Cómo fortalecer la protección de trabajadores migrantes

Cómo fortalecer la protección de trabajadores migrantes
Categoría: 

*Publicado originalmente en Consultas Migratorias del Caribe (https://caribbeanmigration.org/blog/how-strengthen-protection-migrant-workers)

Las nuevas dinámicas de la migración están estrechamente vinculadas a la búsqueda de nuevas oportunidades en el empleo y la generación de ingresos.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que alrededor del 27 por ciento de todos los trabajadores migrantes en el mundo se encuentran en las Américas, y 4,3 millones en América Latina y el Caribe, una cifra que aumenta continuamente. Solo entre 2010 y 2015, el número de trabajadores migrantes en la región aumentó en un 34 por ciento.

Esta movilidad está motivada por la búsqueda de mejores oportunidades de empleo y el deseo de mejorar la calidad de vida de las personas migrantes, lo cual interactúa con otros factores estructurales como la pobreza y la falta de seguridad, que también son motores de la migración.

El aumento en el flujo de trabajadores migrantes presenta desafíos significativos en un mercado laboral marcado por el desempleo y la informalidad. Según datos de la OIT, el desempleo afecta a 26 millones de personas en América Latina y el Caribe y al menos 133 millones de personas se ven afectadas por la informalidad, en particular las mujeres, los jóvenes y los trabajadores con bajo nivel educativo.

En este contexto, la 19ª Reunión Regional Americana de la OIT y su informe "Preparando el futuro del trabajo que queremos en las Américas a través del diálogo social", ofrece 10 recomendaciones para mejorar la protección del trabajo en la población migrante y promover la participación de los migrantes en la discusión y consideración para lograr el objetivo general de trabajo digno para todos:​​

  1. Abordar la migración laboral desde una perspectiva de derechos humanos, alineada con los principios de justicia social y trabajo digno.
  2. Abordar las brechas y la fragmentación de la gobernanza de la migración en los acuerdos de integración regional.
  3. Fortalecer el enfoque de derechos laborales en las instituciones de gobernanza migratoria.
  4. Promover la participación de los actores clave en cuestiones laborales en los procesos de consulta regional sobre migración.
  5. Integrar el diálogo social sobre migración en los diferentes procesos de integración regional.
  6. Incluir a los Ministerios de Trabajo en el trabajo de la comisión intergubernamental sobre migración.
  7. Promover medidas para alinear las políticas de migración y empleo.
  8. Mejorar las capacidades de las instituciones vinculadas al mercado laboral para abordar los problemas de la migración laboral.
  9. Aumentar la participación de los trabajadores migrantes en sindicatos y asociaciones para garantizar que su voz se incluya en los procesos de diálogo social.
  10. Mejorar el conocimiento y la información sobre la migración laboral mediante la creación de sistemas de información y registros estadísticos.

Con respecto a estas recomendaciones, Michela Macchiavello, Especialista Regional Temática en Migración Laboral de la OIM, subrayó la creciente importancia de la articulación con los procesos de consulta regional sobre migración y el establecimiento de asociaciones. En las Américas, la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), para los países de América del Norte y América Central, y la Conferencia de América del Sur sobre Migración, para los países de América del Sur; y más recientemente, las Consultas Migratorias del Caribe (CMC) son particularmente relevantes para la discusión, ya que se centran más en temas de migración laboral.

"La OIM considera que un enfoque gubernamental integral y la creación de asociaciones con agencias relacionadas a la migración, la sociedad civil, el sector privado, los trabajadores y los representantes de los migrantes son una prioridad para el avance efectivo y humano de las políticas nacionales y regionales, incluyendo las políticas laborales y programas que promuevan una migración regular, ordenada y segura mientras brindan protección a los migrantes y trabajadores más vulnerables."

Sin lugar a dudas, la migración y la movilidad laboral serán de mayor importancia para el mundo del trabajo y, por lo tanto, requerirán la atención y la acción de colaboración de los gobiernos y otros actores relevantes.

Sofía Cortés es la Asociada de Contenido Digital de las Consultas Migratorias del Caribe.


Movilidad humana y XXII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe: ¿Por qué prevenir la migración forzada y atender las necesidades de los migrantes ambientales?

Movilidad humana y XXII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe: ¿Por qué prevenir la migración forzada y atender las necesidades de los migrantes ambientales?
Categoria: Migración y Medio Ambiente
Autor: Pablo Escribano

El XXII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe se reunió de manera virtual los 1 y 2 de febrero de 2021 con un enfoque en las dimensiones ambientales de la recuperación posterior a la pandemia. Bajo la presidencia de Barbados, las discusiones lideradas por los representantes de los 33 países de la región se centraron en la promoción de un desarrollo sostenible que permita aunar la recuperación post-COVID-19 con el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París y la lucha contra el cambio climático.

Desde una perspectiva migratoria, conviene señalar que los países de la región han avanzado en la integración de la movilidad humana en su agenda climática. El reciente informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre los avances registrados en la implementación del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular pone énfasis en el progreso realizado por países como Belice, Guatemala o Perú en el abordaje de la migración climática.

Sin embargo, es necesario recordar que esta integración sigue estando limitada a un número restringido de países de la región. De hecho, con algunas excepciones, pocos son los países que han avanzado compromisos concretos para abordar los factores de la migración climática y atender las necesidades de los migrantes. Este proceso requiere la elaboración de asociaciones y un enfoque integral entre entidades de gobierno encargadas de varias áreas sectoriales.

Los Ministerios de Medio Ambiente juegan un papel fundamental en este esfuerzo. Estrategias como los planes de adaptación al cambio climático, las contribuciones determinadas a nivel nacional, o las políticas nacionales de cambio climático ofrecen oportunidades para el abordaje de la migración climática.

El contexto actual de pandemia ha puesto en evidencia una vez más la vulnerabilidad de las poblaciones expuestas al cambio climático en la región. En un contexto de restricciones de la movilidad y de crisis económica, las comunidades vulnerables generalmente disponen de medios de vida restringidos para hacer frente a los desastres y la degradación ambiental. La experiencia de Eta e Iota en Centroamérica muestra hasta qué punto múltiples factores de riesgo – incluyendo las amenazas naturales, las vulnerabilidades socioeconómicas y la pandemia – pueden crear escenarios catastróficos en la región.

Integrar la perspectiva migratoria es fundamental en la promoción de planes de recuperación post-COVID-19 sostenibles. La movilidad humana es un factor esencial de la realidad social de América Latina y el Caribe y la evidencia muestra que los factores ambientales y climáticos van a tener una influencia creciente en estos movimientos. Facilitar la resiliencia de las comunidades para que no estén obligadas a migrar, y atender las necesidades de los migrantes ambientales resultan elementos cruciales para consolidar una recuperación de la pandemia solidaria, integral y sostenible.