La COVID-19 y la detención de migrantes: ¿qué pueden hacer los gobiernos y otros actores claves?

Date Publish: 
04/29/2020

 

Red de las Naciones Unidas sobre Migración 

En tiempos de la pandemia de COVID-19, en todo el mundo estamos siendo testigos de los severos impactos del uso de la detención de migrantes, solicitantes de asilo y refugiados por el simple hecho de serlo– que en algunos casos se manifiesta a través de la detención indefinida en lugares superpoblados, en otros, por situaciones prolongadas de irregularidad, así como el temor de ser detenidos, y en todos los casos, por el riesgo cada vez mayor de que todos contraigan la infección: los migrantes, el personal, sus familias, y las comunidades de acogida.  

La Red de las Naciones Unidas sobre Migración lanzó ayer recomendaciones prácticas que se necesitaban con suma urgencia, las cuales contienen una guía para los Estados y los actores claves acerca de la prevención y respuesta a la COVID-19 en el contexto de la detención de migrantes. Poniendo el foco en el desarrollo de alternativas que se aparten de la mera custodia y que estén basadas en lo comunitario, el breve informe pone de relieve los pasos que varios gobiernos han dado ya para liberar con rapidez a los migrantes de la detención y brindarles acceso a atención sanitaria, vivienda y otros servicios, con independencia de su condición migratoria. La Red espera contribuciones de todos los asociados a fin de poder seguir actualizando con regularidad las mencionadas recomendaciones.  

El Grupo de trabajo sobre alternativas a la detención de la Red – que es liderado conjuntamente por UNICEF, el ACNUR y la Coalición Internacional contra la Detención – ha desarrollado esta guía por medio de una alianza entre las agencias del sistema de Naciones Unidas y la sociedad civil. Las recomendaciones han tomado forma sobre la base de la amplia y diversificada experiencia de los miembros del Grupo de trabajo, incluyendo a agencias de Naciones Unidas, organizaciones de la sociedad civil y redes, jóvenes, gobiernos locales y expertos técnicos que trabajan en todo el mundo en el ámbito de la detención de migrantes y alternativas a la misma.  

La Red convoca a los Estados a fin de que suspendan el uso de la detención de migrantes; para que aumenten e implementen alternativas de base comunitarias alejadas de la mera custodia; para liberar a los migrantes de la detención brindándoles otras alternativas, observando estrictas medidas de amparo y dando prioridad a los niños, familias y otros migrantes en situación de vulnerabilidad; y para mejorar cuanto antes las condiciones generales en los lugares donde se usa la detención de migrantes mientras se trabaja en la transición hacia otras alternativas.  

Al momento de lanzar la mencionada guía, la Red desea recordar a los Estados el compromiso asumido respecto del Pacto Mundial para una Migración Ordenada, Segura y Regular, priorizando alternativas a la detención de migrantes, usando la detención como un último recurso exclusivamente, y trabajando en pos de poner punto final a la detención de niños migrantes. La pandemia de COVID-19 ha creado una instancia ideal para pensar en alternativas viables a la detención de migrantes a fin de mitigar las preocupaciones en materia de salud pública a la par que se asegura el ejercicio de los derechos humanos de los migrantes y su acceso a servicios esenciales. Juntos debemos aprovechar esta oportunidad para redoblar nuestros esfuerzos cooperativos, adoptar una visión que trascienda la actual y mostrar de forma concreta cómo la migración puede ser regulada sin necesidad de recurrir a la detención de migrantes.  

La Red de las Naciones Unidas sobre Migración reitera su compromiso de brindar apoyo a todos sus asociados en los esfuerzos para la implementación del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, reconociendo que este marco de cooperación constituye una valiosa herramienta que asegura que todos los miembros de la sociedad puedan hacer aportes a una respuesta colectiva ante la COVID-19 y reciban el mismo nivel de protección contra su impacto.  

La Red de las Naciones Unidas sobre Migración fue establecida a fin de asegurar un apoyo efectivo, oportuno, coordinado y comprensivo de todo el sistema a los Estados Miembros en la implementación, seguimiento y revisión del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.  

