee Workers (CIW).

La argentina Coty Cagliolo, directora general de la empresa Fremantle en México, animó a las mujeres y niñas que escucharon la conversación o que leerán el libro, que no le tengan miedo a la vida.

“Si pudiera encontrarme con esa niña que yo era hace muchísimos años le diría que sea valiente. Creo que no vamos a poder hacer las cosas sin miedo. Si bien deberíamos tener los mismos derechos reales que los hombres, no tenemos los mismos derechos percibidos”, apuntó Cagliolo.

Con ella coincidió la colombiana Vanessa Restrepo, actriz y conductora, quien destacó “cómo el mundo está cambiando en este momento para mejorar”, y se mostró complacida con el momento que vivimos, donde “las mujeres podemos soñar, cumplir nuestros sueños y salir de nuestros países y tener oportunidades”.

La Jefa de Misión de OIM México, Dana Graber Ladek, destacó de la conversación la necesidad de que las mujeres luchen, “a veces más que los hombres”, para alcanzar posiciones de liderazgo en Naciones Unidas y en otros espacios profesionales, para ocupar esos espacios de liderazgo y de decisión.

Para finalizar invitó a la audiencia a acercarse al libro que fue pretexto de la conversación, donde hay relatos que exploran la vida de chefs, cirujanas, artistas, científicas, políticas, activistas, ingenieras y deportistas que motivarán a las niñas en todos los rincones del mundo a que sigan sus ideales sin importar hasta dónde las lleven.

Datos del Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2020 revelan que de los 272 millones de migrantes internacionales que hay actualmente, el 48% son mujeres y un 52%, varones.

 

Para más información favor de contactar a Alberto Cabezas Oficial Nacional de Comunicación de OIM México, email: acabezas@iom.int  -  tel.: +52 55 4525 8361- Website: https://mexico.iom.int/es

Tags: 
niñas rebeldes, mujeres migrantes, escritoras, mexico, historias

El tráfico ilícito de migrantes en México y Centroamérica nunca entró “en cuarentena” durante 2020, señala nuevo estudio de la OIM

Date Publish: 
24 / 02 / 2021

San José- Un estudio reciente de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en América Central y México analizó el impacto de la pandemia por COVID-19 en los flujos migratorios relacionados con este delito. Los principales hallazgos apuntan a que el tráfico ilícito ha continuado desarrollándose, aunque los flujos han disminuido desde inicios de 2020.

El tráfico ilícito de migrantes, es decir, el traslado irregular de personas a través de una frontera internacional constituye una de las actividades criminales más lucrativas del mundo. La movilidad global se vio completamente afectada durante la pandemia por COVID-19, como evidente efecto de las medidas adoptadas por los Estados en cuanto a las restricciones y cierres de fronteras. Sin embargo, el “contrabando de personas” a través de México y Centroamérica nunca se puso “en cuarentena”.

El estudio no halló evidencia de que el crimen organizado haya tomado control del tráfico ilícito de migrantes, enfocándose en su lugar en el traslado ilícito de drogas, medicamentos y otros artículos. Por el contrario, se halló que prevalece el tráfico de subsistencia, practicado por habitantes de áreas fronterizas que se han visto empobrecidas debido a la reducción de oportunidades de empleo y a la pérdida de ingresos causada por las restricciones impuestas a la movilidad y al comercio.

El tráfico ilícito de migrantes, explica el estudio, es practicado por hombres y mujeres que dependen en economías informales locales como fuente de ingreso. Se advierte un incremento de la participación de niñas, niños y adolescentes que, al residir a lo largo de franjas fronterizas, utilizan sus conocimientos de rutas escondidas para facilitar la migración irregular.

Los hallazgos incluyen información sobre cambios en demanda, precios y organización de los servicios ofrecidos por traficantes. La carencia de recursos para cubrir las cuotas impuestas por los grupos de traficantes obliga a las familias migrantes a hipotecar sus tierras o vender sus propiedades, siendo presa no sólo de traficantes sino también de prestamistas.

El estudio también explora los retos a los que se han enfrentado las instituciones para dar respuesta al tema en un contexto en el que sus recursos y operaciones se vieron directamente afectados.

“Una de las recomendaciones de este estudio es integrar a las comunidades involucradas en el tráfico ilícito de migrantes en las estrategias de recuperación socioeconómica, para diversificar sus fuentes de ingreso y las alternativas de subsistencia”, dijo Alexandra Bonnie, coordinadora del Programa Regional sobre Migración de la OIM. “Los Estados deberían reconocer que un acceso disminuido, dificultoso o inadecuado a alternativas legales y seguras a la migración irregular impulsa la demanda de servicios de migración irregular, lo cual a su vez pone a las

personas migrantes sistemáticamente en riesgo. Bajo un enfoque integral, la lucha contra este crimen debería verse como un aspecto más de la gobernanza de la migración”.

El estudio se desarrolló entre julio y agosto de 2020, con una metodología cualitativa, descriptiva y exploratoria. Los métodos incluyeron revisión documental, observación de campo y entrevistas con personal clave de gobiernos y organizaciones internacionales.

El estudio se presentó el miércoles 17 de febrero, ante representantes de los Estados miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), de la Comisión Centroamericana de Directores de Migración (OCAM) y de la Coalición Regional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (CORETT).

Este estudio se desarrolló en el marco del Programa Regional sobre Migración de la OIM, con financiamiento de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de la OIM. Puede consultarlo aquí.