9 claves para una Gobernanza Migratoria efectiva en el Caribe

Gobernanza en el Caribe

El Caribe ha sido testigo de múltiples olas de migración a lo largo de la historia. A nivel regional, el estancamiento económico, las oportunidades de trabajo limitadas y los desastres naturales como inundaciones, erupciones volcánicas, huracanes y terremotos, han sido importantes detonantes en el Caribe, capaces de causar grandes flujos de migración imprevistos.

A pesar de que gobiernos y organizaciones internacionales, tales como la Comunidad del Caribe (CARICOM), Consultas sobre Migración en el Caribe (CMC) y la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECS por sus siglas en inglés), han contribuido a la promoción de la migración regular y segura, las necesidades de creación de capacidades, intercambio de conocimientos y recopilación de datos  migratorio -para nombrar algunos- siguen siendo un desafío. La región comparte varios problemas comunes de migración, por lo tanto, el éxito para superar estos problemas dependerá de la consistencia de los gobiernos caribeños para trabajar en colaboración para enfrentar los retos de la región.

Con el fin de maximizar estos esfuerzos, con el claro propósito de empoderar a los gobiernos, así como sus políticas y capacidades de gobernanza migratoria existentes, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), bajo el proyecto PACTA y financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migraciones del Departamento de Estado de los Estados Unidos, desarrollaron el Informe Regional sobre la Gobernanza de la Migración de en los Estados Independientes del Commonwealth del Caribe. Un informe que presenta los antecedentes de diez países de la región, a través de evidencia y datos concretos, combinados con los insumos brindados por los diferentes actores de la región, para exponer una perspectiva más amplia sobre las oportunidades de mejora en la gobernanza y cooperación regional. Además, ofrece una serie de recomendaciones para minimizar el riesgo de la migración y maximizar sus beneficios económicos y de desarrollo.

El estudio reveló que, para implementar prácticas efectivas de gobernanza de la migración en estos países, los gobiernos deben:

  1. Recopilar datos sobre las tendencias de la migración intrarregional crecientes, así como información sobre poblaciones migrantes, tanto regulares como irregulares.
  2. Implementar un enfoque de migración integral, alineado con los estándares internacionales y las estrategias nacionales de desarrollo.
  3. Fortalecer la vigilancia costera para gestionar adecuadamente la migración irregular, mejorando la aplicación de estrategias en las áreas de gestión de fronteras, seguridad nacional y la protección de los migrantes en situaciones vulnerables.
  4. Recopilar datos sobre el impacto de los regímenes de movilidad, así como programas para obtener la ciudadanía a través de esquemas de inversión.
  5. Mejorar la acción colectiva sobre la gestión de desastres y el desarrollo de mecanismos más integrales para mitigar y gestionar las consecuencias de los desastres naturales.
  6. Fortalecer las leyes y protocolos relacionados con la lucha contra la trata y mejorar la capacidad para generar respuestas más eficaces, tomando en consideración que ninguno de los diez países ha ratificado todos los nueve tratados internacionales de derechos humanos fundamentales. Los países se verían beneficiados al ajustar su legislación para reflejar de manera consistente los principios básicos de los instrumentos internacionales, y al fortalecer los esfuerzos de cooperación regional, incluida la estandarización de protocolos y prácticas para abordar diversos temas relacionados con la migración.
  7. Adoptar mecanismos para garantizar el acceso de los migrantes a la atención médica, así como la mejora de los protocolos de detección en los puntos de cruce de frontera.
  8. Recopilar datos sobre la migración circular (migración repetitiva y temporal entre dos lugares) y la movilidad laboral, y el efecto de la migración en la oferta y demanda de trabajo.
  9. Revisar la legislación para garantizar el acceso universal a la educación de los niños migrantes en edad escolar obligatoria.

En el proceso de abordar estas brechas, es importante que los gobiernos, no solo realicen esfuerzos para mejorar los sistemas de gobernanza de la migración, si no que la comunidad internacional reconozca las complejidades de la subregión y comprenda la necesidad de adaptar los lineamientos y estructuras a las realidades de cada uno de estos Estados. La OIM espera colaborar con la región del Caribe para abordar las limitantes de sus capacidades y aprovechar el potencial que se destaca en este informe.

