El COVID-19 no discrimina; ni tampoco nuestra respuesta

Date Publish: 
03/20/2020

A medida que el mundo se enfrenta a la pandemia de COVID-19, la Red de las Naciones Unidas sobre Migración aplaude los inmensos esfuerzos hasta la fecha para combatir esta crisis e insta a que todos, incluidos los migrantes, independientemente de su estado migratorio, se incluyan en los esfuerzos para mitigar y revertir el impacto de esta enfermedad. Con ese fin, los migrantes deben ser vistos como víctimas potenciales y como parte integral de cualquier respuesta efectiva de salud pública. Es particularmente importante que todas las autoridades hagan todo lo posible para enfrentar la xenofobia, incluso cuando los migrantes y otras personas están sujetas a discriminación o violencia relacionada con el origen y la propagación de la pandemia. El COVID-19 no discrimina, y tampoco debería nuestra respuesta, si queremos tener éxito.

Un enfoque integral de esta crisis tiene implicaciones para la salud pública, la vivienda y las políticas económicas nacionales y locales. Los migrantes y las personas en movimiento enfrentan las mismas amenazas de salud del COVID-19 que las poblaciones de acogida, pero pueden enfrentar vulnerabilidades particulares debido a las circunstancias de su viaje y las pobres condiciones de vida y trabajo en las que pueden encontrarse. Con demasiada frecuencia, los migrantes enfrentan obstáculos innecesarios para acceder a la atención médica. Inaccesibilidad de servicios; barreras lingüísticas y culturales; costo; falta de políticas de salud inclusivas para los migrantes; las barreras legales, regulatorias y prácticas para la atención de la salud juegan un papel en esto, al igual que, en muchos casos, los prejuicios. Si un migrante teme la deportación, la separación familiar o la detención, puede estar menos dispuesto a acceder a la atención médica o proporcionar información sobre su estado de salud.

A menudo, a millones, incluidos los migrantes, se les niega el derecho a un nivel de vida adecuado, incluida la vivienda, la alimentación, el agua y el saneamiento, y no tienen más remedio que vivir en condiciones de hacinamiento, antihigiénicas, con acceso limitado o nulo a los servicios de salud. Esta es una combinación que aumenta la vulnerabilidad de las comunidades y los migrantes a las enfermedades, y obstaculiza enormemente la capacidad de las autoridades para implementar efectivamente las pruebas tempranas, los diagnósticos y la atención vital para medidas integrales de salud pública efectivas. Es crucial que las autoridades gubernamentales a nivel nacional y local tomen las medidas necesarias para proteger la salud de todos aquellos que viven en condiciones inseguras y de los más vulnerables, independientemente de su estado. Las medidas deben incluir prevención, pruebas y tratamiento adecuados, acceso continuo y aumentado a refugios de emergencia para personas sin hogar sin barreras relacionadas con el estado migratorio; y suspensiones de desalojos.

Si bien muchos países han optado por reforzar los controles en sus fronteras en un esfuerzo por contener la propagación de COVID-19, es fundamental que tales medidas se implementen de manera no discriminatoria, de acuerdo con el derecho internacional y priorizando la protección de los más vulnerables. Las políticas y su implementación , incluido el retorno forzoso y la detención de inmigrantes, deben llevarse a cabo de acuerdo con las obligaciones de derechos humanos y es posible que deban ajustarse para garantizar que sean compatibles con estrategias efectivas de salud pública y mantengan condiciones adecuadas. A este respecto, es vital que las limitaciones a la libertad de desplazamiento no afecten indebidamente a los derechos humanos y al derecho a solicitar asilo, y que las restricciones se apliquen de manera proporcionada y no discriminatoria. 

