Japón y la OIM unen fuerzas para apoyar a los albergues para personas migrantes a enfrentar la COVID-19 en el sur de México

Date Publish: 
12/03/2020

Foto: OIM México / 2020 – Alexis Moreno 

 

Ciudad de México – El Gobierno de Japón y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) concretaron la entrega de donativos destinados a trece albergues en once municipios mexicanos en los estados de Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Veracruz, en el sur y sudeste de México, con lo que esperan ayudar a prevenir los posibles contagios por COVID-19.   

“Para la OIM y Japón es fundamental mejorar la seguridad humana de las personas migrantes a su paso por el sur de México y los albergues son actores clave para ello. Con esta donación de artículos de higiene se beneficiarán más de 2.000 personas, principalmente mujeres, niñas y niños que se encuentran en los albergues del sur de México en unos momentos difíciles por la pandemia”, explicó Dana Graber Ladek, Jefa de Misión de la OIM en México. 

La donación incluye artículos de higiene personal como jabón para baño y toallas sanitarias, entre otros, destinados a las personas migrantes alojadas en albergues; material de protección personal frente a la COVID-19 (cubrebocas, mascarillas N95, gorros, guantes, tapetes y gel antibacterial); e insumos de limpieza (cloro, desinfectantes de piso, alcohol, detergente líquido para ropa, botes y bolsas de basura). 

También hay paquetes con artículos de higiene básicos destinados al cuidado de unas 2.000 personas migrantes en tránsito. 

“Con la ayuda recibida sin lugar a duda pudimos fortalecer todas las medidas de prevención a la población migrante y así como proporcionarles de forma individual productos de higiene personal”, explicó Juan Carlos Cañaveral, administrador del Albergue Belén, de Tapachula, Chiapas. 

Para Lorena Hernández, al frente del albergue Hermanos en el Camino de Ixtepec, Oaxaca, los artículos recibidos son de gran ayuda para atender a la población, cumpliendo con las medidas mínimas de prevención ante esta contingencia, que deben incluir el uso adecuado de cubrebocas, usar gel antibacterial, mantener un lavado constante de manos, desinfectar espacios comunes, así como mejorar el aseo personal de la población y del personal que habita el albergue, pero también convencer de manera integral de los esfuerzos tienen sentido.   

“Otro desafío es concienciar a las personas en cuanto al momento o la contingencia en la que vivíamos, hacerles entender o entender nosotros mismos la importancia de la sana distancia, qué era y cómo se transmitía este virus”, apuntó Hernández.   

Para el embajador de Japón en México, Yasushi Takase, “en el momento actual, en que la movilidad global de las personas y las mercancías es una realidad cotidiana, la propagación mundial del nuevo coronavirus constituye una gran amenaza para las economías y sociedades de todos los países del mundo”.  

El Gobierno de Japón considera que la pandemia por COVID-19 se trata de un desafío que debe abordar la comunidad internacional entera, de manera conjunta, como una grave crisis directamente relacionada con la seguridad humana. 

Las entregas realizadas por OIM forman parte de un convenio de cooperación con Japón que canalizará 1,8 millones de dólares a albergues y demás instalaciones especializadas en la atención a personas migrantes. Esta iniciativa busca el fortalecimiento de las capacidades de los albergues y del gobierno en la frontera sur, y fue suscrita en febrero pasado. 

La Agencia de la ONU para la Migración tiene presencia constante en la frontera sur de México desde el 2005 y monitorea continuamente las condiciones de los flujos de personas migrantes. 

La OIM está comprometida con el principio de que la migración ordenada, segura y digna tiene el potencial de beneficiar a las personas migrantes y a las sociedades. Con el propósito de ayudar a encarar los desafíos que plantea la migración a nivel operativo, trabaja con las autoridades de los países y con sus socios en la comunidad internacional. 

Para más información favor de contactar a Alberto Cabezas Oficial Nacional de Comunicación de OIM México, email: acabezas@iom.int, tel.: +52 55 4525 8361 

Tags: 
mexico, Japón, albergues, covid, covid19, pandemia

El tráfico ilícito de migrantes en México y Centroamérica nunca entró “en cuarentena” durante 2020, señala nuevo estudio de la OIM

Date Publish: 
24 / 02 / 2021

San José- Un estudio reciente de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en América Central y México analizó el impacto de la pandemia por COVID-19 en los flujos migratorios relacionados con este delito. Los principales hallazgos apuntan a que el tráfico ilícito ha continuado desarrollándose, aunque los flujos han disminuido desde inicios de 2020.

El tráfico ilícito de migrantes, es decir, el traslado irregular de personas a través de una frontera internacional constituye una de las actividades criminales más lucrativas del mundo. La movilidad global se vio completamente afectada durante la pandemia por COVID-19, como evidente efecto de las medidas adoptadas por los Estados en cuanto a las restricciones y cierres de fronteras. Sin embargo, el “contrabando de personas” a través de México y Centroamérica nunca se puso “en cuarentena”.

El estudio no halló evidencia de que el crimen organizado haya tomado control del tráfico ilícito de migrantes, enfocándose en su lugar en el traslado ilícito de drogas, medicamentos y otros artículos. Por el contrario, se halló que prevalece el tráfico de subsistencia, practicado por habitantes de áreas fronterizas que se han visto empobrecidas debido a la reducción de oportunidades de empleo y a la pérdida de ingresos causada por las restricciones impuestas a la movilidad y al comercio.

El tráfico ilícito de migrantes, explica el estudio, es practicado por hombres y mujeres que dependen en economías informales locales como fuente de ingreso. Se advierte un incremento de la participación de niñas, niños y adolescentes que, al residir a lo largo de franjas fronterizas, utilizan sus conocimientos de rutas escondidas para facilitar la migración irregular.

Los hallazgos incluyen información sobre cambios en demanda, precios y organización de los servicios ofrecidos por traficantes. La carencia de recursos para cubrir las cuotas impuestas por los grupos de traficantes obliga a las familias migrantes a hipotecar sus tierras o vender sus propiedades, siendo presa no sólo de traficantes sino también de prestamistas.

El estudio también explora los retos a los que se han enfrentado las instituciones para dar respuesta al tema en un contexto en el que sus recursos y operaciones se vieron directamente afectados.

“Una de las recomendaciones de este estudio es integrar a las comunidades involucradas en el tráfico ilícito de migrantes en las estrategias de recuperación socioeconómica, para diversificar sus fuentes de ingreso y las alternativas de subsistencia”, dijo Alexandra Bonnie, coordinadora del Programa Regional sobre Migración de la OIM. “Los Estados deberían reconocer que un acceso disminuido, dificultoso o inadecuado a alternativas legales y seguras a la migración irregular impulsa la demanda de servicios de migración irregular, lo cual a su vez pone a las

personas migrantes sistemáticamente en riesgo. Bajo un enfoque integral, la lucha contra este crimen debería verse como un aspecto más de la gobernanza de la migración”.

El estudio se desarrolló entre julio y agosto de 2020, con una metodología cualitativa, descriptiva y exploratoria. Los métodos incluyeron revisión documental, observación de campo y entrevistas con personal clave de gobiernos y organizaciones internacionales.

El estudio se presentó el miércoles 17 de febrero, ante representantes de los Estados miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), de la Comisión Centroamericana de Directores de Migración (OCAM) y de la Coalición Regional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (CORETT).

Este estudio se desarrolló en el marco del Programa Regional sobre Migración de la OIM, con financiamiento de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de la OIM. Puede consultarlo aquí.