La pandemia por COVID-19 pone en cuarentena los planes de hondureñas y hondureños​

Date Publish: 
06/25/2020

Honduras - Desde que, el pasado mes de marzo, se declarara emergencia sanitaria y toque de queda en Honduras por COVID-19, muchas hondureñas y hondureños han visto cómo su vida y sus planes se veían afectados.  

Las medidas impactan de manera inmediata y directa la movilidad humana y se generan nuevos patrones en la movilidad global, servicios de aerolíneas, manejo de fronteras, y cambios en las políticas migratorias. Además, se han producido cierres de negocios, provocando un aumento del desempleo e impactando directamente en la economía de las familias hondureñas.

Es el caso de José Alduví, quien trabajaba en una maquila de Choloma pero el pasado 3 de junio le llamaron para notificarle que, por el momento, no podían seguir contando con él. “Estuve esperando desde el inicio del toque de queda para ir a trabajar, pero cuando me llamaron fue para darme mi cheque de despedida”, cuenta. “Por ahora no estoy pensando en migrar, aunque estoy preocupado y nunca se sabe si tendré que tomar esa decisión en el futuro”, afirma.

Quien sí estaba pensando en migrar es Odalys Laínez, sampedrana y madre de una niña de 11 años, quien también se quedó sin empleo en junio. “Tenía pensado irme, pero el monto de la liquidación que me correspondía no me benefició lo suficiente, por lo que ahora no me puedo movilizar”, explica. “Mi idea es encontrar un empleo, pero siempre está en mis planes salir del país”, añade.

Algo similar le sucede a Ángel Ordoñez, técnico automotriz que se quedó sin empleo en enero, justo antes de que se desatara la pandemia. “Tenía otro trabajo amarrado pero debido a la COVID-19 no pude comenzar. Estoy pensando seriamente en migrar, la situación está muy difícil en Honduras”, señala.

Cambio de planes

Otras personas también han visto cómo sus planes de estudiar en el exterior se veían truncados debido a la pandemia. Pamela Retes debía viajar en agosto a Suecia para iniciar una maestría, pero a poco más de un mes, aún no sabe si será posible. “Todavía no se ha determinado si las clases serán online. El Gobierno de Suecia tomó la decisión de no aceptar en las aulas a más de 50 personas, por lo que no sabemos si será posible ya que normalmente el número de alumnos que asisten a clase es superior”.

Ante esta situación, manifiesta una sensación de incertidumbre, “ni siquiera hay vuelos comerciales en este momento”, señala. “Si finalmente la maestría inicia en modalidad virtual, me quedaré en Honduras”.

Mariela Kawas, hondureña radicada en El Salvador, también se ha visto afectada por la pandemia. En su caso, ella podría ingresar a Honduras, pero son varias razones las que le frenan a regresar a casa: “En primer lugar, me da miedo manejar por carretera sola durante tanto tiempo. Además, los nuevos casos positivos en Tegucigalpa están aumentando considerablemente. En tercer lugar, mis padres son mayores, mi papá tiene 83 años y mi mamá es hipertensa y diabética, temo poder contagiarles eventualmente”, explica.

A todo esto, hay que añadir que, en caso de regresar a El Salvador, tendría que hacer una cuarentena mínima de siete días en un Centro de Contención, una situación por la que no quiere pasar. “Eso sí, una cuarentena domiciliaria la respetaría a cabalidad”. Por el momento, el abrazo a sus padres deberá esperar.

Sondeo en línea

Todos estos casos son solo ejemplos de cómo la COVID-19 ha cambiado los planes de miles de hondureñas y hondureños, y también a personas migrantes de otras nacionalidades que residen en el país. En este sentido, la Organización Internacional para las migraciones (OIM) ha lanzado un sondeo con el fin de conocer los cambios en las dinámicas migratorias, las afectaciones en la movilidad laboral y las afectaciones a las personas migrantes.

