Las víctimas LGBTIQ+ de la trata de personas

Las víctimas LGBTI de la trata de personas
Categoría: 

La trata de personas se manifiesta en varias formas y se abarca una multitud de víctimas. Sin embargo, la sexualidad y la identificación de género de dicha víctima es usualmente presumida como heterosexual y cisgénero. Debido a la naturaleza sensible de la identificación de la sexualidad/el género, datos concretos sobre las víctimas de trata que son LGBTI+ son limitados, pues las víctimas tienen miedo sobre las repercusiones de revelar su identidad. Es sabido, sin embargo, que las personas LGBTIQ+, como resultado de su identidad, son doblemente vulnerables a las situaciones de la trata de personas. Las personas trans y non binarias son particularmente vulnerables a la explotación: las oportunidades de empleo son escasas para aquellas personas identificandas fuera del rango binario tradicional de género y los traficantes activamente lo saben. Por esta razón, muchos traficantes buscan específicamente víctimas trans y non binarias, pues saben que tienen pocas alternativas.  

Es importante tener este contexto cuando se trabaja con víctimas de trata, especialmente cuando se habla de las opciones disponibles para las víctimas después de la victimización. Ya es difícil dar el primer paso, el de buscar asistencia, la cual pone a la víctima en una posición vulnerable, al relatar todos los abusos y violaciones de derechos humanos que ha sufrido. Este proceso es mucho más complicado cuando se ven involucradas sexualidades diversas/género, pues los profesionales de la salud puede que no se encuentren sensibilizados con las realidades que las victimas LGBTIQ+ enfrentan. Por ejemplo, examinemos un caso hipotético de una persona trans quien era una víctima de trata de personas. Los estereotipos culturales predominantes y el estigma esencialmente relacionan el hecho de que sea una víctima de trata con su identificación de género, llevando a la hipersexualización y la culpabilización de la víctima. La mayoría de las veces, el personal de atención y los profesionales carecen de la capacitación adecuada y sensibilización para abordar estas víctimas, poniendolas en una situación que las hace vulnerable al lenguaje y comportamiento transfóbico.

Tomando todos los obstáculos que se enfrentan las víctimas de la trata de personas actualmente, ofrecemos algunas recomendaciones al pensar de las situaciones de la trata de personas:

  • No hay ninguna “víctima típica” de trata de personas; las víctimas son variadas, vienen de distintos contextos y necesitan servicios especializados acorde a estos. Trabajemos para combatir este tipo de pensamiento al enfrentar situaciones de trata.  
  • Presumir que todas las víctimas son heterosexuales o cisgéneros invisibiliza aquellas víctimas que se identifican fuera del espectro tradicional de la sexualidad y el género; tomemos las medidas necesarias para combatir este tipo de comportamiento heteronormativo. Se puede empezar con los pensamientos cotidianos para luego profundizar en áreas más complejas.
  • El estigma alrededor de las víctimas de la trata de personas LGBTIQ+ solo se enfrentará significativamente si, en el nivel individual, la gente habla abiertamente sobre los temas LGBTI+ de una manera digna y respetuosa. Intentemos desafiar la homofobia y la transfobia que enfrentamos en la vida y sus interacciones diarias.
  • Trabajemos para incorporar un lenguaje más inclusivo al hablar de las víctimas de trata de personas; usando los pronombres como elle/elles en vez de los pronombres que tienen que ver con el género. Esto permite a las víctimas trans y non binarias sentirse más cómodas y que sus casos están siendo tomados en serio.
  • A las personas especialistas en trata y migración: Consideren incluir presentaciones sobre las víctimas de trata LGBTIQ+ en sus capacitaciones, pues los servicios para atender a estas víctimas se diferencian de aquellos que se identifican dentro del espectro tradicional de la sexualidad y el género.

El comportamiento y pensamiento heteronormativo no van a desaparecer inmediatamente. Es un proceso largo y arduo y definitivamente no es lineal en progreso; sin embargo, si trabajamos para combatir estos comportamientos diariamente, habrá un cambio significativo en cómo vemos mundo y en como vemos a las víctimas de la trata de personas.

