La OIM brinda asistencia humanitaria a venezolanos en Guyana

Date Publish: 
10/12/2018

Georgetown – La OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración se encuentra entregando artículos no alimentarios esenciales (repelente para insectos, jabón, pasta dental), productos de limpieza (baldes, detergentes, cloro), además de redes para mosquitos, hamacas y frazadas a migrantes venezolanos que se encuentran en Guyana en situación de alta vulnerabilidad.

La iniciativa, que ha sido emprendida en el marco del Plan Regional de Acción de la OIM (PRA), ha beneficiado a 793 migrantes venezolanos, en particular a integrantes de la tribu indígena Warao que han llegado a las regiones de Barima Waini y Pomerron Supanaam.

Muchos venezolanos están cruzando a Guyana en bote y llegan totalmente desprovistos de comida, albergue y otros elementos indispensables. La mayor parte de ellos solamente hablan el dialecto Warao de forma fluida y por este motivo la comunicación se vuelve realmente complicada.

La OIM ha difundido información vital que incluye una serie de guías sobre el modo de acceder a la documentación necesaria para el proceso de regularización en la Región 4 (Demerara-Mahaica) y en la Región 2. Gracias a un Memorando de Entendimiento (MOU por su sigla en inglés) que ha sido suscripto con el Grupo de Apoyo a Venezolanos (VSG) y con la ayuda de la Comisión de Defensa Civil, la OIM ha podido distribuir esta información en zonas fronterizas que son de difícil acceso.

La Matriz de Seguimiento de Desplazados de la OIM (DTM por su sigla en inglés) ha sido también usada para detectar las necesidades y las vulnerabilidades de la población migrante, en especial de quienes están en serio riesgo de caer víctimas de las redes de trata, tráfico, y también los migrantes irregulares. En una primera fase, la DTM fue implementada en las Regiones 1 y 4, además de Georgetown. Esta etapa inicial del estudio concluyó el 5 de septiembre y se podrá acceder al mismo más tarde en el presente año.

En paralelo, la OIM Guyana ha organizado talleres para capacitar a funcionarios de respuesta de primera línea, pertenecientes al Ministerio de la Presidencia, a las Fuerzas de Defensa de Guyana, al Ministerio de Asuntos Indígenas, al Ministerio de Asuntos Exteriores, a las Fuerzas Públicas de Guyana, al Ministerio de las Comunidades, al Departamento de Migración y al Ministerio de Salud Pública, en cuestiones tales como la trata de personas, el tráfico de migrantes y otras situaciones de vulnerabilidad; asistencia directa y sistemas de derivación.

Otras agencias regionales y de la ONU participaron de las sesiones de capacitación.  Entre ellas pueden mencionarse a la Organización Panamericana de la Salud, el UNICEF y el ACNUR.

Estos esfuerzos en materia de asistencia humanitaria para ayudar a los migrantes venezolanos y fortalecer la capacidad del gobierno en Guyana han sido posibles gracias a los fondos aportados por el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de las Naciones Unidas (CERF). 

Para mayor información por favor contactar a Tanika Jones en la OIM Guyana, e-mail: tjones@iom.int, Tel +592 231 6533 ​

Tags: 
asistencia humanitaria, Venezuela, migración

Día Mundial contra la Trata de Personas 2020

Date Publish: 
30 / 07 / 2020

António Vitorino

Director General de la Organización Internacional para las Migraciones

 

Día Mundial contra la Trata de Personas

 30 de julio de 2020

 

Este año conmemoramos el vigésimo aniversario de la adopción de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su histórico Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños.

Al mismo tiempo, nos encontramos a mitad de un año muy difícil, dado que los retos planteados por la actual pandemia tienen graves repercusiones para los migrantes, y aumentan la vulnerabilidad de un conjunto más amplio de poblaciones a la trata y a la explotación.

La OIM estaba implementando intervenciones contra la trata de personas en observancia de los principios de derechos humanos, mucho antes de que el Protocolo nos proporcionara los parametros claros y definidos que hoy conocemos.

Asimismo, nuestras intervenciones han evolucionado con el tiempo a medida que nuevas formas de trata han emergido.

Hemos aprendido, al igual que los gobiernos, que es imperativo colaborar con el sector privado, organizaciones sindicales, auditores de las cadenas de suministro y agencias de reclutamiento para establecer prácticas que reduzcan los riesgos de trata y explotación.

A medida que nos embarcamos en una nueva década, el mundo es confrontado quizás con su más grande desafío en la lucha contra la trata- el de una pandemia, que además ha traído severas restricciones a la movilidad, afectado medios de subsistencia, y limitado el acceso a personas vulnerables.

COVID-19 ha traído consigo un impacto devastador a la seguridad del hogar y la salud  de billones de personas en todo el mundo, lo que inevitablemente incrementa la vulnerabilidad y el riesgo de explotación, así sea buscadores de empleo aceptando viajes peligrosos, familias dependiendo de trabajo infantil para sobrevivir, o del casamiento de sus hijas menores en un intento desesperado de aliviar la presión económica.

Ahora, como siempre hemos hecho, la comunidad anti-trata debe evolucionar y adaptarse a esta nueva crisis, encontrando formas innovativas de identificar tendencias, de examinar vulnerbailidades, para apoyar a los Estados y a la vez promover los derechos humanos y la prevención del abuso, y para buscar opciones seguras y viables para quienes permanezcan en movimiento. Avancemos en esta dirección juntos, ya que unidos somos más fuertes!

Leer en inglés I Leer en francés