Para que nuestra respuesta a esta pandemia sea efectiva, debemos superar las barreras actuales para una cobertura de salud adecuada, asequible y verdaderamente universal. La inclusión de todos los migrantes y grupos marginados es necesaria en todos los aspectos de la respuesta al COVID-19, ya sea que busquemos prevención, detección o acceso equitativo a medidas de tratamiento, atención o contención, o condiciones seguras de trabajo. Los mensajes de comunicación de riesgos sobre cómo proteger a todos deben interactuar con todas las comunidades y estar disponibles en idiomas y formatos para medios que sean comprensibles y accesibles para todos.

Los centros de detención de inmigrantes generalmente están superpoblados y carecen de atención médica y saneamiento adecuados. Con el fin de evitar una rápida propagación del virus, los Estados deben establecer las medidas necesarias para proteger la salud de los migrantes en estas instalaciones y establecer urgentemente alternativas a la detención sin custodia como una medida para mitigar estos riesgos.

Además, es importante que los migrantes se incluyan en las medidas que se están introduciendo para mitigar la recesión económica causada por el COVID-19. Los migrantes y sus familias a menudo forman parte de grupos marginados y vulnerables que ya están experimentando dificultades económicas como resultado de las medidas de contención. El impacto del cierre de actividades debido a la pandemia puede afectar particularmente a los trabajadores de bajos salarios y aquellos en el sector informal, incluidos los jóvenes y las mujeres, que a menudo están en trabajos precarios o temporales y no tienen acceso a la protección social, licencia por enfermedad remunerada, o pérdida de ingresos. Los trabajadores domésticos pueden verse más gravemente afectados por las medidas de distanciamiento social y el aislamiento en los hogares de los empleadores, y están sujetos a discriminación.

Se necesita atención específica para aquellos trabajadores, muchos de los cuales son migrantes, que continúan garantizando servicios indispensables para las personas durante la pandemia, como los de la economía del cuidado y, la industria de servicios y la economía informal, para garantizar la protección de sus derechos y derechos fundamentales en el trabajo. Acogemos con beneplácito las medidas adoptadas por los Estados miembros para extender las visas de trabajo y otras medidas apropiadas para aliviar las limitaciones que enfrentan los trabajadores migrantes y sus familias debido al cierre de empresas, y para garantizar la protección continua de sus derechos humanos internacionales, incluidos sus derechos laborales.

Solo con un enfoque inclusivo, que realmente no deje a nadie atrás, podremos superar esta crisis global de magnitud y proporciones sin precedentes.

 

Para consultas de los medios, comuníquese con:

OIM

Leonard Doyle División de Medios y Comunicación Portavoz del Director General.

 +41 22 717 95 89

 ldoyle@iom.int or media@iom.int

 

Yasmina Guerda, , Oficial de Comunicaciones de Salud Pública.

+41 79 363 17 99

yguerda@iom.int

 

ACNUDH

Rupert Colville, Spokesperson / Jefe de Medios.

 +41 22 917 9767

rcolville@ohchr.org

 

ACNUR

Shabia Mantoo, +41 79 337 7650, mantoo@unhcr.org

 

UNICEF

Christopher Tidey, Especialista en Comunicaciones para Emergencias, UNICEF Nueva York

+1 917 340 3017

ctidey@unicef.org  

 

UN-Habitat

Susannah Price

susannah.price@un.org

 

Tags: 
covid, covid19, coronavirus, salud

OIM lanza campaña informativa sobre migración y COVID-19 en idiomas mayas

Date Publish: 
08 / 09 / 2020

Ciudad de Guatemala - La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha lanzado una campaña informativa comunitaria de prevención de los estereotipos y la discriminación contra las personas migrantes que retornan a Guatemala, en el contexto de la emergencia por la COVID-19, la que será difundida a través de radios locales, perifoneo comunitario y medios digitales, en español y tres idiomas mayas.

“Desde a OIM estamos poniendo énfasis en la democratización de las comunicaciones y el acceso a la información confiable y verificada que pueda tener un mejor impacto en la salud, el bienestar y el desarrollo de las poblaciones, especialmente de los grupos indígenas de Guatemala”, aseguró Jorge Peraza, Jefe de Misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras.

