“Acortemos distancias”, nueva campaña de solidaridad con las personas refugiadas y migrantes en América Latina y el Caribe

Date Publish: 
08/24/2020

Ciudad de Panamá, 24 de agosto de 2020.- La Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V) lanzó hoy “Acortemos distancias”, una campaña que promueve mensajes de empatía, solidaridad y tolerancia a refugiados y migrantes en 25 países de América Latina y el Caribe, con el objetivo de resaltar aquello que nos une como seres humanos. 

Según datos de agosto de 2020, hay 5,2 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en todo el mundo, más del 80 por ciento de las cuales se encuentran en América Latina y el Caribe. Los países de la región y las comunidades de acogida han demostrado grandes esfuerzos para integrar a la población venezolana, siendo fieles a su tradición de solidaridad. Con la pandemia de COVID-19 poniendo a prueba los tejidos sociales, las personas refugiadas y migrantes, incluyendo niños, niñas y adolescentes se enfrentan también a grandes desafíos, entre ellos estigmatización, expresiones de discriminación y xenofobia.

Bajo los nombres Acortemos Distancias - Reduzindo a Distância - One Step Closer-, en los tres principales idiomas hablados en la región, la campaña destaca valores, tradiciones y costumbres compartidas históricamente a lo largo y a lo ancho de América Latina y el Caribe. La alegría, la cultura, el amor, la fuerza, la determinación y los sueños son los ejes de esta campaña que cuenta con un fuerte foco digital, y cuyo lanzamiento incluye la difusión de un spot oficial rodado en cinco países previo a la emergencia sanitaria, que muestra diferentes proyectos que involucran a refugiados y migrantes de Venezuela y comunidades de acogida, e incluye música original con la colaboración de la orquesta Latin Vox Machine y con un poderoso guion narrado por su director, Omar Zambrano.

 

“Frente a las actitudes que incitan a la discriminación y a la violencia, es necesario lanzar un mensaje claro y contundente a favor de la integración”, indicó el Representante Especial Conjunto de ACNUR y la OIM para la situación de los refugiados y migrantes de Venezuela, Eduardo Stein. “Mantener la solidaridad demostrada hasta ahora es vital y esta campaña es un llamado a seguir apostando por la coexistencia constructiva y el respeto por la diversidad”. 

“A América Latina y el Caribe la unen sentimientos como la solidaridad, la diversidad de sus culturas, la familia y la capacidad de adaptarse a las circunstancias complejas desde la alegría y el esfuerzo”, aseguró Bernt Aasen, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. “Queremos que se difunda un mensaje de hospitalidad y de respeto a los derechos humanos y de la niñez porque solo desde la unidad formaremos una región más estable y próspera para todos y todas”, añadió. 

A lo largo de la campaña, se viralizarán contenidos audiovisuales en español, inglés, portugués y papiamento que buscarán contrarrestar los prejuicios sobre las personas refugiadas y migrantes a través de historias reales y datos, ofreciendo una nueva perspectiva, más amplia e incluyente, que invite a ser solidarios.

Esta campaña regional es el resultado del trabajo conjunto de las organizaciones y agencias participantes de la Plataforma R4V, que trabajan con el objetivo de abordar las necesidades de protección, asistencia e integración de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela en la región, mediante el complemento y fortalecimiento de las respuestas de los gobiernos receptores.

 

Sobre R4V

La Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V) se estableció de conformidad con la solicitud del Secretario General de las Naciones Unidas a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en abril de 2018, para dirigir y coordinar la respuesta a refugiados y migrantes de Venezuela -incluidos niños, niñas y adolescentes-, y a sus comunidades de acogida en América Latina y el Caribe, y para complementar la respuesta de los gobiernos. 

A la fecha, la Plataforma R4V reúne a casi 200 organizaciones de toda la región que, conjuntamente con instituciones donantes, proporcionan un análisis coherente y coordinado, una planificación y respuesta estratégicas; así como una dirección general, soporte técnico y un foro de diálogo para implementar actividades específicas para mejorar el bienestar y la resiliencia de refugiados y migrantes de Venezuela y sus comunidades de acogida, tomando en cuenta sus opiniones, entendiendo sus necesidades e ideando formas de ayudarlos.