 


¡Abran los micrófonos! Cinco claves para dar voz a la juventud en temas migratorios

¡Abran los micrófonos! Cinco claves para dar voz a la juventud en temas migratorios
Categoria: Comunicación & Migración
Autor: Autor Invitado

La radio, sigue siendo un medio que, especialmente en zonas rurales donde el acceso a Internet es difícil, sigue teniendo mucha vigencia y se muestra como una alternativa accesible para la población. Ya sea en el auto, en una aplicación desde el teléfono o en un aparato que funciona con baterías en las zonas más recónditas, la radio está ahí a pocos pasos y casi sin esfuerzo, entreteniéndonos, informándonos y acompañando nuestras actividades diarias. Desde las grandes urbes hasta los municipios con menor población, la radio es una industria que genera empleos y es vital para la difusión de mensajes masivos para una gran variedad de públicos.

¿Cómo se puede aprovechar la radio como una vía para empoderar a las personas jóvenes sobre migración?

Luego de ver el alto impacto que este medio de comunicación tiene en la cultura de nuestras comunidades, estas son algunas acciones a realizar que permitirán llevar el mensaje de la migración regular, ordenada y segura a una juventud que puede ser víctima de delitos asociados con la migración irregular:

  • Infórmate sobre cuáles son las radios comunitarias o emisoras de tu ciudad: Esto te ayudará a conocer todos los espacios que existen dentro de la comunidad y a identificar a qué públicos están dirigidos para escoger ese canal adecuado que conecte con los jóvenes.
  • Identifica jóvenes líderes en sus comunidades con aptitudes comunicativas: No hay mejor forma de comunicarse con la juventud que por medio de voces con las que puedan tener mayor empatía y sentirse más identificados.
  • Crea contenidos que conecten: Para hablar sobre migración no se requiere usar un tono serio o monótono. Procura crear mensajes cortos pero efectivos con un lenguaje fácil de comprender y dando prioridad al uso del storytelling en lugar de comunicar conceptos.
  • Crea tu propia emisora en línea: La radio ha sufrido una evolución significativa en los últimos años y prueba de ello es que el número de emisoras a través de Internet ha ido en aumento, lo que ha ocasionado la democratización de la radio. Ya no se necesitan grandes presupuestos para tener tu propia emisora y transmitir en ella diferentes contenidos las 24 horas del día, esto es una buena alternativa si no existen o no se tiene acceso a tener espacio en las emisoras de radio tradicionales.
  • Desarrolla iniciativas que empoderen: Las personas jóvenes poseen muchos talentos: dinamismo, rápido aprendizaje y, por supuesto, mucha creatividad. Por lo tanto generar espacios de capacitación en temas de producción radial ayudará a descubrir talentos ocultos y formar nuevos líderes de opinión, sin dejar atrás la importancia de también empoderarles en la temática migratoria, esto les permitirá transmitir mejores mensajes que promuevan una movilidad humana segura, ordenada y regular y les ayudará a ellos mismos a tomar mejores decisiones en cuanto a la migración.

Un caso de éxito de este tipo de actividades es ‘Juventud en las Ondas’, un taller sobre radio y migración que aprovecha justamente esa energía de las personas jóvenes que son líderes en sus comunidades y les muestra el potencial de la industria radiofónica como un método para generar medios de vida y hacer escuchar su voz.

Como producto de esta iniciativa, los jóvenes crearon sus propias cuñas radiales para promover una migración mejor informada, desde la ideación del concepto creativo, elaboración de guiones, prácticas de locución, grabación y terminando por la edición, en todos estos procesos se recibía el acompañamiento tanto del personal de OIM como de un equipo de expertos en producción de radio.

Hace unos años, el exsecretario de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, destacó que “la radio es muy importante para hacer escuchar la voz de la juventud, estimula la imaginación y acorta las distancias entre las personas”. Un motivo más para acercar los medios de comunicación y generar espacios a la juventud con el fin de difundir mensajes orientados a que la población tenga información suficiente y verificada que le permita tomar mejores decisiones antes de emprender una ruta migratoria.