Migrantes en alojamientos temporales en el norte de México reciben supervisión médica constante

Ciudad Juárez y Tijuana (México) –

Los equipos de salud dirigidos por médicos mexicanos realizan controles médicos regularmente a las personas migrantes que se encuentran en dos alojamientos temporales habilitados en hoteles en Ciudad Juárez y Tijuana, para prevenir la propagación de la COVID-19 entre la población migrante y las comunidades de acogida.

"Lo que hacemos es un beneficio para la comunidad: las personas migrantes han sufrido como muchos de nosotros con esta pandemia. Con este apoyo, nos aseguramos de que no estén en la calle", dijo Leticia Chavarría Villa, una médica que coordina un Equipo médico de seis personas en Ciudad Juárez.

Sus colegas, en su mayoría migrantes cubanos que viven en esta ciudad fronteriza, se presentaron a una convocatoria abierta para convertirse en asistentes médicos, explicó Chavarría Villa, una doctora mexicana con más de 30 años de experiencia profesional en Ciudad Juárez, su ciudad natal.

Explicó que los equipos de salud establecidos por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) aquí y en Tijuana son "muy importantes" porque también atienden otras enfermedades o lesiones que traen las personas migrantes.

"El equipo de salud no solo recibe a las personas inmigrantes en el ingreso. Se les revisa dos veces al día. Si el tratamiento es necesario, nos encargamos de su tratamiento", dijo.

Chavarría señaló que los "hoteles filtro", como en el que ella trabaja, "apoyan a las personas migrantes que no tienen un espacio para pasar la cuarentena cuando todos deberían estar aislados".

Después de pasar dos semanas bajo observación en alojamientos temporales, las personas migrantes sin síntomas de COVID-19 son recibidas en albergues. Esto a pesar de que muchos de estos lugares han cerrado sus puertas para proteger a quienes que ya están allí.

El protocolo de "hoteles filtro" establece que, al ingresar, se aplica una revisión médica. Las personas migrantes responden un cuestionario para indicar si tienen diabetes, hipertensión, alguna lesión, diarrea, gastritis u otros problemas gástricos, así como posibles síntomas de COVID-19.

Una vez que las personas migrantes ingresan al hotel, el personal médico los revisa dos veces al día para detectar síntomas relacionados con COVID-19. Los profesionales de la salud miden sus niveles de oxígeno, temperatura corporal y otros indicadores, por ejemplo, glucosa en el caso de la diabetes, y brindan apoyo psicosocial cuando es necesario.

La enfermera Mary Tisnado, quien trabaja en el hotel de alojamiento temporal en Tijuana desde que comenzó la operación allí el 29 de junio, considera que el papel de esta instalación es crucial. "Somos el primer filtro. Canalizamos casos y protegemos a otras personas", dijo la enfermera mexicana.

Los dos hoteles filtro cuentan con el apoyo de alrededor de 30 instituciones en cada ciudad, incluidas autoridades, empresas privadas, organizaciones internacionales y sociedad civil. El contacto con los vecinos de las comunidades donde se ubican los hoteles filtro es constante.

La Coalición Pro-Defensa del Migrante es una red de organizaciones civiles con sede en Baja California que asesora y defiende los derechos humanos de las migrantes. Para Esmeralda Siu, coordinadora de la organización, los alojamientos temporales atienden "una necesidad que se ha estado manifestando" en los últimos meses en el norte de México. Estas instalaciones ayudan a "tener un poco de tranquilidad, ya que la seguridad completa es imposible" durante una pandemia, explicó.

"Creo que son espacios muy importantes y bien necesarios dada la pandemia y las necesidades de las personas migrantes. Debido al aislamiento y la cuarentena, los albergues de Baja California no están abiertos a nuevos ingresos", agregó la activista.

"La OIM considera que enfermedades como la COVID-19 representan un riesgo para millones de personas en todo el mundo, independientemente de su nacionalidad", dijo Jeremy MacGillivray, Jede Adjunto de la Misión de la OIM en México. "Sostenemos que la mejor manera de mitigar los riesgos involucrados es a través de enfoques solidarios e inclusivos para las personas en movimiento y, en el caso de las personas migrantes, proporcionándoles acceso a servicios y atención independientemente de su estatus migratorio".

