10 años después del “Goudou Goudou” la OIM asiste a las mujeres artistas de Haití para recaudar fondos destinados a los más vulnerables

Date Publish: 
01/10/2020

Puerto Príncipe – A fin de conmemorar el 10° aniversario del terremoto en Haití y recordar a sus víctimas, la OIM Haití, su Embajadora de Buena Voluntad Phyllisia Ross y un grupo de mujeres haitianas artistas han lanzado la canción Goudou Goudou. El nombre deriva de la popular manera en que los haitianos describen el terremoto que devastó a su país. El video ayudará a recaudar fondos para los muchos haitianos desplazados que aún se encuentran viviendo en campamentos y que necesitan recibir apoyo.

 Desde que se produjo el terremoto de magnitud 7.0 el 12 de enero de 2010, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha estado trabajando en estrecha coordinación con el Gobierno de Haití, con la ONU y con otras agencias humanitarias. En este período, la OIM junto a sus socios ha reubicado al 98% del millón y medio de personas desplazadas internamente (IDPs) las cuales fueron reubicadas debido al desastre natural.

 Luego del terremoto, que provocó la muerte de al menos 220.000 personas e hirió a otras cientos de miles, la OIM, que es la agencia líder en el campo de la Coordinación y Gestión de Campamentos (CCCM), brindó su apoyo a la recopilación y monitoreo de datos sobre IDPs por medio de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento (DTM). A partir de tales datos, se pudo determinar la acción necesaria para poder manejar el desastre y las cuestiones relacionadas con los albergues y artículos no alimentarios, protección y salud.

"Luego de producido el terremoto, el personal de la OIM brindó su respuesta en un lapso de 24 horas”, dijo Giuseppe Loprete, Jefe de Misión de la OIM en Haití. “Brindamos y coordinamos los servicios necesarios para la supervivencia, trabajamos muy de cerca con el Gobierno de Haití y con las agencias internacionales de ayuda humanitaria a fin de encontrar soluciones duraderas a la crisis que dejó a millones de personas sin hogar y viviendo en 1.500 campamentos”, agregó.

 La OIM también le brindó su apoyo al Gobierno de Haití en la generación de una política nacional sobre evacuación a corto plazo que cubra la preparación, la pre-evacuación, la evacuación y la post-evacuación para el caso de una emergencia de esta naturaleza y magnitud. Más de 20.000 personas fueron capacitadas en primeros auxilios básicos y en gestión de riesgos por desastres en comunidades o campamentos. La OIM también le brindó su apoyo a la construcción o rehabilitación de 39 edificios que pueden ser utilizados como un centro de evacuación temporario.

La OIM por medio del Grupo de Albergues procedió a la distribución de subsidios para apoyar los costos de rentar alojamientos para más de 19.000 familiasEn coordinación con otras organizaciones, la OIM también distribuyó más de 2.550 albergues, 20.000 kits de refuerzo y 500 kits de reparación para casas de madera.

Al 31 de diciembre de 2019, muchos de los 1.477 albergues de evacuación seguían padeciendo numerosas necesidades. La OIM Haití sigue sosteniendo que es crucial continuar fortaleciendo las capacidades del Sistema Nacional para la Gestión de Riesgos por Desastres en términos de la gestión de los albergues de evacuación y de otras respuestas ante los desastres.

Además de abordar las necesidades en materia de construcción, la OIM proveyó respuestas inmediatas en áreas tales como la violencia basada en género (GBV), protección de la infancia, asistencia a las poblaciones más vulnerables y apoyo en materia de mediación para los desalojos forzados. A raíz de todo eso, más de 16.500 personas en situación de riesgo recibieron apoyo en los campamentos (972 de las cuales recibieron apoyo por GBV), en tanto que 3.333 personas ya han recibido sus documentos de identidad.

La salud ha sido también un tema que requirió de bastante atención desde el momento del terremoto. Como parte de la respuesta a posibles brotes de cólera, la OIM asistió a 4.037.301 personas en 532 campamentos y comunidades. Además la OIM colaboró en la construcción de cuatro centros para el tratamiento de la diarrea e instaló 386 estructuras médicas que eran muy necesarias.

A pesar de todos estos esfuerzos, muchas personas afectadas por el terremoto siguen enfrentando desafíos y hasta la fecha aún no cuentan con acceso a servicios básicos, electricidad, agua, comida, salud, educación y oportunidades de contar con medios de subsistencia, como muchos otros en Haití. Los flujos migratorios desde Haití hacia países vecinos tales como los de Norte y Suramérica están aumentando ya que la población más vulnerable procura nuevas oportunidades en el exterior.

Por favor donar aquí para apoyar a Haití.

