La inmigración importa: por qué los inmigrantes son importantes para el desarrollo de Canadá

 

A finales de 2018, el Departamento de Mercadeo y Medios de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC por sus siglas en inglés) lanzó la Campaña #ImmigrationMatters (la immigración importa) para promover una percepción pública positiva y basada en hechos real sobre la inmigración. La campaña se basó en el análisis de las encuestas anuales (¡IRCC las ha conducido durante los últimos 25 años!) y grupos focales realizados con miembros del público en diferentes comunidades.

Los pilares de la comunicación basada en hechos, la narración y las asociaciones no tradicionales de la campaña mostraron historias de inmigrantes cuyas iniciativas hacen de Canadá un lugar mejor para todos. Tal es el caso de Javier Bravo, originario de la Ciudad de México, y su plataforma en línea donde los usuarios pueden enviar certificados de regalo que se pueden usar en las empresas de Peterborough; Igor Bjelac, un inmigrante serbio y su grupo de voluntarios que recolectan alimentos sin vender para personas necesitadas en Vancouver (la ciudad con la segunda población de inmigrantes más grande del país); o Roshni Bahl, que creció en India y entiende cómo cuidar adecuadamente a las personas mayores.

El sitio web de la campaña contiene mucha información sobre historias en todo Canadá, el sistema de inmigración de Canadá y su historia. En esta última sección, la campaña detalla algunos datos sobre cómo funciona el sistema de inmigración de Canadá para nacionales y extranjeros. Aquí hay algunos buenos insumos a considerar cuando se piensa en la contribución de los migrantes al país de destino:

  • Las personas inmigrantes contribuyen a la economía: la economía canadiense se calcula parcialmente por la fuerza laboral y su pago de impuestos. La fuerza laboral se beneficia más con el incremento de personas immigrantes trabajadoras, especialmente cuando la población nacional está envejeciendo, retirándose y teniendo menos hijos que antes. Las principales ocupaciones invitadas a emigrar bajo el "Programa de Entrada Express" son ingenieros y diseñadores de software, analistas de sistemas de información, programadores de computadoras, auditores financieros y contadores, así como profesionales de publicidad, mercadotecnia y relaciones públicas.
  • Las personas inmigrantes prestan y mejoran los servicios sociales y de salud: muchos inmigrantes que llegan a Canadá son jóvenes y pagan por el sistema de salud más de lo que necesitan sus beneficios. Según el Consejo Canadiense para los Refugiados, el costo de la atención médica para un refugiado o solicitante de asilo, es el 10% de lo que se suele invertir en un canadiense. Este menor uso del sistema de salud se conoce como el efecto de "inmigrante saludable".
  • Las personas inmigrantes se integran completamente en la sociedad canadiense: ¿Sabías que aproximadamente un tercio de los inmigrantes en Canadá se han ofrecido como voluntarios, y que dos tercios son parte de organizaciones sociales? Y cuanto más involucrados están con su nuevo hogar, más quieren dar: según Statistics Canada, “los inmigrantes y sus descendientes que se integran en una red personal local y participan en actividades comunitarias, como las prácticas religiosas, son más propensos a tener un mayor número de conocidos con los residentes del vecindario, a confiar más en sus vecinos y a ofrecerse como voluntarios ".

La combinación del sistema de inmigración y el sentido de pertenencia hacen que casi el 85% de los inmigrantes se conviertan en ciudadanos después de tomar un examen sobre la historia de Canadá y las responsabilidades y privilegios de la ciudadanía: una de las tasas de naturalización más altas del mundo.

Lo invitamos a ver más historias y datos visitando su sitio web, y a compartir sus propias experiencias en las redes sociales sobre por qué los inmigrantes importan.


Migración en el Caribe: una oportunidad para impulsar el desarrollo

Migración en el Caribe: una oportunidad para impulsar el desarrollo
Categoria: Migración y Desarrollo
Autor: Autor Invitado

 

Alrededor de 3,7 millones de venezolanos han abandonado sus hogares en los últimos años en medio de un complejo panorama político y económico, lo que ha generado el mayor número de refugiados y migrantes en la región durante la última década. Cerca de 2.7 millones venezolanos residen actualmente en América Latina y el Caribe.

Aunque la atención internacional se ha centrado en gran medida en los países fronterizos, las islas del Caribe están recibiendo un número significativo de migrantes y refugiados. Muchos llegan después de enfrentar rutas altamente peligrosas tanto por tierra como por mar. Esta dinámica migratoria aumenta el grado de vulnerabilidad a la explotación, la trata de personas y el abuso.

Dado que la salida sigue siendo alta, el Caribe tiene la oportunidad de beneficiarse significativamente de la integración de esta población de manera adecuada y regulada mediante la adopción de políticas en todos los niveles que promueven el acceso a servicios sociales, educación, mercados laborales e integración cultural.

“Los migrantes son miembros productivos de la sociedad, en general. Hay muchas historias de éxito de migrantes. Los migrantes contribuyen a la sociedad. Por lo tanto, intentaremos fortalecer la capacidad de las comunidades de acogida e integrar a los migrantes y apoyar al gobierno ", dijo Robert Natiello, Oficial de Coordinación Regional de la OIM para el Caribe.

Según la Superintendencia Nacional de Migraciones de Perú, el 90% de los migrantes venezolanos tienen estudios técnicos o profesionales, lo que contribuye positivamente a los sectores.

La integración de esta población puede aportar solidez económica, así como aumentar las contribuciones a los pagos de la seguridad social y otros servicios públicos al país anfitrión. Pueden reactivar las economías de varias maneras: aportando innovación, ideas e inversión, así como aportando nuevas y diversas habilidades y experiencia.

Socios y gobiernos anfitriones ya han emprendido varias iniciativas en el Caribe para mejorar la integración:

  1. Facilitar el acceso a los servicios médicos, incluidos los servicios especializados para apoyar los casos de violencia de género (VGG) y las víctimas de la trata, y brindar apoyo psicosocial y servicios de asesoramiento.
  2. Abogar por permisos de trabajo accesibles a los venezolanos para promover la autosuficiencia económica y reducir la explotación.
  3. Realizar consultas con las autoridades pertinentes sobre la inclusión de los venezolanos en los programas de medios de vida públicos existentes y permitir el acceso a los servicios públicos.
  4. Ofrecer espacios de aprendizaje a niños migrantes y refugiados de primaria y secundaria.
  5. Actividades de sensibilización sobre protección internacional de refugiados para trabajadores del sector público.

A medida que los eventos continúan desarrollándose, es clave recordar que los refugiados y los migrantes son titulares de derechos, y su integración económica y social representa un impulso potencial a nivel nacional y regional por igual. Si bien el cambio puede ser desalentador, la historia ha demostrado que las personas y los países pueden encontrar fuerza en la diversidad.