Un buen ejemplo de coordinación transfronteriza en la protección y asistencia a migrantes vulnerables

 
El tercer miércoles de cada mes el Salón de Aduanas en Paso Canoas, entre la provincia de Puntarenas y Chiriquí, frontera entre Costa Rica y Panamá, es testigo de una escena poco común entre países limítrofes del hemisferio y, sin embargo, determinante para una gestión migratoria integral. Representantes de instituciones homólogas de ambos países se reúnen bajo el espíritu amistoso que ha imperado por mucho tiempo entre ellos y sin que los diferentes marcos jurídicos de ambas naciones se interpongan en torno a una misma misión: garantizar la asistencia, protección oportuna y efectiva de personas migrantes en condiciones de vulnerabilidad.
 
La Comisión Permanente para la Protección y Asistencia a Migrantes en Condiciones de Vulnerabilidad (COPPAMI), originada en el 2013, cuenta hoy en día con más de 25 instituciones activas y sirve como espacio de comunicación, formación y acción conjunta en una zona fronteriza bastante dinámica, la cual de hecho forma parte de uno de los corredores migratorios más importantes de la región.
 
El papel de la Comisión cobra aún más relevancia en la época actual, caracterizada por una creciente movilidad humana en el orbe, así como por el tránsito en la región de personas provenientes del Caribe, África y Asia. Esto sin dejar de mencionar los históricos desplazamientos intrarregionales y desde Suramérica, incluyendo población indígena, trabajadores migrantes temporales y personas solicitantes de asilo, lo que incrementa las situaciones de riesgo que enfrentan las personas migrantes al cruzar nuestras fronteras.
 
Autoridades de migración, ministerios de salud, organismos policiales, institutos de la mujer y niñez, así como el sector académico entre otros, forman parte de este mecanismo binacional que favorece precisamente poder dar respuesta a los retos de la movilidad humana y a las necesidades de las personas migrantes más vulnerables. Esta experiencia de COPPAMI, con el acompañamiento de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) a través del Programa Mesoamérica, demuestra importantes beneficios de la coordinación transfronteriza que pueden ser resumidos en cuatro ejes clave:
 
1. La conformación de COPPAMI como unidad técnica ejecutora binacional del Convenio para el Desarrollo Fronterizo Costa-Rica-Panamá en 2015. Este importante paso permitió no solo la oficialización de COPPAMI dentro de las estructuras administrativas, sino mayor capacidad de convocatoria y el consecuente fortalecimiento de la coordinación interinstitucional binacional.
 
2. Componente de fortalecimiento de capacidades mediante el aprendizaje continuo, intercambio de información y experiencias. Como parte de sus planes operativos, la COPPAMI programa sesiones y jornadas de capacitación facilitadas por las mismas instituciones integrantes de la red con el fin de aumentar y/o actualizar los conocimientos y herramientas necesarias para la protección y asistencia de personas migrantes en situación de vulnerabilidad, de forma articulada.
 
3. La organización y consolidación de actividades de sensibilización y prevención binacionales como la feria de la salud, dirigida principalmente a la población migrante indígena ngöbe-buglé y la Caminata contra la Trata de Personas en el sector fronterizo de Paso Canoas. Ambas iniciativas se celebran anualmente y cuentan con la participación de instituciones públicas de Costa Rica y Panamá, centros educativos y sociedad civil, favoreciendo también los procesos de sensibilización en torno a los derechos de las personas migrantes y la lucha contra la trata de personas como uno de los delitos más complejos que enfrenta la humanidad.
 
4. La homologación de enfoques basados en los derechos humanos y protección tanto a nivel institucional como comunitario. Diferentes testimonios dentro de la Comisión revelan cambios de paradigmas frente a la migración y las personas migrantes, unificándose criterios que impactan la gestión desde las diversas áreas de trabajo e inciden en la sociedad principalmente por medio de un comité de proyección a la comunidad conformado con dicho propósito.
 
Es importante también destacar la dinámica comprehensiva de la COPPAMI y su capacidad para adaptarse a una realidad siempre cambiante. Es un ejemplo de constancia de funcionarios con un alto grado de compromiso, que incluye esfuerzos en el plano de la investigación para un mejor entendimiento del contexto y las variables del fenómeno migratorio en la zona y en el mundo.
 
Sin duda, el espíritu de la COPPAMI proyecta optimismo en la gestión de la migración, la corresponsabilidad y en el cumplimiento de sus objetivos de cara a la población migrante más vulnerable.

