La OIM fortalece capacidades para el monitoreo de flujos de personas migrantes en México y Guatemala

Date Publish: 
02/06/2019

La matriz de seguimiento de desplazamiento (DTM) es un sistema que utiliza la OIM a nivel global para seguir y monitorear el desplazamiento y la movilidad de las poblaciones. Esta metodología está diseñada para capturar, procesar y diseminar regular y sistemáticamente información para proveer una mejor preparación y respuesta a los flujos migratorios en distintas partes del mundo.

La OIM aplicó en diciembre del 2018 un DTM en Tijuana, Baja California, México, con el fin de recopilar información cuantitativa y cualitativa, de los perfiles migratorios y demográficos de la población migrante que participó en las "caravanas" que cruzaron Centroamérica y México a finales del año anterior.

"Dada la partida de nuevas caravanas en enero de 2019, la información obtenida a través del DTM es de vital importancia ya que permite comprender mejor el perfil de los migrantes que la conforman", dijo Marcelo Pisani, Director Regional de la OIM para América Central, América del Norte y el Caribe. "Estos datos facilitarán la respuesta de la OIM y de los diversos actores involucrados desde un enfoque integral”. Los resultados del DTM se puede descargar aquí.

En continuidad a este trabajo de investigación, se realizó un taller de capacitación y un intercambio de buenas prácticas con contrapartes, personal de la OIM y personas voluntarias, para la aplicación de la metodología de DTM en la frontera entre México (Chiapas) y Guatemala (San Marcos) en seguimiento a los nuevos flujos migratorios.

“El intercambio de experiencias abrió un diálogo con las instituciones participantes, con el fin de medir los alcances reales de la aplicación de la herramienta en Tapachula y con base en ello ofrecer una estrategia adaptada a las necesidades locales, para su implementación” explicó Karla Picado, especialista en Gestión de la Información de la OIM.

Los hallazgos de estos DTM proveen información vital para mejorar las acciones que se implementan en la región, como el Programa de Retorno Voluntario Asistido (AVR, por sus siglas en inglés), con el cual se ha apoyado el retorno voluntario de más de 700 personas migrantes de las caravanas entre noviembre de 2018 y enero de 2019. Puede descargar el informe sobre retornos voluntarios aquí.

Todos estos esfuerzos se realizan en el marco del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica - Caribe, que se ejecuta con el apoyo de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los EE. UU.

Para obtener más información, comuníquese con Alexandra Bonnie en la Oficina Regional de la OIM para América Central, América del Norte y el Caribe, correo electrónico: abonnie@iom.int, Tel: +506 2212 5304


Refugiados y Migrantes de Venezuela Durante la Crisis del COVID-19: mientras aumentan las necesidades, son esenciales más medidas inclusivas y ayuda

Date Publish: 
01 / 04 / 2020

Comunicado conjunto ACNUR-OIM 

Ginebra, 1 de abril de 2020 – Con la pandemia del Coronavirus poniendo a prueba los sistemas de atención médica en todo el mundo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) hacen un llamado de atención sobre los desafíos que enfrentan los refugiados y migrantes de Venezuela. 

"En un momento en que la atención mundial se centra en el COVID-19, y a medida que los gobiernos y las comunidades, en especial los trabajadores de la salud, se unen heroicamente para combatir este virus, no debemos perder de vista las necesidades de los millones de refugiados y migrantes venezolanos”, sostuvo Eduardo Stein, Representante Especial Conjunto del ACNUR y la OIM para los refugiados y migrantes de Venezuela. 

“El COVID-19 ha paralizado muchos aspectos de la vida, pero las implicaciones humanitarias de esta crisis no han cesado, y nuestra acción coordinada sigue siendo más necesaria que nunca. Instamos a la comunidad internacional a aumentar su apoyo a los programas humanitarios, de protección e integración, de los que dependen la vida y el bienestar de millones de personas, incluidas las comunidades de acogida ". 

La actual emergencia mundial de salud pública ha agravado la ya difícil situación de muchas personas refugiadas y migrantes de Venezuela y de sus comunidades de acogida.  

Muchos dependen de ingresos insuficientes para cubrir necesidades básicas como vivienda, alimentación y atención médica; otros no tienen un techo sobre sus cabezas. Con creciente temor a disturbios sociales, los refugiados y migrantes de Venezuela también corren riesgo de ser estigmatizados. 

Los gobiernos de la región han estado liderando y coordinando la respuesta para garantizar que aquellos que salen de Venezuela puedan acceder a derechos y documentación. Pero en la medida que las capacidades nacionales se ven saturadas hasta un punto crítico, el bienestar y la seguridad de los venezolanos y sus comunidades de acogida están cada vez más en riesgo. 

Millones de refugiados y migrantes, y las comunidades que los acogen, continúan necesitando apoyo urgente, particularmente a medida que el impacto económico de la pandemia del Coronavirus comienza a sentirse en América Latina y el Caribe. 

La coordinación de la respuesta humanitaria a refugiados y migrantes de Venezuela es liderada por la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial (Respuesta a venezolanos – R4V), complementada por ocho plataformas nacionales o sub-regionales. Las plataformas operan a través de un enfoque sectorial con la participación de 137 socios. Además, la OMS-OPS lidera los aspectos relacionados a la salud en la respuesta al COVID-19. 

La Plataforma Regional ha activado una revisión crítica de todas las operaciones en la región para priorizar la protección y las acciones de asistencia y promover la inclusión de refugiados y migrantes en los programas nacionales. En estrecha coordinación con la OMS-OPS, R4V también colabora con las autoridades nacionales y locales para abordar los nuevos desafíos y brindar apoyo básico a los refugiados y migrantes venezolanos, así como a las comunidades de acogida. 

Mientras se mantienen las medidas de distanciamiento físico, los socios están implementando una serie de actividades de prevención y respuesta en los principales lugares donde se alojan refugiados y migrantes de Venezuela. Estas actividades aseguran que las personas puedan acceder adecuadamente a la información, agua potable, jabón y al tratamiento adecuado de residuos. Las organizaciones trabajan a tiempo completo para encontrar formas innovadoras de apoyo a las personas más vulnerables en el contexto actual, al tiempo que acompañan a las autoridades nacionales para establecer espacios de observación y aislamiento para posibles casos positivos de COVID-19. 

Hasta ahora, el Plan de Respuesta Regional para Refugiados y Migrantes (RMRP, por su sigla en inglés) lanzado en noviembre de 2019 para responder a las necesidades más urgentes de los refugiados y migrantes de Venezuela en 17 países, así como a las de las comunidades locales de acogida, ha recibido menos del tres por ciento de los fondos solicitados, lo que podría poner en riesgo la continuidad de los programas de asistencia en toda América Latina y el Caribe. 

 

Para más información sobre este tema, por favor contacte: 

 

En Ginebra: 

Shabia Mantoo, UNHCR (mantoo@unhcr.org) +41 79 337 7650 

Angela Wells, IOM (awells@iom.int) +41 79 403 5365 

 

En Panamá: 

Daniela Rovina, IOM (drovina@iom.int) +507 6312-8294 

William Spindler, UNHCR (spindler@unhcr.org)  +507 63827815 

Olga Sarrado, UNHCR (sarrado@unhcr.org) +507 6640 0185 

 

Para más información, consulte el sitio web de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial: R4V.info