El Grupo de trabajo sobre alternativas a la detención es uno de los seis grupos temáticos de trabajo establecidos en el marco de la Red, y sus tareas consisten en la promoción del desarrollo y de la implementación de alternativas humanas a la detención basadas en derechos en el contexto de la migración.  

Si bien el mandato de la Red está limitado a la migración y provee el contexto en el cual este informe de políticas ha sido escrito, el ACNUR hace un llamamiento a los Estados para implementar también estas recomendaciones en todos aquellos casos en los que resulten aplicables a los refugiados y solicitantes de asilo y para proteger los derechos humanos y la salud de todos por igual, con independencia de su condición migratoria.  

Para consultas de prensa por favor contactar a: 

OIM: 

Safa Msehli, Oficial de Comunicaciones 

+41 79 403 55 26 

smsehli@iom.int 

 

ACNUR

Charlie Yaxley 

yaxley@unhcr.org 

 

UNICEF

Christopher Tidey, Especialista en Comunicaciones 

+1 917 340 3017 

ctidey@unicef.org 

 

Coalición Internacional contra la Detención (IDC): 

Mia-lia Boua Kiernan 

mkiernan@idcoalition.org 

Silvia Gómez Moradillo 

sgomez@idcoalition.org 

 

ACNUDH: 

Rupert Colville 

rcolville@ohchr.org 


Los Estados Unidos envían fondos para ayudar a la OIM en la provisión de asistencia humanitaria para migrantes vulnerables afectados por la COVID-19

Date Publish: 
26 / 05 / 2020

Washington  DC  –  El Gobierno de los Estados Unidos está entregando nuevos fondos por un monto de casi 28,5 millones de dólares para brindar apoyo a la respuesta que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está ofreciendo ante la pandemia de COVID-19 en todo el mundo. La contribución permitirá la provisión de asistencia humanitaria vital para refugiados, migrantes vulnerables y comunidades de acogida en casi 30 países.  

Desde que el brote comenzó, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado más de 4,5 millones de casos y más de 300.000 muertes en todo el mundo. En semanas recientes han seguido apareciendo más concentraciones de casos entre los migrantes de diferentes regiones.  

Con frecuencia Los migrantes son más vulnerables debido a las circunstancias de sus viajes, y la pandemia no ha hecho otra cosa que exacerbar tal vulnerabilidad. Muchos enfrentan obstáculos en el acceso a albergues, alimentos, cuidados médicos y suministros esenciales adecuados. Otra barrera que a veces puede llegar a presentarse es la de conseguir información adecuada sobre los riesgos, normas de higiene y servicios que sea creíble y que haya sido preparada teniendo en cuenta factores lingüísticos y culturales.  

“La falta de recursos de salud puede dejar a los migrantes expuestos a situaciones de vulnerabilidad o explotación”, sostuvo el Director General de la OIM António Vitorino.   

“La OIM tiene especial interés en paliar las crecientes necesidades de las poblaciones desplazadas expuestas a los mayores riesgos, incluyendo en ellas a las mujeres y jóvenes, niños, personas discapacitadas y personas mayores”.  

Este apoyo de los Estados Unidos ayudará a abordar las crecientes amenazas y desafíos que afectan a los migrantes, refugiados, personas desplazadas internamente, y comunidades de acogida en Bangladesh, Colombia, Etiopía, Indonesia, Turquía, entre otros. Es muy importante aumentar las medidas de preparación y de respuesta y también brindar servicios básicos a las personas que están desplazándose a fin de minimizar la propagación de la enfermedad y reducir las tasas de mortalidad.  

La OIM ha lanzado la versión revisada de su Plan Estratégico de Preparación y Respuesta para la COVID-19 por un monto de $499 millones, a fin de paliar las consecuencias de gran alcance de esta crisis de salud pública. La donación de los Estados Unidos lleva ahora el monto total financiado a casi 100 millones de dólares, es decir un 20 por ciento. 

Para más información por favor contactar a Liz Lizama en la OIM Washington, Tel.+1 202 716 8820, Correo electrónico: elizama@iom.int