La OIM y la UE abogan por la inclusión de la población miskita en su nueva campaña ‘respiramos miskitu’

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el apoyo de la Unión Europea en Honduras, ha comenzado el proceso de difusión de la campaña Respiramos Miskitu. Esta campaña busca la sensibilización de la ciudadanía y tomadores de decisiones hacia la comunidad miskita, así como impulsar la coexistencia pacífica en comunidades con elevados índices de acogida de población miskita migrante.

Esta iniciativa se presenta como una forma diferente y creativa que captará la atención de la audiencia por medio de mensajes de solidaridad e inclusión. Los mensajes, para prevenir la discriminación y el estigma, están dirigidos al personal de instituciones gubernamentales, periodistas y a la población en general.

El desarrollo de esta estrategia comenzó con un proceso participativo donde se escuchó de forma atenta las diferentes perspectivas de personas miskitas y organizaciones que trabajan en el departamento de Gracias a Dios. Con estos insumos se construyó el documento Análisis del contexto miskito en torno a las condiciones de vida, desde las dinámicas migratorias y las prácticas sociales de su comunidad, que recopila la situación actual de las personas miskitas en diversos ámbitos como la migración, el acceso a servicios de salud y su participación en procesos políticos.

“Con Respiramos Miskitu se quiere dar un paso importante para la inclusión de las comunidades miskitas en los procesos de diálogo y toma de decisiones que se realizan diariamente en el país. De igual forma, se quiere empoderar a la población de la Moskitia en cuanto a la prevención de la Covid-19 y la importancia de acudir a los servicios de salud”, manifestó Likza Salazar, jefa de oficina de la OIM en Honduras, durante el evento de lanzamiento.

“La Unión Europea y sus Estados miembros se han destacado, a través de la iniciativa Equipo Europa, por la adaptación de medidas para apoyar a mitigar las consecuencias ocasionadas por la Covid-19 en Honduras. Esta campaña es parte de una de las acciones regionales con la que queremos, además de sensibilizar a la población miskita sobre la prevención de la Covid-19, promover la coexistencia pacífica y combatir la xenofobia. Esperamos que con esta campaña el resto de la población pueda conocer mejor la realidad Miskita, ver la vida con sus ojos, ponerse en sus zapatos y sentir empatía por las circunstancias que respiran día a día y darnos cuenta que sus anhelos son los mismos que el resto de la sociedad, pero, en muchas ocasiones sus oportunidades no lo son”, señaló el Embajador de la Unión Europea en Honduras, Jaume Segura Socias.

Luego del lanzamiento realizado en Tegucigalpa, los mensajes de esta campaña serán difundidos en medios de comunicación masivos, plataformas digitales y contenidos impresos. También se realizarán diversas actividades comunitarias en las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba, donde habitan importantes comunidades de personas miskitas.

Respiramos Miskitu es un esfuerzo enmarcado en el proyecto ‘Promoviendo la convivencia pacífica en la respuesta a COVID-19 para migrantes, refugiados y otras poblaciones vulnerables en Centroamérica y el Caribe’, implementado por OIM y ACNUR y cofinanciado por la Unión Europea.

Date Publish: 
09/06/2021
Tags: 
honduras

Agencias de la ONU piden medidas de protección y un enfoque regional integral para los haitianos en situación de movilidad

Date Publish: 
30 / 09 / 2021

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos  exhortan a los Estados a no expulsar a los haitianos sin haber evaluado sus necesidades de protección, a garantizar los derechos humanos fundamentales de los haitianos en situación de movilidad y a ofrecer mecanismos de protección o acuerdos de estancia  legal para garantizar el acceso efectivo a vías migratorias regulares.

Asimismo, las cuatro agencias invitan a los países en las Américas a adoptar un enfoque regional integral para garantizar que los haitianos en situación de movilidad en la región reciban protección.

La ONU y sus socios han estado brindando asistencia a los haitianos dentro y fuera de su país, incluso en ruta. Sin embargo, es necesario hacer mucho más para atender sus necesidades más apremiantes.

La compleja situación social, económica, política y humanitaria, junto con las catástrofes que han golpeado al país (algunas de las cuales son resultado del cambio climático y de la degradación ambiental), han provocado en la última década movimientos de población en el país caribeño. 

Los haitianos en situación de movilidad en las Américas incluyen personas cuyos perfiles, motivaciones y necesidades de protección varían, lo que incluye niñez no acompañada o separada de su familia, víctimas de trata de personas y sobrevivientes de violencia de género. Algunas de ellas tienen motivos bien fundamentados para solicitar protección internacional como refugiados. Otras pueden tener necesidades de protección distintas.

El derecho internacional prohíbe las expulsiones colectivas y exige la evaluación de cada caso para identificar necesidades de protección en base al derecho internacional de los refugiados y de los derechos humanos.

El discurso público con tintes discriminatorios que sugiere que la movilidad humana es un problema alimenta el racismo y la xenofobia; por tanto, debe evitarse y condenarse.

En Haití siguen aumentando la violencia y la inseguridad, lo que ha provocado que al menos 19.000 personas fueran desplazadas en la capital de Puerto Príncipe tan solo en el verano de 2021. Más del 20% de la niñez ha sido víctima de violencia sexual. Además, casi el 24% de la población (el 12,9%  de los cuales son niñas y niños) vive por debajo de la línea de pobreza extrema, con ingresos de $1,23 dólares (USD) al día. Alrededor de 4,4 millones de personas (es decir, casi el 46% de la población) padece inseguridad alimentaria, lo que incluye 1,2 millones de personas que se encuentran en niveles de emergencia y 3,2 millones de personas en niveles de crisis. Se estima que 217.000 niñas y niños padecen desnutrición moderada o grave.

La situación empeorará como resultado del sismo que tuvo lugar el 14 de agosto, lo cual limitará la capacidad de recibir personas retornadas. Las condiciones en Haití siguen siendo preocupantes, y no propicias para los retornos forzados.

FIN

Contactos para los medios:

IOM:

En San José, Jorge Gallo, +506 7203 6536, jgallo@iom.int

En Ginebra, Safa Msehli, +41794035526, smsehli@iom.int

ACNUR:

En Panamá, William Spindler, + 507 63827815, spindler@unhcr.org

En México, Sibylla Brodzinsky, +52 55 8048 5054, brodzins@unhcr.org

En Ginebra, Aikaterini Kitidi, +41 79 5808334, kitidi@unhcr.org

UNICEF:

En Nueva York, Najwa Mekki, +1 917 209 1804, nmekki@unicef.org 

ACNUDH:

En Ginebra, Liz Throssell, + 41 22 917 9296, elizabeth.throssell@un.org