“También estamos intensificando el trabajo a nivel local para prevenir los estigmas, las expresiones de discriminación y las violencias en contra de las personas migrantes que están retornando a sus comunidades de origen y reuniéndose con sus familias. El mensaje más importante es que todos y todas corremos los mismos riesgos frente al COVID-19, independientemente del estatus migratorio”, añadió Peraza.

La campaña será transmitida en medios locales de 19 municipios en los departamentos de Huehuetenango, San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán, Quiché, Sololá y Retalhuleu, en idiomas español, mam, kaqchikel y k’iche’. Algunas de las estaciones tendrán alcance hasta las comunidades del sur de México.

También se divulgará en estas regiones por medio de perifoneo en aldeas y comunidades donde el acceso a la información confiable en idiomas maternos es escaso. Para reforzar la entrega de mensajes a distintas audiencias, la campaña será colocada en medios digitales y redes sociales institucionales y de algunas contrapartes.

“Raramente, el vínculo entre la salud y la migración es abordado en las agendas mediáticas, en las redes digitales o en los debates comunitarios. De manera general, se sabe que las poblaciones migrantes gozan de buena salud, pero en el contexto de la emergencia por el nuevo coronavirus, las comunidades necesitarán de mejores herramientas para acceder a su derecho humano a la salud”, enfatizó Melissa Vega, Jefa de Prensa de la oficina de la OIM en Guatemala. 

“Con nuestro trabajo en comunidades del occidente guatemalteco, desde el proyecto de Comunicación para el Desarrollo nos hemos damos cuenta que falta información diseñada directamente para las necesidades de cada población. En las áreas rurales, las formas de comunicación difieren de las áreas urbanas, por tanto, nos toca enfocarnos en responder a las necesidades de descentralización”, indicó Ester Vargas, experta en Comunicación para el Desarrollo de la OIM en Guatemala.

La iniciativa incluye ejes informativos sobre el virus y lo que hasta el momento las investigaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han revelado; las medidas sanitarias básicas para proteger la salud y el bienestar; el combate a la desinformación; y la prevención del estigma y la discriminación hacia los grupos migrantes que están retornando a Guatemala en medio de la pandemia.

Los resultados de una reciente muestra realizada por la OIM sobre las percepciones de las juventudes y la COVID-19 en los tres países del norte de Centroamérica, revelaron que las comunidades utilizan con mayor frecuencia las redes sociales, principalmente Facebook y Whatsapp, para informarse sobre la pandemia; un 39% en Guatemala aseguró utilizar la radio como la principal vía para mantenerse informado. Seis de cada 10 personas reconocieron no lograr identificar si las fuentes informativas son reales y confiables cuando se trata de conocer sobre la pandemia.

Como medidas complementarias a la campaña, la OIM colabora con las autoridades para que se adopten mecanismos de atención especializada con pertenencia cultural, particularmente en los aspectos referentes a la asistencia humanitaria de personas migrantes retornadas y al acceso a la atención y servicios de salud.

De acuerdo con cifras oficiales, 105,277 personas fueron retornadas a Guatemala desde Estados Unidos y México en el 2019. Los 5 departamentos con los mayores números son (en el orden): Huehuetenango (16,352), San Marcos (16,197), Quiché (8,593), Quetzaltenango (8,214) y Guatemala (6,985).

La campaña forma parte del componente de Comunicación para el Desarrollo, del Programa Mesoamérica-Caribe de la OIM, que cuenta con el apoyo de la Oficina de Población, Refugio y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América.

---------------------------------

RECURSOS PARA PERIODISTAS

•Resultados completos del “Sondeo con jóvenes del triángulo norte en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19”: Clic aquí

•Campaña radial en idiomas mayas y español: Clic aquí

•Campaña digital para redes sociales en idiomas mayas y español: Clic aquí

•Materiales complementarios al perifoneo: Clic aquí

 

Para más información, contacta a: Melissa Vega, Jefa de Prensa | mevega@iom.int