Para más información por favor contactar a  Anton Galan, en la OIM Haití, Tel:+509 4612-0436. Email: agtorrego@iom.int

 

Tags: 
Humanitarian Emergencies, Shelter

Refugiados y Migrantes de Venezuela Durante la Crisis del COVID-19: mientras aumentan las necesidades, son esenciales más medidas inclusivas y ayuda

Date Publish: 
01 / 04 / 2020

Comunicado conjunto ACNUR-OIM 

Ginebra, 1 de abril de 2020 – Con la pandemia del Coronavirus poniendo a prueba los sistemas de atención médica en todo el mundo, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) hacen un llamado de atención sobre los desafíos que enfrentan los refugiados y migrantes de Venezuela. 

"En un momento en que la atención mundial se centra en el COVID-19, y a medida que los gobiernos y las comunidades, en especial los trabajadores de la salud, se unen heroicamente para combatir este virus, no debemos perder de vista las necesidades de los millones de refugiados y migrantes venezolanos”, sostuvo Eduardo Stein, Representante Especial Conjunto del ACNUR y la OIM para los refugiados y migrantes de Venezuela. 

“El COVID-19 ha paralizado muchos aspectos de la vida, pero las implicaciones humanitarias de esta crisis no han cesado, y nuestra acción coordinada sigue siendo más necesaria que nunca. Instamos a la comunidad internacional a aumentar su apoyo a los programas humanitarios, de protección e integración, de los que dependen la vida y el bienestar de millones de personas, incluidas las comunidades de acogida ". 

La actual emergencia mundial de salud pública ha agravado la ya difícil situación de muchas personas refugiadas y migrantes de Venezuela y de sus comunidades de acogida.  

Muchos dependen de ingresos insuficientes para cubrir necesidades básicas como vivienda, alimentación y atención médica; otros no tienen un techo sobre sus cabezas. Con creciente temor a disturbios sociales, los refugiados y migrantes de Venezuela también corren riesgo de ser estigmatizados. 

Los gobiernos de la región han estado liderando y coordinando la respuesta para garantizar que aquellos que salen de Venezuela puedan acceder a derechos y documentación. Pero en la medida que las capacidades nacionales se ven saturadas hasta un punto crítico, el bienestar y la seguridad de los venezolanos y sus comunidades de acogida están cada vez más en riesgo. 

Millones de refugiados y migrantes, y las comunidades que los acogen, continúan necesitando apoyo urgente, particularmente a medida que el impacto económico de la pandemia del Coronavirus comienza a sentirse en América Latina y el Caribe. 

La coordinación de la respuesta humanitaria a refugiados y migrantes de Venezuela es liderada por la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial (Respuesta a venezolanos – R4V), complementada por ocho plataformas nacionales o sub-regionales. Las plataformas operan a través de un enfoque sectorial con la participación de 137 socios. Además, la OMS-OPS lidera los aspectos relacionados a la salud en la respuesta al COVID-19. 

La Plataforma Regional ha activado una revisión crítica de todas las operaciones en la región para priorizar la protección y las acciones de asistencia y promover la inclusión de refugiados y migrantes en los programas nacionales. En estrecha coordinación con la OMS-OPS, R4V también colabora con las autoridades nacionales y locales para abordar los nuevos desafíos y brindar apoyo básico a los refugiados y migrantes venezolanos, así como a las comunidades de acogida. 

Mientras se mantienen las medidas de distanciamiento físico, los socios están implementando una serie de actividades de prevención y respuesta en los principales lugares donde se alojan refugiados y migrantes de Venezuela. Estas actividades aseguran que las personas puedan acceder adecuadamente a la información, agua potable, jabón y al tratamiento adecuado de residuos. Las organizaciones trabajan a tiempo completo para encontrar formas innovadoras de apoyo a las personas más vulnerables en el contexto actual, al tiempo que acompañan a las autoridades nacionales para establecer espacios de observación y aislamiento para posibles casos positivos de COVID-19. 

Hasta ahora, el Plan de Respuesta Regional para Refugiados y Migrantes (RMRP, por su sigla en inglés) lanzado en noviembre de 2019 para responder a las necesidades más urgentes de los refugiados y migrantes de Venezuela en 17 países, así como a las de las comunidades locales de acogida, ha recibido menos del tres por ciento de los fondos solicitados, lo que podría poner en riesgo la continuidad de los programas de asistencia en toda América Latina y el Caribe. 

 

Para más información sobre este tema, por favor contacte: 

 

En Ginebra: 

Shabia Mantoo, UNHCR (mantoo@unhcr.org) +41 79 337 7650 

Angela Wells, IOM (awells@iom.int) +41 79 403 5365 

 

En Panamá: 

Daniela Rovina, IOM (drovina@iom.int) +507 6312-8294 

William Spindler, UNHCR (spindler@unhcr.org)  +507 63827815 

Olga Sarrado, UNHCR (sarrado@unhcr.org) +507 6640 0185 

 

Para más información, consulte el sitio web de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial: R4V.info