El Banco Interamericano de Desarrollo y la OIM se asocian para abordar los desafíos que la migración plantea

Date Publish: 
05/15/2020

Washington,  DC – El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han firmado un Memorando de Entendimiento para maximizar la cooperación y promover conjuntamente la migración ordenada, segura y regular como agente que permita el desarrollo sustentable y el crecimiento inclusivo en la Región de América Latina y el Caribe (ALC).  

El BID y la OIM tienen a su cargo roles complementarios en lo relacionado al abordaje y la promoción de la gestión de la migración y otras cuestiones vinculadas al desarrollo. Los países de la Región de ALC han experimentado flujos migratorios sin precedentes en el pasado durante varios años, los cuales con frecuencia han ejercido presión sobre los servicios y las capacidades de los diversos países.  

Más de los 4.300.000 de los aproximadamente 5.100.000 refugiados y migrantes de Venezuela se encuentran en la Región de América Latina y el Caribe, de acuerdo con datos de las autoridades de inmigración nacional y otras fuentes. Esto convierte al actual éxodo en el mayor movimiento de personas en la región de los últimos tiempos.  

La pandemia de COVID-19 ha generado aún mayor presión sobre los recursos y ha aumentado la necesidad de asistencia efectiva y coordinación entre ambas instituciones para ofrecer mejores servicios a los migrantes y comunidades de acogida.  

Los migrantes son especialmente vulnerables en el contexto actual de la salud pública. El distanciamiento físico, que es una de las medidas más efectivas para “aplanar la curva”, es difícil de poner en práctica en una población que tiende a ser altamente móvil y que con frecuencia ocupa espacios atestados. El acceso limitado a agua apta para el consumo, a servicios básicos de saneamiento y a servicios de salud incrementa esta vulnerabilidad.  

“Debido a la ralentización económica y a la pérdida de medios de subsistencia, los migrantes se cuentan ya entre los grupos más afectados”, dijo Luca Dall’Oglio, Jefe de Misión de la OIM en Washington DC. “Restaurar la coordinación entre los principales actores humanitarios y encarada al desarrollo, asegurará una respuesta con mayor coherencia para mitigar el impacto más allá de la inmediatez de la actual crisis”. 

En el marco del nuevo acuerdo, el BID y la OIM promoverán políticas y programas migratorios basados en evidencias a nivel local, regional y de país, a la par que se protegerán los derechos humanos y laborales de los migrantes y se desarrollará la capacidad institucional”.  

Adicionalmente, los socios brindarán asistencia técnica a las organizaciones locales que han emprendido iniciativas vinculadas a la gestión de la migración, en áreas que incluyen la inclusión financiera, habilidades laborales e integración al mercado de trabajo, salud, protección social e inclusión y cohesión social. Las organizaciones también desarrollarán productos relacionados al conocimiento, incluyendo capacitaciones en línea, sobre temas de mutuo interés.  

“Los vínculos entre la migración y el desarrollo son esenciales para el desarrollo socioeconómico de la región”, sostuvo Antoni Estevadeordal, Consejero Especial sobre Migración del BID. “La sociedad entre la OIM y el BID será una herramienta importante para abordar las cuestiones de movilidad humana y transformar los desafíos vinculados a la migración en oportunidades para el desarrollo”.  

Para más información por favor contactar a Liz Lizama en la OIM Washington, Tel: +1 202 716 8820, Correo electrónico: elizama@iom.int e Isabel Álvarez en el Banco Interamericano de Desarrollo, Tel: +1 202 623-1060, Correo electrónico: isabela@iadb.org.  


Los Estados Unidos envían fondos para ayudar a la OIM en la provisión de asistencia humanitaria para migrantes vulnerables afectados por la COVID-19

Date Publish: 
26 / 05 / 2020

Washington  DC  –  El Gobierno de los Estados Unidos está entregando nuevos fondos por un monto de casi 28,5 millones de dólares para brindar apoyo a la respuesta que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está ofreciendo ante la pandemia de COVID-19 en todo el mundo. La contribución permitirá la provisión de asistencia humanitaria vital para refugiados, migrantes vulnerables y comunidades de acogida en casi 30 países.  

Desde que el brote comenzó, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado más de 4,5 millones de casos y más de 300.000 muertes en todo el mundo. En semanas recientes han seguido apareciendo más concentraciones de casos entre los migrantes de diferentes regiones.  

Con frecuencia Los migrantes son más vulnerables debido a las circunstancias de sus viajes, y la pandemia no ha hecho otra cosa que exacerbar tal vulnerabilidad. Muchos enfrentan obstáculos en el acceso a albergues, alimentos, cuidados médicos y suministros esenciales adecuados. Otra barrera que a veces puede llegar a presentarse es la de conseguir información adecuada sobre los riesgos, normas de higiene y servicios que sea creíble y que haya sido preparada teniendo en cuenta factores lingüísticos y culturales.  

“La falta de recursos de salud puede dejar a los migrantes expuestos a situaciones de vulnerabilidad o explotación”, sostuvo el Director General de la OIM António Vitorino.   

“La OIM tiene especial interés en paliar las crecientes necesidades de las poblaciones desplazadas expuestas a los mayores riesgos, incluyendo en ellas a las mujeres y jóvenes, niños, personas discapacitadas y personas mayores”.  

Este apoyo de los Estados Unidos ayudará a abordar las crecientes amenazas y desafíos que afectan a los migrantes, refugiados, personas desplazadas internamente, y comunidades de acogida en Bangladesh, Colombia, Etiopía, Indonesia, Turquía, entre otros. Es muy importante aumentar las medidas de preparación y de respuesta y también brindar servicios básicos a las personas que están desplazándose a fin de minimizar la propagación de la enfermedad y reducir las tasas de mortalidad.  

La OIM ha lanzado la versión revisada de su Plan Estratégico de Preparación y Respuesta para la COVID-19 por un monto de $499 millones, a fin de paliar las consecuencias de gran alcance de esta crisis de salud pública. La donación de los Estados Unidos lleva ahora el monto total financiado a casi 100 millones de dólares, es decir un 20 por ciento. 

Para más información por favor contactar a Liz Lizama en la OIM Washington, Tel.+1 202 716 8820, Correo electrónico: elizama@iom.int