La nueva gobernanza migratoria en República Dominicana

 

Hoy República Dominicana cuenta con una nueva gobernanza migratoria. Esta es una de las principales conclusiones a las que llega el Primer Perfil Migratorio de ese país. Este tipo de estudios se realizan con una metodología desarrollada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que ya ha sido utilizada por 80 países y en el caso de República Dominicana fue aplicada por su Instituto Nacional de Migración (INM) con apoyo de la OIM.

Al analizar los últimos 15 años hay argumentos sólidos para afirmar que la República Dominicana tiene hoy una nueva gobernanza en temas migratorios que se basa en cuatro pilares:

  1. Establecimiento de lineamientos de política migratoria al año 2030 a través de la Estrategia Nacional de Desarrollo (Ley 1-12).
  2. Un marco normativo reciente que responde a los cambios en la migración. Desde la Ley de penalización de la Trata en el 2003, la Ley General de Migración, la Ley 169, el decreto del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE), el decreto de afiliación de Población del PNRE al sistema de seguridad social y la Ley Orgánica de Reestructuración del Ministerio de Relaciones Exteriores, entre otras.
  3. Una nueva institucionalidad pública: se crearon el Instituto nacional de Migración, Instituto del Dominicano en el Exterior (INDEX), la Procuraduría Especializada para la Trata y otras entidades.
  4. Una gobernanza con resultados sin precedentes: como por ejemplo la regularización migratoria de 260 mil personas en el PNRE, respeto al debido proceso en control migratorio y mayor información sobre la población migrante a través de la Encuesta Nacional de Inmigrantes –ENI– 2012, estudios del Observatorio del Mercado Laboral Dominicano del Ministerio de Trabajo y el INM, datos actualizados sobre remesas del Banco Central, entre otras fuentes.

Cambios en la dinámica migratoria:

Esta nueva gobernanza migratoria concuerda con cambios en las características de la dinámica migratoria dominicana. El Primer Perfil Migratorio muestra que la migración reciente en la República Dominicana es diferente a la del siglo XX. La inmigración se ha vuelto urbana. En el siglo XX quienes se vinieron del campo a la ciudad fueron dominicanos, mientras que ahora quienes llegan a las ciudades son inmigrantes. Por otro lado, la movilidad de corta estadía se ha incrementado de manera importante, pues mientras los inmigrantes igual que hace un siglo son cerca del 5.4% de la población que habita en el país, el turismo supera los 6 millones de personas anualmente.

En el caso de la emigración, la población dominicana en el exterior sigue aumentando alcanzado la proporción de 3 dominicanos en el exterior por cada inmigrante en la República Dominicana. Las remesas reportadas por el Banco Central para el 2016 fueron de USD $5,261 millones de dólares y en 2017 se elevaron a USD $5,911 millones de dólares. Esa entidad también reporta el número de transacciones de estos envíos, pasando de 20.5 millones en 2016 a 23.5 millones en 2017. Esto representa un promedio mensual de 1.9 millones de giros. Considerando que el Censo de Población y Vivienda 2010 reporta  2.671,979 hogares, es posible concluir que un número significativo de hogares dominicanos reciben remesas mensualmente.

Otros resultados de la nueva gobernanza:

Entre los principales resultados de la nueva gobernanza está la modernización de la estructura de representación y servicios del gobierno dominicano en el exterior, entre ellos el surgimiento del Instituto para los Dominicanos en el Exterior (INDEX). A nivel internacional la nueva plataforma de servicios tiene el reto de orientar y proteger derechos a los migrantes dominicanos en los países que han iniciado políticas públicas restrictivas frente a la migración.

Hay avances significativos en el respeto del debido proceso en los casos de deportaciones que rondan las 200 personas diarias a través de los puntos fronterizos. Una medida que cambiará de forma radical la dinámica fronteriza en cuanto a deportaciones y que contribuye a la vez al crecimiento de las economías locales de frontera es la aplicación del carnet de habitante fronterizo. Este carnet está contemplado en la Ley de Migración y su reglamento. Su aplicación es un reto central del gobierno dominicano, que tiene beneficios de múltiple índole, los cuales son respaldados por amplios sectores de la sociedad, el comercio, los gobiernos locales y los organismos internacionales.