El sondeo es en línea y anónimo, la OIM no recolectará información personal como nombres, números de identidad u otro dato sensible que ponga en riesgo la integridad de las personas migrantes que accedan a participar. Puede completar la encuesta en: https://bit.ly/2M1Mo5F

Para obtener más información contacte a Ismael Cruceta al correo electrónico icruceta@iom.int

Tags: 
covid19, covid, honduras

ACNUR y OIM comprometen su apoyo al Perú tras asumir la presidencia pro tempore del Proceso de Quito

Date Publish: 
27 / 11 / 2020

 

Panamá – ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados y OIM, la Organización Internacional para las Migraciones, celebran el compromiso del Gobierno del Perú de asumir la Presidencia Pro Tempore del Proceso de Quito.

El Perú recibió el traspaso de la Presidencia Pro Tempore por parte de Chile, dando así inicio a la VII Ronda Técnica Internacional sobre Movilidad Humana de Nacionales Venezolanos en la Región – Capítulo de Lima.

El Proceso de Quito es un espacio de trabajo técnico regional que nació en 2018 por iniciativa de Ecuador, con el apoyo de ACNUR y OIM. Hoy cuenta con la participación de catorce países de la región, que desarrollan respuestas coordinadas a los retos institucionales generados en América Latina y el Caribe por los flujos de refugiados y migrantes provenientes de Venezuela. En la VI reunión del Proceso de Quito fue establecido un Grupo de Amigos conformado por ocho países de la Comunidad Internacional que participan en las reuniones plenarias y en los espacios técnicos.

De acuerdo con datos de las autoridades nacionales de inmigración y otras fuentes oficiales, a noviembre de 2020, hay 5,4 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela. Alrededor del 80 por ciento (4,6 millones) se encuentran en países de América Latina y el Caribe.

En el evento participaron el Ministro Consejero Ricardo Ortiz Vidal, Director General de Asuntos Consulares, Inmigración y de Chilenos en el Exterior (s) del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile; el Ministro Vitaliano Gallardo Valencia, Director General (e) de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares de Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú; Eduardo Stein, Representante Especial Conjunto de ACNUR y OIM para los Refugiados y Migrantes Venezolanos en la Región; y altos representantes de los países miembros del Proceso de Quito.

“Con el acompañamiento de los países miembros, es el momento del gobierno peruano de dar continuidad a los progresos del Proceso, profundizar la agenda que se viene estableciendo bajo las tres presidencias anteriores y redoblar esfuerzos para concitar más voluntades entre la comunidad internacional. ACNUR y OIM reiteran su total disposición a contribuir con estos esfuerzos y apoyar a la Presidencia Pro Tempore en las prioridades establecidas.”, destacó Eduardo Stein, Representante Especial Conjunto ACNUR y OIM para los Refugiados y Migrantes de Venezuela.

Al asumir la presidencia, Perú se compromete a trabajar en temas como el impacto de la pandemia COVID-19 en la salud de personas refugiadas y migrantes, y comunidades de acogida; la integración socioeconómica; la creación de un mecanismo coordinado de actuación ante la trata de personas, y una plataforma regional para la protección y asistencia de los niños, niñas y adolescentes; los retos actuales de la reunificación familiar y el desarrollo de un perfil de los flujos de venezolanos en la región entre otros temas de agenda Durante el traspaso, se presentó el sitio web del Proceso de Quito que estará en línea a mediados de diciembre.

El Director General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares, Vitaliano Gallardo, afirmó que el Perú continuará con el fortalecimiento, estructuración y organización del Proceso de Quito, junto con ACNUR y OIM (a través de la Secretaría Técnica) y los países miembros. Asimismo, agradeció la colaboración de las agencias de Naciones Unidas, organizaciones intergubernamentales y los Países Amigos del Proceso de Quito.

 

Para obtener más información escriba a bbrennan@iom.int