Las caravanas migrantes explicadas

Las caravanas migrantes explicadas

 

¿Qué son las caravanas migrantes?

El término "caravanas migrantes" surgió como una forma de describir a los grandes grupos de personas que se mueven por tierra a través de las fronteras internacionales. Las caravanas de migrantes del norte de Centroamérica han aumentado en número y frecuencia desde 2018.

La primera de las grandes caravanas de migrantes de los últimos años partió de Honduras en octubre de 2018. Durante el viaje hacia la frontera entre Estados Unidos y México, miles de personas migrantes sobre todo de El Salvador y Guatemala se unieron al grupo. En buena medida, las caravanas fueron organizadas y coordinadas a través de las redes sociales. Los miembros de la caravana estaban motivados para moverse por una variedad de factores, incluyendo la violencia y la pobreza en sus países de origen, y buscar mejores oportunidades.

También se han establecido vínculos entre el aumento de las caravanas de migrantes y los efectos del cambio climático en la región. Muchas personas que formaban parte de las caravanas se dedicaban con anterioridad a actividades como la agricultura, la silvicultura, la cría de ganado y la pesca y, por lo tanto, eran más vulnerables a la inseguridad alimentaria y económica como resultado de las sequías asociadas con el aumento de las temperaturas mundiales.

¿Cuántas personas hay en las caravanas?

Las estimaciones del número de las personas migrantes que componen cada caravana varían ampliamente. No se sabe exactamente cuántas caravanas han partido desde octubre de 2018. En enero de 2020, la primera caravana de migrantes del año partió de Honduras. Las autoridades guatemaltecas informaron que fueron aproximadamente 4.000 las personas migrantes que ingresaron por el cruce fronterizo de Agua Caliente como parte de este grupo.

¿Por qué eligen migrar en caravana?

Muchos eligen migrar como parte de las caravanas porque consideran que migrar bajo esta modalidad facilita el proceso, pues al migrar en grupos pueden estar más protegidos contra los delitos, recibir más asistencia de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y pagar menores costos (particularmente para aquellos que migran de manera irregular, la necesidad de pagar para a personas contrabandistas o coyotes se reduce).

¿Cuáles son los peligros de este tipo de migración?

Las rutas emprendidas por las caravanas de migración conllevan riesgos específicos. Muchos de estos riesgos también son enfrentados por quienes migran irregularmente en esta región. Un número significativo de personas ha muerto mientras viajaban por Centroamérica. Testimonios de las personas migrantes han descrito secuestros, desapariciones, agresiones físicas y sexuales, tráfico y ejecución. También preocupa que los grupos criminales internacionales se beneficien de este flujo migratorio a través de las redes de tráfico, a través de las cuales las personas migrantes a menudo son víctimas de secuestros masivos y extorsiones.

¿Cómo han cambiado las políticas de migración en la región?

En respuesta a las caravanas de las personas migrantes en 2018 y como resultado del debate público generalizado, el Gobierno de los Estados Unidos desplegó a unos 7,000 oficiales militares en su frontera con México. A principios de 2019, miles de personas migrantes fueron detenidas en la frontera de los Estados Unidos, otros recibieron visas humanitarias mexicanas, mientras que otros fueron deportados o decidieron regresar a sus países de origen.

Desde abril de 2019, el gobierno mexicano ha cambiado su política para evitar el tránsito de migrantes a través del país. Cuando la caravana de migrantes de enero de 2020 salió de Honduras y llegó a la frontera entre Guatemala y México, el gobierno mexicano denegó su solicitud de permiso para transitar por México hacia la frontera de los Estados Unidos. Aproximadamente 140 personas migrantes optaron por regresar a sus comunidades de origen a través del Programa de retorno voluntario asistido de la OIM y 2,000 regresaron a Honduras a través de las autoridades guatemaltecas y mexicanas.

