Autor Invitado

Autor Invitado

Según la definición de la OIM, la reintegración es la reinclusión o reincorporación de una persona a un grupo o a un proceso, por ejemplo de un migrante en la sociedad de su país de origen. La reintegración es, por lo tanto, un proceso que permite al retornado participar nuevamente en la vida social, cultural, económica y política de su país de origen.

Tráfico de migrantes, trata de personas, trata de blancas, ¿cuál es la diferencia?

Tráfico de migrantes, trata de personas e incluso trata de blancas: a menudo escuchamos estas expresiones siendo utilizadas como sinónimos, cuando en realidad guardan significados bien diferentes. Empecemos por eliminar uno, la “trata de blancas”.

"Tenemos que recordar que los crímenes de odio están precedidos por discursos de odio". Así es como Adama Dieng, Asesor Especial de las Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio, inicia el video de Alto al Discurso de Odio. "Hay que tener presente que las palabras matan. Las palabras matan como balas", continuó.

El desafío de administrar la migración ha crecido dramáticamente en las últimas décadas a medida que más y más personas se ven obligadas a mudarse de sus hogares por diversos factores económicos, políticos, sociales y ambientales.

Reubicación planificada: Cuatro puntos a considerar en un ambiente cambiante

Los países del Caribe son altamente vulnerables a los impactos del cambio climático, desde desastres repentinos (huracanes, inundaciones) hasta fenómenos como el aumento del nivel del mar y la degradación de la tierra. 

A finales de 2018, el Departamento de Mercadeo y Medios de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC por sus siglas en inglés) lanzó la Campaña #ImmigrationMatters (la immigración importa) para promover una percepción pública positiva y basada en hechos real sobre la inmigración. La campaña se basó en el análisis de las encuestas anuales y grupos focales realizados con miembros del público en diferentes comunidades.

Migración en el Caribe: una oportunidad para impulsar el desarrollo

Alrededor de 3,7 millones de venezolanos han abandonado sus hogares en los últimos años en medio de un complejo panorama político y económico, lo que ha generado el mayor número de refugiados y migrantes en la región durante la última década. Cerca de 2.7 millones venezolanos residen actualmente en América Latina y el Caribe.

Aunque la atención internacional se ha centrado en gran medida en los países fronterizos, las islas del Caribe están recibiendo un número significativo de migrantes y refugiados. Muchos llegan después de enfrentar rutas altamente peligrosas tanto por tierra como por mar. Esta dinámica migratoria aumenta el grado de vulnerabilidad a la explotación, la trata de personas y el abuso.

Resiliencia venezolana: 5 consejos de migrante a migrante

Algunos migrantes en condiciones de vulnerabilidad durante el cruce hacia un nuevo país, sufren de estrés postraumático, pero la mayoría desarrollarán habilidades de resiliencia, capacidad para resistir, absorber conocimientos, adaptarse y recuperarse de los efectos adversos de su traslado de manera eficiente.

Contribuyendo al diseño e implementación de políticas migratorias basadas en evidencia

Las políticas migratorias sustentadas en evidencia son un componente fundamental de una buena gobernanza migratoria. Información y datos, por un lado, y políticas sustentadas en ellos, son elementos esenciales para el cumplimiento de las metas 10.7 y el 17.18 de la Agenda 2030. Al respecto, estudios recientes advierten múltiples desafíos para asegurar la disponibilidad de datos e información actualizada y útil sobre migraciones. Además, estos estudios coinciden en señalar que aún persisten limitaciones en la coordinación entre países (y en ocasiones entre instituciones a lo interno de un mismo país) para facilitar el intercambio de datos e información en esta materia.

5 ejes de la gestión migratoria que se deben abordar desde la cooperación internacional

Según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DAES), la población mundial presenta actualmente cuatro tendencias que tienen directas implicaciones en el desarrollo sostenible: el crecimiento poblacional, el envejecimiento de la población, el urbanismo, y la migración internacional. Mientras las tres primeras tendencias son asuntos de manejo local o nacional, la gestión integral de la migración requiere la cooperación entre los países de origen, tránsito y destino.