¿Tienen las familias fronteras?

 

“¿Y tienen las familias fronteras?” Esto nos cuestionaba Ana, una niña de 12 años, cuando hablábamos de las familias y las fronteras tanto al norte como al sur de Costa Rica. Fue entonces cuando comprendimos el concepto de las familias transfronterizas. Estas son aquellas familias que viven en dos mundos; es decir, construyen y recrean su vida cotidiana en ambos lados de la frontera: cruzan la frontera para trabajar, para ir la escuela, comprar algunos productos. En el diario vivir de estas personas se combina elementos culturales y sociales que se unen en las fronteras.

Toño, otro lugareño de 20 años, comentaba: ”es que no importa donde vivamos, somos de los mismos, seguimos siendo familia….  Toño vive con Virginia; ella vive al otro lado de la frontera, en Panamá, y dice  que sus padres los visitan frecuentemente. Virginia comentaba: “Nada ha cambiado. Siempre hemos vivido unos aquí y otros allá, pero somos familias y nos visitamos, no como si fuéramos a otro país, porque solo cruzamos el río y ya llegamos...”.

Estas familias conocidas como transfronterizas son producto de la migración. Estas personas cruzan de un país a otro y es parte de sus vidas;  establecen vínculos, amistades y redes en ambas partes sin percatarse de qué lado de la frontera se encuentran.

Existe otro tipo de familias que también son producto de los procesos migratorios denominadas familias transnacionales. Se caracterizan por que alguno de sus miembros se encuentra un poco más lejos, sin embargo, sus vínculos continúan y algunos se fortalecen. Carlos, un adolescente de 14 años, mencionaba esto sobre su padre quien se encuentra en otro país: “Es que no vamos a dejar de ser familia; aunque él viva allá y nosotros aquí, hablamos casi todos los días y yo sé que voy a conocer donde él vive ahorita”.

Las familias trasnacionales han utilizado diferentes medios de comunicación para mantenerse en contacto. Al inicio eran cartas, llamadas telefónicas y, actualmente, se hace uso de todas las plataformas tecnológicas como redes sociales. Doña Sonia dice: “…yo tengo esta nieta (señalando una foto), es la menor. No la conozco todavía pero Carlos (su padre) me manda fotos todos los días.  Vea, hasta un video me mandó cuando la pusieron en la andadera…”.

En el Día Internacional de las familias, los  invitamos a reflexionar sobre la importancia de migrar de forma ordena y segura para el bien de las familias. La migración es un proceso que favorece tanto a los países como a las personas. La dinámica migratoria también puede ser parte de la construcción de las familias. ¿Es tu familia transnacional o transfronteriza? Déjanos tu experiencia en un comentario.

 

Sobre la autora:

Dayan Corrales-Morales trabaja para la División de Asistencia al Migrante dando apoyo técnico en temas relacionados con retornos y trata de personas. Corrales-Morales cuenta con estudios en sociología, filosofía y gestión de proyectos, así como con experiencia en asuntos relacionados con género e interculturalidad. Además, se ha desempeñado en investigación en universidades públicas de Costa Rica. Twitter: @dayancm1


Así se ven los nuevos desplazamientos por violencia y desastres en las Américas

Así se ven los nuevos desplazamientos por violencia y desastres en las Américas
Categoria: Migración y Medio Ambiente
Autor: Pablo Escribano

Según el informe 2020 del Centro de Monitoreo del Desplazamiento Interno (IDMC por sus siglas en inglés), en 2019 se registraron 33.4 millones de nuevos desplazamientos internos en el mundo, de los cuales 24.855.000 son debido a desastres y 8.553.800 a conflicto y violencia. Representa la cifra más alta registrada anualmente desde el 2012.

En las Américas, los desastres y la violencia provocaron 2.147.000 nuevos desplazamientos durante 2019. Los desastres originaron 72% del total (1.545.000) mientras que la violencia ocasionó el 28% (602.000). La proporción es similar a las cifras globales (74,5% y 25,5% respectivamente).

 

Nuevos desplazamientos por conflicto, violencia y desastres en las Américas (2009-2019).

 

Los países más afectados por el desplazamiento interno a nivel continental fueron Estados Unidos, El Salvador, Brasil, Colombia y Bolivia, aunque por diferentes causas:

  • Estados Unidos registró 916.000 nuevos desplazamientos, lo que representa el 42.5% del total global, y 59% del total continental de desplazamiento por desastres. El huracán Dorian supuso la evacuación de 450.000 personas en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Florida, Georgia y Virginia. Los incendios provocaron 423.000 nuevos desplazamientos, en particular en California en octubre.
  • Los 455.900 nuevos desplazamientos registrados en El Salvador en 2019 se atribuyen exclusivamente a la violencia. El conteo fue extrapolado de cálculos de organizaciones de la sociedad civil en el país. La adopción de una nueva ley a principios de este año podría permitir mejorar la metodología de investigación.
  • Brasil fue en 2019 uno de los países afectados por un mayor número de desastres en el mundo, al registrarse más de 295.000 eventos que provocaron 250.000 nuevos desplazamientos, en particular inundaciones y deslizamientos. También existen datos iniciales de desplazamiento por fenómenos graduales en Brasil, como la sequía (6.100 nuevos desplazamientos) y la erosión costera (240), que revelan procesos significativos relacionados con el cambio climático que podrían existir en otros países pero no quedan representados por la falta de datos.
  • En Colombia, los desplazamientos por conflicto y violencia (139.000) en 2019 fueron más que los relacionados con desastres (35.000). Este último se debió a inundaciones en los departamentos de Putumayo, Antioquía, Magdalena, Nariño y Chocó. Colombia es un caso particular, pues con 5.576.000 personas desplazadas a finales de 2019, presenta dificultad para encontrar soluciones duraderas al desplazamiento.
  • El quinto país con un mayor número de nuevos desplazamientos en 2019 fue Bolivia, con 77.031 casos resultantes de desastres provocados por inundaciones en Chuquisaca, Cochabamba y la Paz.

 

El Huracán Dorian causó más de 464.000 nuevos desplazamientos entre septiembre y octubre de 2020, distribuidos entre los países del Caribe, Estados Unidos y Canadá. Bahamas sufrió el mayor impacto, con 3.4 billones de dólares en daños estimados y un quinto de la población del país afectada. La situación de la comunidad haitiana resultó particularmente preocupante debido a su contexto socioeconómico y su concentración en asentamientos informales que resultaron particularmente afectados.

Las prioridades para el futuro incluyen avanzar en la prevención del riesgo y reducir el desplazamiento prolongado. Para mejorar las capacidades en ambos ámbitos, se necesita de una asociación global que recopile, evalúe y compare prácticas y experiencias de manera sistemática, y facilite el aprendizaje y el apoyo entre pares.