Movilidad humana y XXII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe: ¿Por qué prevenir la migración forzada y atender las necesidades de los migrantes ambientales?

Movilidad humana y XXII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe: ¿Por qué prevenir la migración forzada y atender las necesidades de los migrantes ambientales?

El XXII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe se reunió de manera virtual los 1 y 2 de febrero de 2021 con un enfoque en las dimensiones ambientales de la recuperación posterior a la pandemia. Bajo la presidencia de Barbados, las discusiones lideradas por los representantes de los 33 países de la región se centraron en la promoción de un desarrollo sostenible que permita aunar la recuperación post-COVID-19 con el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París y la lucha contra el cambio climático.

Desde una perspectiva migratoria, conviene señalar que los países de la región han avanzado en la integración de la movilidad humana en su agenda climática. El reciente informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre los avances registrados en la implementación del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular pone énfasis en el progreso realizado por países como Belice, Guatemala o Perú en el abordaje de la migración climática.

Sin embargo, es necesario recordar que esta integración sigue estando limitada a un número restringido de países de la región. De hecho, con algunas excepciones, pocos son los países que han avanzado compromisos concretos para abordar los factores de la migración climática y atender las necesidades de los migrantes. Este proceso requiere la elaboración de asociaciones y un enfoque integral entre entidades de gobierno encargadas de varias áreas sectoriales.

Los Ministerios de Medio Ambiente juegan un papel fundamental en este esfuerzo. Estrategias como los planes de adaptación al cambio climático, las contribuciones determinadas a nivel nacional, o las políticas nacionales de cambio climático ofrecen oportunidades para el abordaje de la migración climática.

El contexto actual de pandemia ha puesto en evidencia una vez más la vulnerabilidad de las poblaciones expuestas al cambio climático en la región. En un contexto de restricciones de la movilidad y de crisis económica, las comunidades vulnerables generalmente disponen de medios de vida restringidos para hacer frente a los desastres y la degradación ambiental. La experiencia de Eta e Iota en Centroamérica muestra hasta qué punto múltiples factores de riesgo – incluyendo las amenazas naturales, las vulnerabilidades socioeconómicas y la pandemia – pueden crear escenarios catastróficos en la región.

Integrar la perspectiva migratoria es fundamental en la promoción de planes de recuperación post-COVID-19 sostenibles. La movilidad humana es un factor esencial de la realidad social de América Latina y el Caribe y la evidencia muestra que los factores ambientales y climáticos van a tener una influencia creciente en estos movimientos. Facilitar la resiliencia de las comunidades para que no estén obligadas a migrar, y atender las necesidades de los migrantes ambientales resultan elementos cruciales para consolidar una recuperación de la pandemia solidaria, integral y sostenible. 


Entrevistando a Rubén Sánchez, Director de ‘Zanmi’

Entrevista a Rubén Sánchez, director de ‘Zanmi’
Categoria: Migración y Arte
Autor: Laura Manzi

‘Zamni’ (2018) es una de las películas que participaron en la edición del año 2020 del Festival Internacional de Cine sobre Migración.  El cortometraje, seleccionado para ser proyectado a nivel regional por la Oficina Regional para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe, narra las experiencias y vidas diarias de cuatro migrantes haitianos en Chile y de su proceso de integración en el país suramericano.

En esta entrevista, el joven director Rubén Sánchez, cuenta cuáles fueron las motivaciones y objetivos que le guiaron hacia la creación del cortometraje.

¿Por qué ha elegido jóvenes migrantes de nacionalidad haitiana como protagonistas de su obra? ¿Hay algo en su perfil que hace que difieran de otras comunidades de migrantes en Chile?

Lo que nos pareció llamativo es que la población haitiana aquí en Chile es la que más dificultades encuentra a la hora de integrarse en la sociedad. Una de la razones principales es que hablan otro idioma, la lengua Creole, y eso es una barrera aún más grande considerando que el español chileno tiene muchos modismos y se tiende a hablar muy rápido. Otro obstáculo a la integración es el racismo y el rechazo de algunos sectores de la sociedad hacia la población haitiana: sea por la etnia, la nacionalidad, el idioma y otros prejuicios. Esto hace que haya más segregación que integración.

En el cortometraje, hay muchas escenas que retratan paisajes diferentes: el mar, el bosque, la ciudad. ¿Cuál es el rol de la naturaleza en el proceso de integración de las personas migrantes?

Las condiciones climáticas y el entorno paisajístico  pueden ser un desafío para la integración. Por ejemplo, Haití es muy plana, no hay cordillera y el clima es tropical. Aquí en Chile, la naturaleza y los microclimas son bastante diversos (en el norte hay más calor, el sur es más húmedo y lluvioso, mientras que la zona central es una mezcla de esto).
La naturaleza, sin embargo, tiene carácter también simbólico en el documental. La cordillera, que caracteriza el paisaje chileno, es la gran frontera que enfrenta cualquier persona para llegar a Chile. Esto justifica la escena que abre y cierra la película y representa a uno de los protagonistas en el Embalse del Yeso, que es un lugar que queda en Santiago, en plena cordillera. Quisimos situarlo allí como una forma más onírica de representar esta enorme muralla que es como una frontera que cruzar para llegar a Chile, y al mismo tiempo simboliza la gran muralla que hay en el choque cultural que la población haitiana enfrenta.

‘La vida es un círculo. Un círculo perfecto del que no formamos parte’: los protagonistas de su obra tienen trabajo, van a la escuela, aprenden español. Entonces, ¿cuáles son los elementos que siguen impidiendo su integración en la comunidad de acogida, este ‘círculo’ del cual están excluidos? 

El choque cultural es grande. Si la sociedad de acogida vive ese ‘miedo a lo desconocido’, la población migrante haitiana también, a su vez, reacciona y eso le genera un miedo hacia la comunidad en donde residen. La falta de integración es dificultada por el prejuicio y porque tampoco se vela por unas iniciativas que valoren la riqueza cultural. Creo que esto es lo que nos falta como sociedad: educarse más. Si no hay una buena educación, no va a haber personas que no se puedan integrar; falta todavía educarnos y ‘humanizarnos’. Siento que en alguna forma estamos también ‘deshumanizados’. Esto es lo que el documental quiere plasmar: mostrar la humanidad que nos hace falta, que necesitamos para poder integrar,  para mostrar que todos somos en realidad lo mismo, todos somos seres humanos y tenemos sueños.

¿Cuánto es visible el director en su obra? ¿De que surge su interés por el tema migratorio?

El tema de la migración haitiana era, para mi, una inquietud personal, porque vivo en una de las ciudades donde más población haitiana hay. Yo veía a diario este rechazo hacia las población haitiana en las miradas de la gente, en comentarios que se intercambiaban murmurando en la locomoción colectiva cuando iba a la universidad. Me inquietaba eso.
Asimismo, anteriormente a que yo estudiara comunicación audiovisual, estudié trabajo social, y tuve muchos cursos sobre la cuestión migratoria y las políticas sociales relacionadas. Hice muchos trabajos acerca de la migración haitiana, el tema me permitió poder plasmar la idea central del cortometraje. Durante el proceso de rodaje, tuve la oportunidad de conocer a estos chicos (migrantes haitianos), de vivir su cultura, de probar su comida. Me llené de una cultura que no conocía, me llené de conocimientos, de una experiencia nueva. Me gustaría que este documental pudiera llegar a más gente, cambiar lo que somos y cultivar nuestra humanidad.