La OIM se une a la respuesta mundial para prevenir la propagación de la COVID-19 y mitigar su impacto sobre las comunidades afectadas por crisis

Date Publish: 
03/25/2020

Ginebra – Hoy (25 de marzo) la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se une a la comunidad humanitaria y de salud en la lucha contra la COVID-19 mediante el lanzamiento del Plan de Respuesta Humanitaria Mundial (PRH) entre agencias.

Este plan forma parte de una respuesta conjunta de la OIM y de agencias asociadas cuyo mandato incluye el abordaje de las consecuencias que la pandemia tiene sobre todas las poblaciones en crisis en el mundo, incluyendo las consecuencias directas sobre la salud pública y las indirectas de índole humanitaria.

En el marco del PRH, la OIM hace un llamamiento por 100 millones de dólares para fortalecer su respuesta ante la amenaza mundial que la COVID-19 implica en muchos países afectados por crisis – desde Haití hasta Nigeria, desde Siria a Myanmar, desde Afganistán hasta Venezuela, entre muchos otros.

“La COVID-19 está teniendo un impacto sin precedentes sobre la salud, economía y bienestar de las personas en todo el mundo”, dijo el Director General de la OIM António Vitorino. “No debemos olvidar el devastador impacto que esta enfermedad tendrá sobre los millones de personas que ya están viviendo situaciones humanitarias verdaderamente extremas”.

El PRH solicita a los Estados Miembros de Naciones Unidas casi 2.000 millones de dólares que se destinarán a mejorar la capacidad de las agencias para poder contener los impactos de la COVID-19 en países más vulnerables a sus desastrosos efectos.

El PRH también abordará las necesidades de más de 100 millones de personas que dependen de la ONU en lo referente a recibir asistencia humanitaria vital en países que ya están cubiertos por planes de respuesta humanitaria.

Entre los mismos puede mencionarse el Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia (3RP) para la crisis en Siria, el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes (RMRP) para la crisis en Venezuela y el Plan de Respuesta Conjunta para la Crisis Humanitaria Rohingya (JRP), entre otros.

“La OIM reitera la necesidad de contar con enfoques que incluyan a los migrantes en la respuesta integral ante la COVID-19 y convoca a los países para que aborden las necesidades y vulnerabilidades particulares de los migrantes, con independencia de su estado legal, y sobre la base del espíritu de la Cobertura Universal de Salud”, sostuvo el Director General Vitorino.

“La lucha contra la COVID-19 no podrá ganarse a menos que los planes de respuesta en todos los países incluyan a las poblaciones de migrantes”.

Entre los objetivos prioritarios estratégicos del PRH pueden mencionarse:

·         Contener la propagación de la pandemia del COVID-19 y disminuir sus niveles de morbilidad y mortalidad;

·         Disminuir el deterioro de los bienes y derechos humanos a la par que se promueven la cohesión social y los medios para procurar sustento;

·         Proteger, asistir y defender a los refugiados, personas desplazadas internamente, migrantes y comunidades de acogida, que son especialmente vulnerables a la pandemia.

Es muy probable que la enfermedad comprometa las vidas de millones de personas en países que tienen sistemas de salud desfinanciados y sujetos a mucha presión, que luchan para poder brindar cuidados adecuados de la salud para todos. Esto es particularmente preocupante en zonas densamente pobladas –incluyendo zonas urbanas, campamentos y otros lugares con características similares a las de los campamentos.

Otra preocupación: entre las consecuencias indirectas de la COVID-19 puede mencionarse un drástico deterioro de las economías nacionales y regionales, y en términos generales, de los sistemas educativos y del respeto de las sociedades por los derechos humanos y la vigencia del estado de derecho.

Las medidas tomadas para detener la diseminación de la COVID-19 si bien son necesarias también impactan sobre la provisión de asistencia humanitaria puesto que el movimiento de las mercaderías y de los trabajadores humanitarios se ven restringidos y las personas con necesidades enfrentan nuevos obstáculos para poder acceder a servicios. El riesgo de una discriminación y xenofobia intensificadas, dirigidas a los migrantes y extranjeros también sigue siendo muy alto.

“Este es el momento en el que la comunidad internacional debe unirse para combatir este terrible virus. Al hacerlo, no debemos en modo alguno dar la espalda a las personas más marginalizadas del mundo, sino que el por el contrario debemos buscar soluciones que protejan a la comunidad mundial en su totalidad”, dijo el Director General de la OIM Vitorino.

Los fondos solicitados apuntalarán los esfuerzos de la OIM para implementar el  Plan Estratégico Mundial de Preparación y Respuesta (SRP) de la Organización, que fue revisado la semana pasada y que está alineado con el SRP de la OMS y establece un enfoque desde la óptica de la movilidad que también hace un abordaje de las cuestiones críticas a largo plazo vinculadas con la recuperación.

El PRH contra la COVID-19 incluye llamamientos de la OMS, del PNUD, del UNFPA, de ONUHABITAT, del ACNUR y de UNICEF, como así también del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, además de organizaciones no gubernamentales.