Para información adicional, por favor consultar el sitio web de “Acortemos distancias” o R4V

Descargue el briefing kit aquí.

Contactos de prensa:

Alejandra Romo, ACNUR, +507 6640-0614, romo@unhcr.org
Daniela Rovina, OIM, +507 6312-8294, drovina@iom.int
Alfonso F. Reca, UNICEF América Latina y Caribe, +507 6941-2277, afernadezreca@unicef.org

Tags: 
R4V, respuesta a venezolanos, Venezuela

El tráfico ilícito de migrantes en México y Centroamérica nunca entró “en cuarentena” durante 2020, señala nuevo estudio de la OIM

Date Publish: 
24 / 02 / 2021

San José- Un estudio reciente de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en América Central y México analizó el impacto de la pandemia por COVID-19 en los flujos migratorios relacionados con este delito. Los principales hallazgos apuntan a que el tráfico ilícito ha continuado desarrollándose, aunque los flujos han disminuido desde inicios de 2020.

El tráfico ilícito de migrantes, es decir, el traslado irregular de personas a través de una frontera internacional constituye una de las actividades criminales más lucrativas del mundo. La movilidad global se vio completamente afectada durante la pandemia por COVID-19, como evidente efecto de las medidas adoptadas por los Estados en cuanto a las restricciones y cierres de fronteras. Sin embargo, el “contrabando de personas” a través de México y Centroamérica nunca se puso “en cuarentena”.

El estudio no halló evidencia de que el crimen organizado haya tomado control del tráfico ilícito de migrantes, enfocándose en su lugar en el traslado ilícito de drogas, medicamentos y otros artículos. Por el contrario, se halló que prevalece el tráfico de subsistencia, practicado por habitantes de áreas fronterizas que se han visto empobrecidas debido a la reducción de oportunidades de empleo y a la pérdida de ingresos causada por las restricciones impuestas a la movilidad y al comercio.

El tráfico ilícito de migrantes, explica el estudio, es practicado por hombres y mujeres que dependen en economías informales locales como fuente de ingreso. Se advierte un incremento de la participación de niñas, niños y adolescentes que, al residir a lo largo de franjas fronterizas, utilizan sus conocimientos de rutas escondidas para facilitar la migración irregular.

Los hallazgos incluyen información sobre cambios en demanda, precios y organización de los servicios ofrecidos por traficantes. La carencia de recursos para cubrir las cuotas impuestas por los grupos de traficantes obliga a las familias migrantes a hipotecar sus tierras o vender sus propiedades, siendo presa no sólo de traficantes sino también de prestamistas.

El estudio también explora los retos a los que se han enfrentado las instituciones para dar respuesta al tema en un contexto en el que sus recursos y operaciones se vieron directamente afectados.

“Una de las recomendaciones de este estudio es integrar a las comunidades involucradas en el tráfico ilícito de migrantes en las estrategias de recuperación socioeconómica, para diversificar sus fuentes de ingreso y las alternativas de subsistencia”, dijo Alexandra Bonnie, coordinadora del Programa Regional sobre Migración de la OIM. “Los Estados deberían reconocer que un acceso disminuido, dificultoso o inadecuado a alternativas legales y seguras a la migración irregular impulsa la demanda de servicios de migración irregular, lo cual a su vez pone a las

personas migrantes sistemáticamente en riesgo. Bajo un enfoque integral, la lucha contra este crimen debería verse como un aspecto más de la gobernanza de la migración”.

El estudio se desarrolló entre julio y agosto de 2020, con una metodología cualitativa, descriptiva y exploratoria. Los métodos incluyeron revisión documental, observación de campo y entrevistas con personal clave de gobiernos y organizaciones internacionales.

El estudio se presentó el miércoles 17 de febrero, ante representantes de los Estados miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), de la Comisión Centroamericana de Directores de Migración (OCAM) y de la Coalición Regional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (CORETT).

Este estudio se desarrolló en el marco del Programa Regional sobre Migración de la OIM, con financiamiento de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de la OIM. Puede consultarlo aquí.