Para más información favor de contactar a Alberto Cabezas Oficial Nacional de Comunicación de OIM México, email: acabezas@iom.int  tel.: +52 55 4525 8361

 

 

Date Publish: 
07/09/2020
Tags: 
tijuana, ciudad juarez, mexico, covid, covid19

Agencias ONU lamentan pérdida de vidas de personas en movilidad en Latinoamérica y ofrecen acompañar respuesta regional coordinada

Date Publish: 
15 / 10 / 2021

15 de octubre de 2021 – Las agencias de la ONU lamentan profundamente el naufragio de una embarcación el pasado 11 de octubre en Acandí, Colombia, que transportaba a unas 30 personas hacia Panamá.  En esta tragedia perdieron la vida tres personas y otras seis, incluyendo tres menores de edad, se encuentran desaparecidas, según informaron las autoridades colombianas.

Este incidente pone en evidencia una vez más la desesperación de las familias con niños y niñas y los riesgos extremos a los que están expuestas las personas en movilidad a lo largo de su travesía, cruzando fronteras, a menudo por vías irregulares ante la falta de vías de migración regular, en busca de seguridad, la protección de sus derechos humanos o una vida mejor.

Si bien no son nuevos, los movimientos de población a través de la región del Darién han aumentado en magnitud, nivel de riesgo y precariedad en los últimos meses. También ha aumentado la diversidad de nacionalidades, incluyendo flujos mayoritariamente del Caribe, América del Sur y de personas de otros continentes, así como el perfil de las personas que utilizan esta ruta.

Entre enero y septiembre de este año, 91,300 personas han cruzado el Darién, según el Servicio Nacional de Migración de Panamá. De ellas, según UNICEF, 19,000 fueron niñas o niños. La mitad de ellos menores de 5 años. Hasta el mes de septiembre, más de 50 personas en tránsito por la zona han sido encontradas sin vida del lado panameño de la ruta del Darién. Esta situación requiere la cooperación entre los países implicados y actores de la sociedad civil para que se puedan adoptar acciones que permitan la búsqueda e identificación de personas desaparecidas en estas travesías.

Muchas personas, particularmente mujeres, niños y niñas, están expuestas a riesgos y violaciones de derechos a lo largo de la ruta, incluyendo violencia sexual y de género, robo, trata de personas, discriminación, secuestro y extorsión, entre otros, algunos cometidos por el crimen organizado. La situación afecta particularmente a las niñas y las mujeres, por lo que una respuesta con enfoque de género es necesaria.

Las agencias del sistema de Naciones Unidas resaltan la necesidad de reforzar las vías de migración seguras, regulares y ordenadas para reducir el riesgo de perder vidas e instan a fortalecer la investigación contra las redes nacionales y transnacionales organizadas involucradas en el tráfico, el contrabando y las actividades ilícitas relacionadas. También exhortan a los Estados a proteger los derechos, incluyendo el derecho de buscar y recibir asilo, de todas las personas en movilidad, particularmente familias, mujeres, niñas, niños y otras personas con necesidades particulares de protección, y exhortan a los Estados a garantizar un acceso efectivo a los servicios básicos, independientemente de las razones por las que estas personas dejaron su país de origen, su situación migratoria, su nivel de ingresos y las circunstancias o condiciones de viaje.

Las economías y sociedades saludables dependen de la movilidad humana bien gestionada para impulsar el crecimiento económico, reducir las desigualdades, conectar sociedades diversas y estimular la recuperación post COVID-19.

La colaboración entre las autoridades de los países de tránsito de estos movimientos mixtos de población es esencial para diseñar e implementar una respuesta regional integral y efectiva que asegure una movilidad digna y segura. Las agencias de la ONU reiteran su disponibilidad para acompañar este proceso.

 

Declaración conjunta de las oficinas regionales, de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ONU Mujeres, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Para más información contactar:

William Spindler, ACNUR, +507 6382 7815 spindler@unhcr.org

Aikaterini Kitidi, ACNUR +41 79 580 83 34 kitidi@unhcr.org

Juliana Quintero, OIM, +54 11 32488134 juquintero@iom.int

Jorge Gallo, OIM, +506 7203 6536 jgallo@iom.int

Laurent Duvillier, UNICEF, +507 6169 9886, lduvillier@unicef.org

Alfonso F. Reca, UNICEF +507 6941 2277, afernandezreca@unicef.org