OIM inaugura Centro para Migrantes Comunal en Limón

Date Publish: 
01/22/2021

Costa Rica - La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), inauguró este miércoles 20 de enero de 2021 el Centro para Migrantes Comunal (CMC) en Limón, con el fin de proporcionar una información segura y veraz sobre trámites migratorios, contribuyendo a una mejor gestión de la migración en esta zona conocida por su población diáspora, migrante y binacional.

Durante la actividad de inauguración, la Primera Vicepresidenta de la República, Epsy Campbell Barr, destacó que “el centro promueve también el fortalecimiento de emprendimiento en la comunidad, juntando el capital cultural al desarrollo sostenible económico, incluso turístico.”

Por su parte,  el segundo Vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez añadió que “el Centro en Limón es una herramienta importante de la Mesa Caribe para el desarrollo económico de la región. Es un ejemplo de buena coordinación del gobierno con el sector privado, autoridades locales y comunidad internacional. Agradezco a las autoridades de la OIM el apoyo brindado e invito a los interesados en iniciativas de apoyo al PyMES a visitar el  centro a  partir del 20 de enero para más informaciones”.

En tanto, Roeland de Wilde, Jefe de Misión de la OIM en Costa Rica, resaltó que “El centro utiliza buenas prácticas de la OIM en Costa Rica establecidas con ULATINA en la formalización y fortalecimiento de PyMEs, proyecto que ha formado 485 personas y generado 36 PyMEs con 115 empleados, con un crecimiento de ventas de 8.5% en 2020 durante y a pesar de la crisis COVID 19”.

La Vicealcaldesa de Limón, Ana Matarrita Mccala, añadió: “Estamos coordinando cercanamente con la OIM en preparación para la implementación de actividades de revitalización de algunos espacios en las comunidades de Limón. La apertura del centro posibilitará tener un contacto más directo y entender las necesidades y retos específicos de las comunidades migrantes en la región”.

Karleny Clarke Banton, Decana del CUNLIMON aseguró “el cantón se ha formado gracias al aporte de los migrantes, la mayoría somos descendientes de migrantes de diferentes etnias afrodescendientes, asiáticos, italianos, libaneses, por mencionar algunos. La oficina asegurará una mejor integración y fomentará la prosperidad para todos”.

Desde la apertura del primer Centro Municipal para Migrantes en Upala, en 2018, la OIM ha trabajado con municipalidades para abrir cinco más en Desamparados, Talamanca, Mora, Tarrazú y Limón, con planes de abrir otros cinco más, para terminar el año 2021 con 11 centros.

Además de las autoridades antes mencionadas, participaron en la ceremonia de inauguración la Vicealcaldesa del cantón, Ana Matarrita Maccala; Daguer Hernández Vásquez, Subdirector de Migración y Extranjería; Winston Normam Scott, representante de la United Negro Improvement Association (UNIA), así como funcionarios del Colegio Universitario de Limón, instituciones y líderes locales, entre otros, en cumplimiento con las medidas establecidas por el Ministerio de Salud.

El nuevo centro en Limón forma parte del Proyecto Regional “Respuestas Integrales sobre la Migración en Centroamérica”, financiado por USAID, con el fin de apoyar migrantes y nacionales retornados. El proyecto cuenta con iniciativas de integración y reintegración socioeconómica en las comunidades de acogida a nivel de Costa Rica y otros, para brindar una respuesta contextualizada y adaptada a las necesidades de la población migrante según la zona y los desafíos que enfrentan.

Para obtener más información puede contactar a Ana Furukawa: AFURUKAWA@iom.int

Tags: 
limón, Costa Rica, USAID

El tráfico ilícito de migrantes en México y Centroamérica nunca entró “en cuarentena” durante 2020, señala nuevo estudio de la OIM

Date Publish: 
24 / 02 / 2021

San José- Un estudio reciente de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en América Central y México analizó el impacto de la pandemia por COVID-19 en los flujos migratorios relacionados con este delito. Los principales hallazgos apuntan a que el tráfico ilícito ha continuado desarrollándose, aunque los flujos han disminuido desde inicios de 2020.

El tráfico ilícito de migrantes, es decir, el traslado irregular de personas a través de una frontera internacional constituye una de las actividades criminales más lucrativas del mundo. La movilidad global se vio completamente afectada durante la pandemia por COVID-19, como evidente efecto de las medidas adoptadas por los Estados en cuanto a las restricciones y cierres de fronteras. Sin embargo, el “contrabando de personas” a través de México y Centroamérica nunca se puso “en cuarentena”.

El estudio no halló evidencia de que el crimen organizado haya tomado control del tráfico ilícito de migrantes, enfocándose en su lugar en el traslado ilícito de drogas, medicamentos y otros artículos. Por el contrario, se halló que prevalece el tráfico de subsistencia, practicado por habitantes de áreas fronterizas que se han visto empobrecidas debido a la reducción de oportunidades de empleo y a la pérdida de ingresos causada por las restricciones impuestas a la movilidad y al comercio.

El tráfico ilícito de migrantes, explica el estudio, es practicado por hombres y mujeres que dependen en economías informales locales como fuente de ingreso. Se advierte un incremento de la participación de niñas, niños y adolescentes que, al residir a lo largo de franjas fronterizas, utilizan sus conocimientos de rutas escondidas para facilitar la migración irregular.

Los hallazgos incluyen información sobre cambios en demanda, precios y organización de los servicios ofrecidos por traficantes. La carencia de recursos para cubrir las cuotas impuestas por los grupos de traficantes obliga a las familias migrantes a hipotecar sus tierras o vender sus propiedades, siendo presa no sólo de traficantes sino también de prestamistas.

El estudio también explora los retos a los que se han enfrentado las instituciones para dar respuesta al tema en un contexto en el que sus recursos y operaciones se vieron directamente afectados.

“Una de las recomendaciones de este estudio es integrar a las comunidades involucradas en el tráfico ilícito de migrantes en las estrategias de recuperación socioeconómica, para diversificar sus fuentes de ingreso y las alternativas de subsistencia”, dijo Alexandra Bonnie, coordinadora del Programa Regional sobre Migración de la OIM. “Los Estados deberían reconocer que un acceso disminuido, dificultoso o inadecuado a alternativas legales y seguras a la migración irregular impulsa la demanda de servicios de migración irregular, lo cual a su vez pone a las

personas migrantes sistemáticamente en riesgo. Bajo un enfoque integral, la lucha contra este crimen debería verse como un aspecto más de la gobernanza de la migración”.

El estudio se desarrolló entre julio y agosto de 2020, con una metodología cualitativa, descriptiva y exploratoria. Los métodos incluyeron revisión documental, observación de campo y entrevistas con personal clave de gobiernos y organizaciones internacionales.

El estudio se presentó el miércoles 17 de febrero, ante representantes de los Estados miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), de la Comisión Centroamericana de Directores de Migración (OCAM) y de la Coalición Regional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (CORETT).

Este estudio se desarrolló en el marco del Programa Regional sobre Migración de la OIM, con financiamiento de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de la OIM. Puede consultarlo aquí.