Celebrar la diversidad que nos une

 

*Esta entrada fue originalmente escrita y publicada en inglés por Hajer Naili en el blog global de la OIM.

"Mi madre era su propia Ellis Island" (una pequeña isla por la cual entraron millones de inmigrantes a los Estados Unidos entre 1892 y 1954), decía Luis Torres sobre su madre, una inmigrante salvadoreña que huyó de la guerra civil y encontró refugio en California en los años 80.

"Todo el mundo ha entrado por su puerta, por su apartamento, mientras se establecían en EE. UU. y eso no habría ocurrido si ella no hubiera venido aquí", recuerda Torres sobre sus tíos que se reunieron con su madre en ese país.

Torres, a quien entrevistamos en Nueva York como parte de la campaña Soy migrante, es uno de los 18 millones de hijos de inmigrantes nacidos en los EE. UU. y que ahora representa la diversidad del rostro de Estados Unidos.

A pesar de lo que parece ser un clima inhóspito para los extranjeros, los inmigrantes sin duda siguen siendo parte de la identidad estadounidense. Estados Unidos tiene más inmigrantes que cualquier otro país en el mundo con un estimado de 46 millones de personas nacidas fuera del país.

Representando más del 13 % de la población de los Estados Unidos, la población inmigrante también es muy diversa. Casi todos los países del mundo están representados entre los inmigrantes de los EE.UU., de acuerdo con el Pew Research Center.

De Europa a Centroamérica y Suramérica y a Asia y el Medio Oriente, los EE.UU. ha sido una tierra de refugio y oportunidades para los inmigrantes.

El exsecretario de los Estados Unidos, Colin Powell, dijo una vez: "Estados Unidos es una nación de naciones, compuesta por gente de todas las tierras, todas las razas y practicando toda fe. Nuestra diversidad no es una fuente de debilidad, sino de fortaleza y de nuestro éxito".

De hecho, las personas de los Estados Unidos representa una variedad de antecedentes étnicos, culturales y religiosos; todos ellos ayudan a componer el complejo cuadro de lo que significa ser un estadounidense.

Hoy, conmemorando el Día Mundial de la Diversidad Cultural, les comparto estos cinco videos cortos que vislumbran muchas de las historias de los inmigrantes de los Estados Unidos.

Estos videos son parte de una serie de entrevistas que serán lanzadas en junio por la OIM en Washington y su socio sin fines de lucro USAIM.

El mes de junio ha sido tradicionalmente conocido como el Mes del Patrimonio Cultural del Inmigrante en los Estados Unidos. Esta es la ocasión para celebrar la diversidad y el patrimonio compartido contando historias de individuos que forman parte del tejido estadounidense.

 


Cooperación multilateral, clave para la gobernanza migratoria

Categoria: Gobernanza Migratoria
Autor: Autor Invitado

Los movimientos migratorios entre los países de Centro y Norteamérica han sido determinados por la compleja interacción de diversos factores políticos, económicos, ambientales, sociales y culturales. Debido a esta complejidad, los procesos migratorios a nivel nacional y regional convellan una gran cantidad de retos, por lo que la cooperación y el diálogo entre países y agencias es clave para abordarlos.

Los mecanismos de consulta interestatales sobre migración (MCIM) son foros dirigidos por los Estados, de funcionamiento continuo, en los que se intercambia información y se mantienen diálogos sobre políticas, para los Estados interesados en la promoción de la cooperación en el ámbito de la migración. Estos mecanismos pueden ser de alcance regional (procesos consultivos regionales sobre migración o PRC), interregional (foros interregionales sobre migración o FIM) o mundial (procesos mundiales sobre migración).

Hay 15 Procesos Consultivos Regionales sobre migración activos en el mundo, pero pocos tan consolidados y con tanta trayectoria como la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), creada en 1996.

La CRM es un proceso consultivo regional sobre migración para intercambiar experiencias y buenas prácticas en materia de migración a nivel técnico político. La coordinación de políticas y acciones se da entre sus once países miembros: Belice, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Creada en la primera Cumbre de Tuxtla, la CRM se rige bajo los siguientes objetivos:

  • Promover el intercambio de información, experiencias y mejores prácticas.
  • Fomentar la cooperación y los esfuerzos regionales en materia migratoria.
  • Fortalecer la integridad de las leyes migratorias, fronteras y seguridad.

Se trata de un gran desafío, ya que implica el balance de los asuntos de seguridad a nivel de cada país y a nivel regional, la búsqueda de la prosperidad nacional y el mejoramiento económico, y los derechos de los migrantes en atención a los acuerdos y convenios internacionales que han suscrito.

 “El tema migratorio tiene muchos retos, y entre ellos está la misma opinión pública, ya que a veces el tema migratorio no es tan popular, si no se aborda de la manera adecuada. Hay mucha desinformación sobre los temas de migración y no siempre se reconocen los esfuerzos que llevan a cabo los países.” señaló Luis Alonso Serrano, coordinador de la Secretaría Técnica de la CRM.

La CRM trabaja con tres diferentes redes de enlace: el combate a la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes, la protección consular, y la protección de la niñez y adolescencia migrante. Este año, la CRM está atravesando un proceso de re-lanzamiento, dirigido por Guatemala como Presidencia Pro-Témpore, para innovar y estar a la vanguardia en el cumplimiento de los objetivos regionales. La CRM es un proceso dinámico y la evolución es una de sus características.

Entre sus logros se cuenta el establecimiento de diferentes proyectos de asistencia para el retorno de migrantes vulnerables, talleres y seminarios de capacitación en temas migratorios, así como asistencia técnica e institucional a las autoridades de migración de los países miembros de la CRM.

También se ha establecido un análisis comparativo de la legislación de los Países Miembros sobre trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes que se actualiza periódicamente, y una serie de lineamientos y manuales para la gobernanza migratoria.

Sin embargo, de todos sus logros, el logro más importante de la CRM es el trabajo en equipo: el sostenido compromiso de diálogo entre países caracterizados por diferentes realidades económicas, socio-culturales y migratorias. Este proceso regional de consulta brinda un espacio para la igualdad de representación y participación a los delegados de los gobiernos, facilitando la identificación de asuntos de interés común, así como necesidades, objetivos y áreas de acción.

Los esfuerzos de la CRM se complementan con la labor de otras entidades regionales interesadas en la adecuada gobernanza migratoria, como el Sistema de Integración Centroamericano SICA.  Actualmente el SICA y la OIM desarrollan un estudio sobre las causas y consecuencias de la migración en la región, sobre cuyas conclusiones se desarrollará un plan de acción regional para abordar el fenómeno.

Como lo explica Serrano: “El tema migratorio no es de un sólo país por su cuenta. A través del intercambio de experiencias y buenas prácticas se crea el diálogo entre homólogos para compartir retos y desafíos. No se aprende solamente de lo bueno, sino también de las oportunidades de mejora, para así fortalecer la gobernanza migratoria y al final de cuentas llegar a la población meta: la población migrante que es la que nos debemos.”

Para más información sobre la CRM, además de acceso a documentos y publicaciones, les invitamos a visitar: http://portal.crmsv.org/