 

Sobre la autora:

Mariel Pinel es Promotora Local del Programa Mesoamérica de la OIM en Costa Rica. Es internacionalista especializada en cooperación al desarrollo con una maestría de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en esa misma área. Ha laborado por casi una década para proyectos y programas de desarrollo principalmente desde el sector no gubernamental y con trayectoria en el ámbito de la multiculturalidad.


¿Cómo se pueden regularizar las personas migrantes centroamericanas en México?

¿Cómo se pueden regularizar las personas migrantes centroamericanas en México?
Categoria: Migración y Gestión Fronteriza
Autor: Autor Invitado

Miles de personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas centroamericanas emprenden viajes hacia el norte en búsqueda de mejores oportunidades. La mayoría de estas personas salen de Países del Norte de Centroamérica (PNCA - Guatemala, Honduras y El Salvador).

Algunos recurren a la migración irregular, exponiéndose a peligros en el viaje y a las restricciones que esto implica si logran llegar a su país de destino. Sin embargo, un estudio de la OIM en el que se realizaron más de 2.800 entrevistas demostró que en los PNCA 97% de las personas migrantes en tránsito hacen un gran esfuerzo para obtener los documentos para regular su estancia en México. Además, entre 59% y 70% de las personas estarían dispuestas a involucrarse en oportunidades locales de educación, empleos o emprendimientos, como alternativa a la migración irregular.

Las personas migrantes que salen de los PNCA al llegar a la frontera sur de México cuentan con 3 opciones para solicitar su estancia regular en este país:

  1. Visitante Regional: permite permanecer en México por un plazo no mayor a 7 días en los Estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Tabasco. La tarjeta tiene una vigencia de 5 años, no tiene costo y no permite realizar actividades remuneradas.
  2. Visitante Trabajador Fronterizo: es para nacionales de Belice y Guatemala y permite la entrada a los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Tabasco. Es válida por un año e incluye derecho a realizar actividades remuneradas. Sin embargo, esta opción requiere tener una oferta de empleo con antelación.
  3. Visitante por Razones Humanitarias: tiene vigencia por un año con posibilidad de renovación y se otorga en las siguientes situaciones:
  • Ser víctima o testigo de algún delito cometido en México.
  • Ser niña, niño o adolescente migrante no acompañado.
  • Ser solicitante de asilo político, de reconocimiento de la condición de refugiado o de protección complementaria del Estado Mexicano, hasta en tanto no se resuelva su situación migratoria.

También se podrá autorizar la condición de estancia de visitante por razones humanitarias cuando exista una causa humanitaria que haga necesaria su internación o regularización en el país. La persona solicitante cuenta con permiso para realizar actividades remuneradas.

Para las personas migrantes que quieren llegar a la frontera norte de México, solo pueden continuar su viaje como migrantes irregulares. Para ellos y ellas, la forma de regularizar su situación migratoria es a través de una visa de Visitante por Razones Humanitarias, solicitar un numero de espera para ser entrevistado en USA y acogerse al Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) o cruzar la frontera de manera irregular y presentarse a la autoridad migratoria en Estados Unidos y ser retornado a México también bajo en la categoría de MPP.

Aquellos que regresan a México como MPP, pueden esperar a su cita y solicitar refugio en Estados Unidos, solicitar refugio en México o retornar a sus países de origen.

México tiene el potencial de ofrecer oportunidades laborales a personas migrantes en programas como Sembrando Vida o proyectos tales como la creación de la zona libre en la franja fronteriza, el Tren Maya o la construcción de la refinería de Dos Bocas en el estado de Tabasco. Para esto, se deben fortalecer y perfeccionar las opciones de visa y condiciones de estancia regular para los migrantes de los PNCA.

También es esencial que gobiernos y organizaciones sigan esforzándose en atender las causas estructurales que obligan a las personas a migrar, ofrecer alternativas y continuar buscando y apoyando mecanismos que promuevan una migración ordenada y segura.

 

Recursos para personas migrantes:

*La OIM cuenta con recursos para ayudar a las personas a informarse sobre migración regular. El sitio web migrantinfo.iom.int provee información sobre canales de migración regular y oportunidades de desarrollo local de aprendizaje, trabajo y emprendimiento. Por otro lado, la aplicación móvil MigApp provee información sobre protección, trámites migratorios y servicios.