Para conocer más sobre esta nueva gobernanza y las dinámicas migratorias de República Dominicana puede descargar su Primer Perfil Migratorio aquí. Este es un estudio que, en su tejido de saberes, incorpora de manera excepcional un análisis para demostrar que estamos ante una nueva migración, una nueva gobernanza migratoria y nuevos retos por enfrentar.

 


Cómo fortalecer la protección de trabajadores migrantes

Cómo fortalecer la protección de trabajadores migrantes
Categoria: Migración Laboral
Autor: Sofía Cortés

*Publicado originalmente en Consultas Migratorias del Caribe (https://caribbeanmigration.org/blog/how-strengthen-protection-migrant-workers)

Las nuevas dinámicas de la migración están estrechamente vinculadas a la búsqueda de nuevas oportunidades en el empleo y la generación de ingresos.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que alrededor del 27 por ciento de todos los trabajadores migrantes en el mundo se encuentran en las Américas, y 4,3 millones en América Latina y el Caribe, una cifra que aumenta continuamente. Solo entre 2010 y 2015, el número de trabajadores migrantes en la región aumentó en un 34 por ciento.

Esta movilidad está motivada por la búsqueda de mejores oportunidades de empleo y el deseo de mejorar la calidad de vida de las personas migrantes, lo cual interactúa con otros factores estructurales como la pobreza y la falta de seguridad, que también son motores de la migración.

El aumento en el flujo de trabajadores migrantes presenta desafíos significativos en un mercado laboral marcado por el desempleo y la informalidad. Según datos de la OIT, el desempleo afecta a 26 millones de personas en América Latina y el Caribe y al menos 133 millones de personas se ven afectadas por la informalidad, en particular las mujeres, los jóvenes y los trabajadores con bajo nivel educativo.

En este contexto, la 19ª Reunión Regional Americana de la OIT y su informe "Preparando el futuro del trabajo que queremos en las Américas a través del diálogo social", ofrece 10 recomendaciones para mejorar la protección del trabajo en la población migrante y promover la participación de los migrantes en la discusión y consideración para lograr el objetivo general de trabajo digno para todos:​​

  1. Abordar la migración laboral desde una perspectiva de derechos humanos, alineada con los principios de justicia social y trabajo digno.
  2. Abordar las brechas y la fragmentación de la gobernanza de la migración en los acuerdos de integración regional.
  3. Fortalecer el enfoque de derechos laborales en las instituciones de gobernanza migratoria.
  4. Promover la participación de los actores clave en cuestiones laborales en los procesos de consulta regional sobre migración.
  5. Integrar el diálogo social sobre migración en los diferentes procesos de integración regional.
  6. Incluir a los Ministerios de Trabajo en el trabajo de la comisión intergubernamental sobre migración.
  7. Promover medidas para alinear las políticas de migración y empleo.
  8. Mejorar las capacidades de las instituciones vinculadas al mercado laboral para abordar los problemas de la migración laboral.
  9. Aumentar la participación de los trabajadores migrantes en sindicatos y asociaciones para garantizar que su voz se incluya en los procesos de diálogo social.
  10. Mejorar el conocimiento y la información sobre la migración laboral mediante la creación de sistemas de información y registros estadísticos.

Con respecto a estas recomendaciones, Michela Macchiavello, Especialista Regional Temática en Migración Laboral de la OIM, subrayó la creciente importancia de la articulación con los procesos de consulta regional sobre migración y el establecimiento de asociaciones. En las Américas, la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), para los países de América del Norte y América Central, y la Conferencia de América del Sur sobre Migración, para los países de América del Sur; y más recientemente, las Consultas Migratorias del Caribe (CMC) son particularmente relevantes para la discusión, ya que se centran más en temas de migración laboral.

"La OIM considera que un enfoque gubernamental integral y la creación de asociaciones con agencias relacionadas a la migración, la sociedad civil, el sector privado, los trabajadores y los representantes de los migrantes son una prioridad para el avance efectivo y humano de las políticas nacionales y regionales, incluyendo las políticas laborales y programas que promuevan una migración regular, ordenada y segura mientras brindan protección a los migrantes y trabajadores más vulnerables."

Sin lugar a dudas, la migración y la movilidad laboral serán de mayor importancia para el mundo del trabajo y, por lo tanto, requerirán la atención y la acción de colaboración de los gobiernos y otros actores relevantes.


Sofía Cortés es la Asociada de Contenido Digital de las Consultas Migratorias del Caribe.