La inmigración importa: por qué los inmigrantes son importantes para el desarrollo de Canadá

La inmigración importa: por qué los inmigrantes son importantes para el desarrollo de Canadá

 

A finales de 2018, el Departamento de Mercadeo y Medios de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC por sus siglas en inglés) lanzó la Campaña #ImmigrationMatters (la immigración importa) para promover una percepción pública positiva y basada en hechos real sobre la inmigración. La campaña se basó en el análisis de las encuestas anuales (¡IRCC las ha conducido durante los últimos 25 años!) y grupos focales realizados con miembros del público en diferentes comunidades.

Los pilares de la comunicación basada en hechos, la narración y las asociaciones no tradicionales de la campaña mostraron historias de inmigrantes cuyas iniciativas hacen de Canadá un lugar mejor para todos. Tal es el caso de Javier Bravo, originario de la Ciudad de México, y su plataforma en línea donde los usuarios pueden enviar certificados de regalo que se pueden usar en las empresas de Peterborough; Igor Bjelac, un inmigrante serbio y su grupo de voluntarios que recolectan alimentos sin vender para personas necesitadas en Vancouver (la ciudad con la segunda población de inmigrantes más grande del país); o Roshni Bahl, que creció en India y entiende cómo cuidar adecuadamente a las personas mayores.

El sitio web de la campaña contiene mucha información sobre historias en todo Canadá, el sistema de inmigración de Canadá y su historia. En esta última sección, la campaña detalla algunos datos sobre cómo funciona el sistema de inmigración de Canadá para nacionales y extranjeros. Aquí hay algunos buenos insumos a considerar cuando se piensa en la contribución de los migrantes al país de destino:

  • Las personas inmigrantes contribuyen a la economía: la economía canadiense se calcula parcialmente por la fuerza laboral y su pago de impuestos. La fuerza laboral se beneficia más con el incremento de personas immigrantes trabajadoras, especialmente cuando la población nacional está envejeciendo, retirándose y teniendo menos hijos que antes. Las principales ocupaciones invitadas a emigrar bajo el "Programa de Entrada Express" son ingenieros y diseñadores de software, analistas de sistemas de información, programadores de computadoras, auditores financieros y contadores, así como profesionales de publicidad, mercadotecnia y relaciones públicas.
  • Las personas inmigrantes prestan y mejoran los servicios sociales y de salud: muchos inmigrantes que llegan a Canadá son jóvenes y pagan por el sistema de salud más de lo que necesitan sus beneficios. Según el Consejo Canadiense para los Refugiados, el costo de la atención médica para un refugiado o solicitante de asilo, es el 10% de lo que se suele invertir en un canadiense. Este menor uso del sistema de salud se conoce como el efecto de "inmigrante saludable".
  • Las personas inmigrantes se integran completamente en la sociedad canadiense: ¿Sabías que aproximadamente un tercio de los inmigrantes en Canadá se han ofrecido como voluntarios, y que dos tercios son parte de organizaciones sociales? Y cuanto más involucrados están con su nuevo hogar, más quieren dar: según Statistics Canada, “los inmigrantes y sus descendientes que se integran en una red personal local y participan en actividades comunitarias, como las prácticas religiosas, son más propensos a tener un mayor número de conocidos con los residentes del vecindario, a confiar más en sus vecinos y a ofrecerse como voluntarios ".

La combinación del sistema de inmigración y el sentido de pertenencia hacen que casi el 85% de los inmigrantes se conviertan en ciudadanos después de tomar un examen sobre la historia de Canadá y las responsabilidades y privilegios de la ciudadanía: una de las tasas de naturalización más altas del mundo.

Lo invitamos a ver más historias y datos visitando su sitio web, y a compartir sus propias experiencias en las redes sociales sobre por qué los inmigrantes importan.


¿Cómo viven las personas venezolanas en Costa Rica durante la pandemia?

¿Cómo viven las personas venezolanas en Costa Rica durante la pandemia?
Categoria: Emergencias y Acción Humanitaria
Autor: Autor Invitado

En la actualidad, más de 5 millones de personas venezolanas han dejado su país debido al complejo contexto sociopolítico en el país, de los cuales al menos 4 millones se encuentran en países de América Latina y el Caribe, según datos recolectados de los gobiernos por la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V).