Para más información por favor contactar a:

Angela Wells, Oficial de Información Pública del Departamento de Operaciones y Emergencias de la OIM; Correo electrónico: awells@iom.int; Tel.: +41 79 403 5365

Yasmina Guerda, Oficial de Comunicaciones de Salud Pública de la OIM; Correo electrónico: yguerda@iom.int; Tel.: +41 79 363 17 99 

Tags: 
covid19, covid, coronavirus, salud, virus

Refugiados y Migrantes de Venezuela Durante la Crisis del COVID-19: mientras aumentan las necesidades, son esenciales más medidas inclusivas y ayuda

Date Publish: 
01 / 04 / 2020

Comunicado conjunto ACNUR-OIM 

Ginebra, 1 de abril de 2020 – Con la pandemia del Coronavirus poniendo a prueba los sistemas de atención médica en todo el mundo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) hacen un llamado de atención sobre los desafíos que enfrentan los refugiados y migrantes de Venezuela. 

"En un momento en que la atención mundial se centra en el COVID-19, y a medida que los gobiernos y las comunidades, en especial los trabajadores de la salud, se unen heroicamente para combatir este virus, no debemos perder de vista las necesidades de los millones de refugiados y migrantes venezolanos”, sostuvo Eduardo Stein, Representante Especial Conjunto del ACNUR y la OIM para los refugiados y migrantes de Venezuela. 

“El COVID-19 ha paralizado muchos aspectos de la vida, pero las implicaciones humanitarias de esta crisis no han cesado, y nuestra acción coordinada sigue siendo más necesaria que nunca. Instamos a la comunidad internacional a aumentar su apoyo a los programas humanitarios, de protección e integración, de los que dependen la vida y el bienestar de millones de personas, incluidas las comunidades de acogida ". 

La actual emergencia mundial de salud pública ha agravado la ya difícil situación de muchas personas refugiadas y migrantes de Venezuela y de sus comunidades de acogida.  

Muchos dependen de ingresos insuficientes para cubrir necesidades básicas como vivienda, alimentación y atención médica; otros no tienen un techo sobre sus cabezas. Con creciente temor a disturbios sociales, los refugiados y migrantes de Venezuela también corren riesgo de ser estigmatizados. 

Los gobiernos de la región han estado liderando y coordinando la respuesta para garantizar que aquellos que salen de Venezuela puedan acceder a derechos y documentación. Pero en la medida que las capacidades nacionales se ven saturadas hasta un punto crítico, el bienestar y la seguridad de los venezolanos y sus comunidades de acogida están cada vez más en riesgo. 

Millones de refugiados y migrantes, y las comunidades que los acogen, continúan necesitando apoyo urgente, particularmente a medida que el impacto económico de la pandemia del Coronavirus comienza a sentirse en América Latina y el Caribe. 

La coordinación de la respuesta humanitaria a refugiados y migrantes de Venezuela es liderada por la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial (Respuesta a venezolanos – R4V), complementada por ocho plataformas nacionales o sub-regionales. Las plataformas operan a través de un enfoque sectorial con la participación de 137 socios. Además, la OMS-OPS lidera los aspectos relacionados a la salud en la respuesta al COVID-19. 

La Plataforma Regional ha activado una revisión crítica de todas las operaciones en la región para priorizar la protección y las acciones de asistencia y promover la inclusión de refugiados y migrantes en los programas nacionales. En estrecha coordinación con la OMS-OPS, R4V también colabora con las autoridades nacionales y locales para abordar los nuevos desafíos y brindar apoyo básico a los refugiados y migrantes venezolanos, así como a las comunidades de acogida. 

Mientras se mantienen las medidas de distanciamiento físico, los socios están implementando una serie de actividades de prevención y respuesta en los principales lugares donde se alojan refugiados y migrantes de Venezuela. Estas actividades aseguran que las personas puedan acceder adecuadamente a la información, agua potable, jabón y al tratamiento adecuado de residuos. Las organizaciones trabajan a tiempo completo para encontrar formas innovadoras de apoyo a las personas más vulnerables en el contexto actual, al tiempo que acompañan a las autoridades nacionales para establecer espacios de observación y aislamiento para posibles casos positivos de COVID-19. 

Hasta ahora, el Plan de Respuesta Regional para Refugiados y Migrantes (RMRP, por su sigla en inglés) lanzado en noviembre de 2019 para responder a las necesidades más urgentes de los refugiados y migrantes de Venezuela en 17 países, así como a las de las comunidades locales de acogida, ha recibido menos del tres por ciento de los fondos solicitados, lo que podría poner en riesgo la continuidad de los programas de asistencia en toda América Latina y el Caribe. 

 

Para más información sobre este tema, por favor contacte: 

 

En Ginebra: 

Shabia Mantoo, UNHCR (mantoo@unhcr.org) +41 79 337 7650 

Angela Wells, IOM (awells@iom.int) +41 79 403 5365 

 

En Panamá: 

Daniela Rovina, IOM (drovina@iom.int) +507 6312-8294 

William Spindler, UNHCR (spindler@unhcr.org)  +507 63827815 

Olga Sarrado, UNHCR (sarrado@unhcr.org) +507 6640 0185 

 

Para más información, consulte el sitio web de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial: R4V.info