Emergencias y Acción Humanitaria

Fortaleza en la diversidad: cómo la inclusión contribuye a la reducción del riesgo de desastres

Los desastres debidos a peligros naturales tienen un alto costo para el bienestar y la seguridad de las personas, comunidades y países. Estos desastres tienden a verse exacerbados por el cambio climático y están aumentando en frecuencia e intensidad, lo que impide significativamente el progreso hacia el desarrollo sostenible, especialmente para los países más expuestos.

Qué es una crisis migratoria y cómo atenderla integralmente

Una crisis migratoria es una crisis con dimensiones de migración, es decir, que puede generar movimientos de población dentro o fuera de las fronteras de un país. Esta puede ocurrir repentina o paulatinamente, y tanto se ve afectada por los movimientos migratorios previos a la crisis, como puede generar cambios en los patrones migratorios posteriores. La crisis migratoria es un término que describe los flujos migratorios complejos y generalmente a gran escala, así como los patrones de movilidad ocasionados por una crisis que suelen traer consigo considerables vulnerabilidades para las personas y comunidades afectadas, y plantear serios retos de gestión de la migración a más largo plazo.

La Población Migrante en la Reducción de Riesgo y Atención de Emergencias en América Central

Este estudio analiza y profundiza en los instrumentos de reducción de riesgo de desastres de los países centroamericanos clasificados en: leyes, reglamentos y decretos (de carácter vinculante), políticas y planes (de carácter programático y estratégico); y finalmente manuales, guías y protocolos (de índole operativo), sobre la base de la información disponible y hecha pública, a fin de determinar la medida en que se está incluyendo a la población migrante en estas agendas nacionales.

Español

Miles de edificios en el estado de Oaxaca, en el sur de México, fueron destruidos por un terremoto con una magnitud de 8.1 en septiembre de 2017. Al menos 98 personas perdieron la vida en todo el país. Una semana más tarde, el huracán Max causó grandes olas, inundaciones y deslizamientos en el estado de Guerrero. En Centroamérica los desastres naturales extremos son comunes. De hecho, toda la región de Mesoamérica -un importante corredor migratorio- es propensa a desastres causados por eventos naturales que pueden causar daños considerables a los hogares y las comunidades.

Los trabajadores agrícolas migrantes en Santa Maria, California, necesitan usar máscaras en el trabajo para protegerse del humo de los incendios. Crédito de la foto: Yahir Mena, Proyecto de Organización MICOP-Mixteco-Indígena, Condado de Oxnard-Ventura.

Los trabajadores agrícolas migrantes en California contribuyen a un sistema agrícola económicamente rentable. Sin embargo, se encuentran entre las comunidades más vulnerables. La mayoría de los trabajadores agrícolas migrantes son parte de los trabajadores pobres con acceso limitado o sin acceso a servicios de salud. El sentimiento antiinmigrante asociado con el racismo hace que la vida de los inmigrantes en ese Estado, aún en el mejor de los casos, resulte difícil. Las vulnerabilidades de los migrantes aumentan durante los desastres y su riesgo de sufrir consecuencias negativas es desproporcionadamente más alto.

Bettrice, al medio, preparándose para una capacitación de la Cruz Roja con voluntarios de Guyana y Montserrat.

Con una serie de recursos diferentes a los que usan los locales, los migrantes se enfrentan a desafíos específicos antes y después de los desastres naturales. Por esto es fundamental tomarlos en cuenta en el proceso de reducción de riesgos y recuperación posteriores a los desastres. Aquí le damos la palabra a una migrante que se encuentra en un lugar muy afectado por una serie de erupciones volcánicas. Aunque se trate de una historia particular que refleja la experiencia personal y la percepción de una sola persona, esta también relata los numerosos problemas a los cuales se enfrentan los migrantes en contextos posteriores a desastres naturales. 

La vida de las personas desplazadas después de 7 años del terremoto en Haití

Tras más de 7 años, la población que fue desplazada por el terremoto aún vive en los campamentos. Conozcamos a los hombres, las mujeres y los niños del campamento MODSOL en Léogane, situado en la periferia de Puerto Príncipe. Siete años después del catastrófico terremoto que sacudió Haití el 12 de enero de 2010, los esfuerzos del gobierno haitiano y de la comunidad internacional han permitido reubicar a 301,142 personas desplazadas (89,739 hogares).
 

Wilson, un hondureño de 25 años, había emprendido recientemente su viaje hacia Estados Unidos. La noche del siete de septiembre Wilson se encontraba pasando la noche en un albergue para migrantes en Ixtepec, en el sur de México. Diez minutos antes de la media noche, la tierra empezó a convulsionar y lo arrojó de su cama.  “Parecía el fin del mundo”, recuerda.

Shelter Projects 2015-2016 (Disponible solo en inglés)

This book contains case studies of the field implementation of humanitarian shelter projects, written by shelter practitioners with specific interests and experience of each of them. As many larger crises have occurred on a regional or international scale in 2015 and 2016, there is also a number of overviews, contextualizing the group of case studies for each of those regional crises. In some cases, overviews give the background and present the national shelter response for a given crisis, within one country. 

Español