De acuerdo con estimaciones realizadas por OIM Costa Rica, para finales de junio aproximadamente 29 850 personas venezolanas se encontraban en dicho país centroamericano. La situación socioeconómica, salud, mecanismos de regularización y otras características que afectan la integración en un país de acogida se vieron impactadas por la pandemia.

Para comprender mejor a esta población, la OIM Costa Rica aplico la Matriz de Seguimiento al Desplazamiento (DTM por sus siglas en inglés) donde se perfila a la población venezolana. El mismo muestra que la mayoría de las personas venezolanas encuestadas se encontraban en el rango de edad de entre 35 y 44 años; eran mujeres (63%); contaban con estudios universitarios; y eran solicitantes de asilo. Además, mayoritariamente llevaban entre 3 meses y un año en el país y planeaban quedarse de manera permanente.

La DTM es una herramienta que puede ayudar a los encargados de formulación de políticas a desentrañar las tendencias de movilidad plantear escenarios actuales y futuros basados en evidencia, de manera que se pueda planear con más información sobre cómo asistir tanto a personas refugiadas y migrantes como a las comunidades de acogida. Estos son algunos de los principales hallazgos del estudio para entender características y necesidades de las y los venezolanos en el país:

  • Residencia: El 87% de los encuestados indicó residir con otra persona venezolana. De estos, un 26% reside con algún menor de edad y 19% con alguna persona adulta mayor. La mayoría vive en apartamentos.
  • Situación laboral: Al momento de la encuesta, la mayor parte de los venezolanos participantes se encontraban desempleados (59%), y de quienes sí se encontraban trabajando lo hacían principalmente en el sector informal. Esto no es un dato menor si recordamos como se dijo ante que en general cuentan con estudios universitarios.
  • Dificultades: Dada la alta tasa de desempleo no es de extrañar que una de las principales dificultades señaladas por las personas encuestadas fuera la falta de recursos económicos (78%), frente a otras problemáticas como la falta de documentación, falta de acceso a la salud, falta de alimento o agua, entre otros.
  • Asistencia: La población encuestada indica que las principales organizaciones que les han asistido son la OIM (51%), ACNUR (44%), Alianza VenCR (31%), HIAS (23%), RET International (20%), el Servicio Jesuita (5%), entre otras.

 

El futuro de los patrones de movilidad de la población venezolana en medio de la pandemia

En el perfil regional de refugiados y migrantes venezolanos de América Latina y el Caribe, publicado recientemente por OIM junto al Migration Policy Institute, se señala que, como resultado de las nuevas condiciones traídas por la pandemia, las personas refugiadas y migrantes venezolanas se verán afectadas por la inseguridad alimentaria, limitado acceso a los servicios de salud y dificultad para encontrar trabajo. Por otro lado, existen diferentes estimaciones sobre el número de personas venezolanas retornadas y no hay un recuento confirmado de cuántas se están desplazando por la región con la intención de regresar a su país.

Si bien la asistencia a la movilidad humana tiene muchas aristas, en el marco de una pandemia la atención a la salud se vuelve un aspecto particularmente importante tanto para la población refugiada y migrante, así como para sus comunidades de acogida, pues asegurar a todos los miembros de una sociedad el acceso médico necesario impacta más allá de la persona que está siendo atendida. En algunos países, laborar de manera formal facilita el acceso a este tipo de servicios; pero en el caso de venezolanos y venezolanas, al encontrarse mayormente en el sector informal (debido en muchos casos a la falta de documentación o de estatus regular), el acceso a la salud se complica a pesar de ser un derecho humano.

Esta publicación también sugiere que en paralelo a la organización y esfuerzos que realicen los gobiernos y sociedad civil para abordar las problemáticas que aquejan a las personas refugiadas y migrantes en la región en general, y en particular la población venezolana, es necesario contar con apoyo internacional. Esto es importante, entre otros aspectos, para recabar datos sólidos que ayuden a la formulación de políticas públicas, así como para fortalecer los aspectos positivos que puede conllevar la migración, por ejemplo, en su dimensión económica.