Independientemente de los medios y el estado (regular o irregular) de la migración, un enfoque basado en los derechos humanos debe permanecer en el centro de la gobernanza migratoria. Es fundamental que los Estados protejan a todas las personas migrantes de la explotación, la violencia, el abuso y la detención arbitraria, especialmente en situaciones de migración masiva. También obliga a los Estados a reconocer y abordar las particularidades de poblaciones vulnerables específicas, como los niños y las niñas no acompañados.

 


¿Cómo prevenir la trata infantil en tiempos de pandemia? 5 recomendaciones de seguridad digital para toda la familia.

¿Cómo prevenir la trata infantil en tiempos de pandemia? 5 recomendaciones de seguridad digital para toda la familia.
Categoria: Trata de personas
Autor: OIM- Oficina Regional San José

El 30 de julio se conmemora el Día Mundial contra la Trata de Personas, iniciativa promovida con el objetivo de crear conciencia sobre la situación de las víctimas de este delito. Según el Informe Mundial sobre la Trata de Personas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, entre 2017 y 2018 se detectaron 74.514 víctimas de trata en más de 110 países. En 2018, una de cada tres víctimas fue una persona menor de edad.

Como consecuencia del distanciamiento físico y las restricciones en el contexto de la pandemia por COVID-19, los espacios virtuales han cobrado más importancia que nunca. Ahora, pasamos más tiempo en línea. Personas expertas en la lucha contra la trata de personas, están preocupadas por la forma en que los delincuentes también se han adaptado a este contexto de virtualidad, aumentando el riesgo de que niños y niñas sean víctimas de explotación sexual y abuso. Por medio de plataformas digitales como las redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea, los “cyber delincuentes” persiguen activamente a niños y niñas, quienes se convierten en un blanco fácil en su búsqueda de aceptación, atención o amistad. Ante esto, cabe preguntarse: ¿Qué podemos hacer para prevenir la trata infantil en medios digitales?

Para este propósito, a continuación, brindamos una lista de recomendaciones[1].

1)   Explique a niños y niñas lo fácil que es crear un perfil falso en las redes sociales. Detrás de un perfil falso puede haber un traficante solitario o una extensa red criminal buscando potenciales víctimas para explotarlas y abusar de ellas.

2)   Es importante que las personas menores de edad conozcan el peligro de hablar con extraños en el mundo digital. Los traficantes son conscientes que pueden ser monitoreados y vigilados cuando utilizan la tecnología. Es esa una de las razones por las que pueden contactar inicialmente con posibles víctimas en grupos abiertos en las redes sociales y trasladar la comunicación a servicios encriptados o anónimos, como la mensajería de WhatsApp en los teléfonos móviles.

3)  Construya confianza con niños y niñas. En ningún momento se debe violar su intimidad (revisar sus cuentas de correo electrónico o redes sociales). La generación de confianza es de vital importancia, para que cuando tengan dudas sobre una actividad o persona sospechosa, lo comuniquen de manera oportuna.

4)   Hable con ellos y ellas de la importancia de evitar tomar y compartir fotos y vídeos con extraños. Los traficantes pueden utilizarlos para mantener el control sobre las víctimas amenazando con su distribución.

5)   Una buena configuración de la privacidad en las redes sociales ayuda a garantizar el control sobre quién puede ver las publicaciones que se comparten. De este modo, se logra evitar que desconocidos vean fotos o vídeos personales. Con las fotos y vídeos de sus posibles víctimas pueden evaluar su idoneidad para explotarlas y abusar sexualmente de ellas.

En los últimos 15 años, el número de niños y niñas víctimas de trata se ha triplicado[2]. Ante esta situación, Estados y Organismos Intergubernamentales han desarrollado gran variedad de instrumentos jurídicos internacionales, que les permita combatir la trata infantil, como el Protocolo de Palermo, para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente de mujeres y niños. Sin embargo, la responsabilidad de luchar contra este delito también nos compete como sociedad, garantizando a las personas menores de edad un desarrollo integral y una vida digna: esto se conoce como el interés superior del niño.

[1] Unicef, Guía de Sensibilización sobre Convivencia Digital, 2017.

[2] UNODC, Informe Global sobre la Trata de Personas, 2020.