La OIM toma la iniciativa en la coordinación de albergues para la recuperación de las Bahamas

Date Publish: 
09/13/2019

Nassau – La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha tomado la iniciativa junto a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC por su sigla en inglés) para asistir al Ministerio de Servicios Sociales y de Renovación Urbana en lo relacionado con la coordinación y gestión de albergues.

Por medio de la Agencia Nacional para la Gestión de Emergencias (NEMA por su sigla en inglés), el Gobierno ha asumido la responsabilidad de coordinar la respuesta de emergencia de su Centro Nacional de Operaciones de Emergencia (NEOC por su sigla en inglés) con sede en Nassau.

La semana pasada, se desarrolló una estructura de coordinación humanitaria para apoyo a la función de emergencia (ESF) la cual está compuesta por 13 ESFs.  Cada una de esas estructuras tiene sus propios ministerios y departamentos de gobierno y trabajan con agencias de la ONU en la implementación de actividades.

“La OIM se ha asociado directamente con la ESF-6, la cual se ocupa de proveer cuidados masivos y del tema de los albergues, y la misma es conducida por funcionarios del Ministerio de Servicios Sociales”, explicó el funcionario de Comunicaciones de la OIM  Vynliz Dailey.

Miles de residentes de las Bahamas que se vieron desplazados tras el paso del Huracán Dorian están siendo alojados en gimnasios, escuelas, Iglesias y otros albergues de emergencia en tanto que los socios humanitarios y el Gobierno se mueven con rapidez para identificar soluciones en materia de vivienda que sean más duraderas y a largo plazo.

A través de reuniones casi a diario con funcionarios de gobierno y de otros socios y agencias humanitarias, las soluciones a las brechas identificadas en cuanto a la distribución de artículos no alimentarios (NFI por su sigla en inglés), a comunicaciones, capacidad en materia de albergues y cuestiones vinculadas a la protección, entre otras, están siendo identificadas. A finales de esta semana, la OIM espera poder presentar una lista de recomendaciones a la ESF-6 para el abordaje de las cuestiones más inmediatas.

“Llevará mucho esfuerzo y mucha tarea de coordinación con las partes interesadas relevantes para poder llevar a la gente a lugares de alojamiento más adecuados”, dijo el Líder de Equipo de la OIM Jan-Willem Wegdam. “A la OIM se le dado la responsabilidad de apoyar esos esfuerzos y estamos más que contentos de poder brindar tal asistencia. En terreno todas las agencias quieren colaborar con nosotros y están dedicadas a hacer el trabajo encomendado”.

Al 10 de diciembre de 2019, la NEMA informó acerca de 2.043 personas registradas en albergues en Nueva Providencia solamente, lo cual incluye a muchos migrantes de Haití. En ese momento un total de seis albergues estaban en uso. Esa cifra se espera que cambie mientras las personas siguen siendo evacuadas desde las islas afectadas a Nassau. Se ha enviado experto de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento de la OIM (DTM por su sigla en inglés) con base en Haití y el mismo comenzará con las evaluaciones de la DTM junto a equipos de varias agencias en los próximos días.

Mientras tanto, con apoyo de un socio local, la OIM ha distribuido más de 1.000 lonas impermeables que fueron entregadas en el Puerto de Marsh Harbour, Marsh Harbour – Abaco, el 10 de septiembre de 2019. Las distribuciones fueron supervisadas por el encargado de la Unidad de Estabilización Comunitaria de la OIM de  Washington DC, Brian Kelly, quien está apostado en Abaco y que tiene a su cargo dirigir al  equipo de Evaluación y Coordinación de Desastres de la ONU en esa zona.

Para mayor información por favor contactar a Jorge Gallo en la Oficina Regional de la OIM para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe, Tel: +506 7203 6536, Email: jgallo@iom.int

Tags: 
dorian, huracan, emergencia

Día Mundial contra la Trata de Personas 2020

Date Publish: 
30 / 07 / 2020

António Vitorino

Director General de la Organización Internacional para las Migraciones

 

Día Mundial contra la Trata de Personas

 30 de julio de 2020

 

Este año conmemoramos el vigésimo aniversario de la adopción de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su histórico Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños.

Al mismo tiempo, nos encontramos a mitad de un año muy difícil, dado que los retos planteados por la actual pandemia tienen graves repercusiones para los migrantes, y aumentan la vulnerabilidad de un conjunto más amplio de poblaciones a la trata y a la explotación.

La OIM estaba implementando intervenciones contra la trata de personas en observancia de los principios de derechos humanos, mucho antes de que el Protocolo nos proporcionara los parametros claros y definidos que hoy conocemos.

Asimismo, nuestras intervenciones han evolucionado con el tiempo a medida que nuevas formas de trata han emergido.

Hemos aprendido, al igual que los gobiernos, que es imperativo colaborar con el sector privado, organizaciones sindicales, auditores de las cadenas de suministro y agencias de reclutamiento para establecer prácticas que reduzcan los riesgos de trata y explotación.

A medida que nos embarcamos en una nueva década, el mundo es confrontado quizás con su más grande desafío en la lucha contra la trata- el de una pandemia, que además ha traído severas restricciones a la movilidad, afectado medios de subsistencia, y limitado el acceso a personas vulnerables.

COVID-19 ha traído consigo un impacto devastador a la seguridad del hogar y la salud  de billones de personas en todo el mundo, lo que inevitablemente incrementa la vulnerabilidad y el riesgo de explotación, así sea buscadores de empleo aceptando viajes peligrosos, familias dependiendo de trabajo infantil para sobrevivir, o del casamiento de sus hijas menores en un intento desesperado de aliviar la presión económica.

Ahora, como siempre hemos hecho, la comunidad anti-trata debe evolucionar y adaptarse a esta nueva crisis, encontrando formas innovativas de identificar tendencias, de examinar vulnerbailidades, para apoyar a los Estados y a la vez promover los derechos humanos y la prevención del abuso, y para buscar opciones seguras y viables para quienes permanezcan en movimiento. Avancemos en esta dirección juntos, ya que unidos somos más fuertes!

Leer en inglés I Leer en francés