¿Tienen las familias fronteras?

 

“¿Y tienen las familias fronteras?” Esto nos cuestionaba Ana, una niña de 12 años, cuando hablábamos de las familias y las fronteras tanto al norte como al sur de Costa Rica. Fue entonces cuando comprendimos el concepto de las familias transfronterizas. Estas son aquellas familias que viven en dos mundos; es decir, construyen y recrean su vida cotidiana en ambos lados de la frontera: cruzan la frontera para trabajar, para ir la escuela, comprar algunos productos. En el diario vivir de estas personas se combina elementos culturales y sociales que se unen en las fronteras.

Toño, otro lugareño de 20 años, comentaba: ”es que no importa donde vivamos, somos de los mismos, seguimos siendo familia….  Toño vive con Virginia; ella vive al otro lado de la frontera, en Panamá, y dice  que sus padres los visitan frecuentemente. Virginia comentaba: “Nada ha cambiado. Siempre hemos vivido unos aquí y otros allá, pero somos familias y nos visitamos, no como si fuéramos a otro país, porque solo cruzamos el río y ya llegamos...”.

Estas familias conocidas como transfronterizas son producto de la migración. Estas personas cruzan de un país a otro y es parte de sus vidas;  establecen vínculos, amistades y redes en ambas partes sin percatarse de qué lado de la frontera se encuentran.

Existe otro tipo de familias que también son producto de los procesos migratorios denominadas familias transnacionales. Se caracterizan por que alguno de sus miembros se encuentra un poco más lejos, sin embargo, sus vínculos continúan y algunos se fortalecen. Carlos, un adolescente de 14 años, mencionaba esto sobre su padre quien se encuentra en otro país: “Es que no vamos a dejar de ser familia; aunque él viva allá y nosotros aquí, hablamos casi todos los días y yo sé que voy a conocer donde él vive ahorita”.

Las familias trasnacionales han utilizado diferentes medios de comunicación para mantenerse en contacto. Al inicio eran cartas, llamadas telefónicas y, actualmente, se hace uso de todas las plataformas tecnológicas como redes sociales. Doña Sonia dice: “…yo tengo esta nieta (señalando una foto), es la menor. No la conozco todavía pero Carlos (su padre) me manda fotos todos los días.  Vea, hasta un video me mandó cuando la pusieron en la andadera…”.

En el Día Internacional de las familias, los  invitamos a reflexionar sobre la importancia de migrar de forma ordena y segura para el bien de las familias. La migración es un proceso que favorece tanto a los países como a las personas. La dinámica migratoria también puede ser parte de la construcción de las familias. ¿Es tu familia transnacional o transfronteriza? Déjanos tu experiencia en un comentario.

 

Sobre la autora:

Dayan Corrales-Morales trabaja para la División de Asistencia al Migrante dando apoyo técnico en temas relacionados con retornos y trata de personas. Corrales-Morales cuenta con estudios en sociología, filosofía y gestión de proyectos, así como con experiencia en asuntos relacionados con género e interculturalidad. Además, se ha desempeñado en investigación en universidades públicas de Costa Rica. Twitter: @dayancm1


Cómo fortalecer la protección de trabajadores migrantes

Cómo fortalecer la protección de trabajadores migrantes
Categoria: Migración Laboral
Autor: Sofía Cortés

*Publicado originalmente en Consultas Migratorias del Caribe (https://caribbeanmigration.org/blog/how-strengthen-protection-migrant-workers)

Las nuevas dinámicas de la migración están estrechamente vinculadas a la búsqueda de nuevas oportunidades en el empleo y la generación de ingresos.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que alrededor del 27 por ciento de todos los trabajadores migrantes en el mundo se encuentran en las Américas, y 4,3 millones en América Latina y el Caribe, una cifra que aumenta continuamente. Solo entre 2010 y 2015, el número de trabajadores migrantes en la región aumentó en un 34 por ciento.

Esta movilidad está motivada por la búsqueda de mejores oportunidades de empleo y el deseo de mejorar la calidad de vida de las personas migrantes, lo cual interactúa con otros factores estructurales como la pobreza y la falta de seguridad, que también son motores de la migración.

El aumento en el flujo de trabajadores migrantes presenta desafíos significativos en un mercado laboral marcado por el desempleo y la informalidad. Según datos de la OIT, el desempleo afecta a 26 millones de personas en América Latina y el Caribe y al menos 133 millones de personas se ven afectadas por la informalidad, en particular las mujeres, los jóvenes y los trabajadores con bajo nivel educativo.

En este contexto, la 19ª Reunión Regional Americana de la OIT y su informe "Preparando el futuro del trabajo que queremos en las Américas a través del diálogo social", ofrece 10 recomendaciones para mejorar la protección del trabajo en la población migrante y promover la participación de los migrantes en la discusión y consideración para lograr el objetivo general de trabajo digno para todos:​​

  1. Abordar la migración laboral desde una perspectiva de derechos humanos, alineada con los principios de justicia social y trabajo digno.
  2. Abordar las brechas y la fragmentación de la gobernanza de la migración en los acuerdos de integración regional.
  3. Fortalecer el enfoque de derechos laborales en las instituciones de gobernanza migratoria.
  4. Promover la participación de los actores clave en cuestiones laborales en los procesos de consulta regional sobre migración.
  5. Integrar el diálogo social sobre migración en los diferentes procesos de integración regional.
  6. Incluir a los Ministerios de Trabajo en el trabajo de la comisión intergubernamental sobre migración.
  7. Promover medidas para alinear las políticas de migración y empleo.
  8. Mejorar las capacidades de las instituciones vinculadas al mercado laboral para abordar los problemas de la migración laboral.
  9. Aumentar la participación de los trabajadores migrantes en sindicatos y asociaciones para garantizar que su voz se incluya en los procesos de diálogo social.
  10. Mejorar el conocimiento y la información sobre la migración laboral mediante la creación de sistemas de información y registros estadísticos.

Con respecto a estas recomendaciones, Michela Macchiavello, Especialista Regional Temática en Migración Laboral de la OIM, subrayó la creciente importancia de la articulación con los procesos de consulta regional sobre migración y el establecimiento de asociaciones. En las Américas, la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), para los países de América del Norte y América Central, y la Conferencia de América del Sur sobre Migración, para los países de América del Sur; y más recientemente, las Consultas Migratorias del Caribe (CMC) son particularmente relevantes para la discusión, ya que se centran más en temas de migración laboral.

"La OIM considera que un enfoque gubernamental integral y la creación de asociaciones con agencias relacionadas a la migración, la sociedad civil, el sector privado, los trabajadores y los representantes de los migrantes son una prioridad para el avance efectivo y humano de las políticas nacionales y regionales, incluyendo las políticas laborales y programas que promuevan una migración regular, ordenada y segura mientras brindan protección a los migrantes y trabajadores más vulnerables."

Sin lugar a dudas, la migración y la movilidad laboral serán de mayor importancia para el mundo del trabajo y, por lo tanto, requerirán la atención y la acción de colaboración de los gobiernos y otros actores relevantes.


Sofía Cortés es la Asociada de Contenido Digital de las Consultas Migratorias del Caribe.