El Informe sobre la Gobernanza de la Migración en los Estados Independientes del Commonwealth del Caribe está disponible en el Portal de Migración del Caribe de la CMC en el siguiente enlace: http://cpmg.iom.int/migration-data-and-analysis

Para más información, por favor contactar: Brendan Tarnay, Coordinador del proyecto CMC: btarnay@iom.int  / Estela Aragón, Investigadora principal: earagon@iom.int

Sofía Cortes es la Encargada de Contenido Digital para la iniciativa del Caribbean Migration Consultations. Cuenta con más de 5 años de experiencia en las áreas de comunicación y mercadeo. Ha trabajado para agencias de publicidad como Havas Tribu y para organizaciones de Naciones Unidas como University for Peace, como Oficial de Comunicaciones. Es relacionista pública graduada de la Universidad Latina de Costa Rica y candidata a máster en Administración de Empresas con énfasis en Mercadeo de la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología.  


¿Cómo se pueden regularizar las personas migrantes centroamericanas en México?

¿Cómo se pueden regularizar las personas migrantes centroamericanas en México?
Categoria: Migración y Gestión Fronteriza
Autor: Autor Invitado

Miles de personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas centroamericanas emprenden viajes hacia el norte en búsqueda de mejores oportunidades. La mayoría de estas personas salen de Países del Norte de Centroamérica (PNCA - Guatemala, Honduras y El Salvador).

Algunos recurren a la migración irregular, exponiéndose a peligros en el viaje y a las restricciones que esto implica si logran llegar a su país de destino. Sin embargo, un estudio de la OIM en el que se realizaron más de 2.800 entrevistas demostró que en los PNCA 97% de las personas migrantes en tránsito hacen un gran esfuerzo para obtener los documentos para regular su estancia en México. Además, entre 59% y 70% de las personas estarían dispuestas a involucrarse en oportunidades locales de educación, empleos o emprendimientos, como alternativa a la migración irregular.

Las personas migrantes que salen de los PNCA al llegar a la frontera sur de México cuentan con 3 opciones para solicitar su estancia regular en este país:

  1. Visitante Regional: permite permanecer en México por un plazo no mayor a 7 días en los Estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Tabasco. La tarjeta tiene una vigencia de 5 años, no tiene costo y no permite realizar actividades remuneradas.
  2. Visitante Trabajador Fronterizo: es para nacionales de Belice y Guatemala y permite la entrada a los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Tabasco. Es válida por un año e incluye derecho a realizar actividades remuneradas. Sin embargo, esta opción requiere tener una oferta de empleo con antelación.
  3. Visitante por Razones Humanitarias: tiene vigencia por un año con posibilidad de renovación y se otorga en las siguientes situaciones:
  • Ser víctima o testigo de algún delito cometido en México.
  • Ser niña, niño o adolescente migrante no acompañado.
  • Ser solicitante de asilo político, de reconocimiento de la condición de refugiado o de protección complementaria del Estado Mexicano, hasta en tanto no se resuelva su situación migratoria.

También se podrá autorizar la condición de estancia de visitante por razones humanitarias cuando exista una causa humanitaria que haga necesaria su internación o regularización en el país. La persona solicitante cuenta con permiso para realizar actividades remuneradas.

Para las personas migrantes que quieren llegar a la frontera norte de México, solo pueden continuar su viaje como migrantes irregulares. Para ellos y ellas, la forma de regularizar su situación migratoria es a través de una visa de Visitante por Razones Humanitarias, solicitar un numero de espera para ser entrevistado en USA y acogerse al Protocolos de Protección a Migrantes (MPP) o cruzar la frontera de manera irregular y presentarse a la autoridad migratoria en Estados Unidos y ser retornado a México también bajo en la categoría de MPP.

Aquellos que regresan a México como MPP, pueden esperar a su cita y solicitar refugio en Estados Unidos, solicitar refugio en México o retornar a sus países de origen.

México tiene el potencial de ofrecer oportunidades laborales a personas migrantes en programas como Sembrando Vida o proyectos tales como la creación de la zona libre en la franja fronteriza, el Tren Maya o la construcción de la refinería de Dos Bocas en el estado de Tabasco. Para esto, se deben fortalecer y perfeccionar las opciones de visa y condiciones de estancia regular para los migrantes de los PNCA.

También es esencial que gobiernos y organizaciones sigan esforzándose en atender las causas estructurales que obligan a las personas a migrar, ofrecer alternativas y continuar buscando y apoyando mecanismos que promuevan una migración ordenada y segura.

 

Recursos para personas migrantes:

*La OIM cuenta con recursos para ayudar a las personas a informarse sobre migración regular. El sitio web migrantinfo.iom.int provee información sobre canales de migración regular y oportunidades de desarrollo local de aprendizaje, trabajo y emprendimiento. Por otro lado, la aplicación móvil MigApp provee información sobre protección, trámites migratorios y servicios.