3 factores que favorecen la lucha por la #XenofobiaCero

Centroamérica es uno de los corredores migratorios más dinámicos del mundo. Por esta región transitan migrantes que vienen desde lugares tan lejanos como África y Asia; de países de regiones vecinas como Haití, Cuba y Venezuela; migrantes que salen de los países del norte de Centroamérica y México que buscan ingresar a Estados Unidos; nicaragüenses que llegan a Costa Rica e indígenas Ngäbe Bugle que se movilizan desde Panamá, muchos de los cuales van a trabajar en la cosecha del café para luego regresar a sus comarcas de origen.

En un contexto tan variado como este, para abordar la xenofobia de manera estructural y con una visión sostenida en el tiempo, es necesario incorporar un enfoque contra la discriminación desde la educación y a una temprana edad, que facilite la creación sociedades multiculturales, más equitativas y abiertas.

Sin embargo, también necesitamos respuestas y propuestas inmediatas que contrarresten la desinformación y la xenofobia, y que fortalezcan la circulación de información verdadera. Si pretendemos que la comunicación se convierta en un canal efectivo para esta lucha, esta debe ir acompañada de un andamiaje que facilite la adecuada gobernabilidad de la migración.

La comunicación es una herramienta poderosa para sensibilizar a la población sobre los beneficios de la migración y para desmitificar las mentiras xenofóbicas en torno a las personas migrantes. Las campañas de información deben responder a los contextos específicos, construyendo los mensajes con las personas migrantes y sus comunidades de acogida: asegurando que sean ellas y ellos quienes cuenten sus historias.

Es necesario que también se fortalezca el conocimiento sobre los derechos de las personas migrantes en otros ámbitos, como el legal, social, salud, etc. En ese sentido hemos identificados 3 factores que fortalecen la lucha contra la xenofobia y que deben trabajar de la mano con la comunicación:

  • Marcos legales que favorezcan la migración regular, ordenada y segura. La imposición de medidas restrictivas a la migración irregular sin generar opción de migración regular, en muchos casos tienen como consecuencia la creación de escenarios que ponen a las personas migrantes en situaciones de aun mayor vulnerabilidad, como la trata de personas o el tráfico de migrantes. Un informe de 2015 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC) establece que la legislación que penaliza la migración irregular puede aumentar la vulnerabilidad de las personas migrantes al posible racismo y xenofobia, e incluso indirectamente generar violencia contra este grupo.
  • Espacios que propicien el trabajo conjunto entre las diferentes instituciones del gobierno, la sociedad civil, empresa privada, la cooperación internacional y las personas migrantes, para que se aborden los retos y oportunidades de la migración desde una visión más integral del panorama, disminuyendo así los riesgos de estigmatización. Según la Declaración de Salvador (acordado por el 12º Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal en Salvador, Brasil, en 2010), un enfoque integrado de la gobernanza de la migración es esencial para garantizar la prevención de la xenofobia y los delitos cometidos contra las personas migrantes.
  • Acceso a servicios y programas que respondan a las necesidades de las personas migrantes, basados en estudios técnicos que permitan establecer la capacidad real de los mercados laborales y sus oportunidades de crecimiento, así como la capacidad de los sistemas de educación y salud para proveerles servicios. La integración social beneficia a ambos grupos, al brindar mayores oportunidades a las personas migrantes y al permitirles participar y contribuir plenamente a sus países de destino. La falta de medidas para facilitar la integración de las personas migrantes puede generar relaciones tensas y animosidad entre las poblaciones migrantes y las comunidades de acogida.

Crear políticas holísticas y colaborativas que respondan de manera proactiva a los flujos migratorios es un aspecto crucial en la lucha contra la xenofobia. Esto permite a los Estados maximizar los beneficios de la migración al tiempo que reduce las vulnerabilidades de las personas migrantes y aborda preventivamente la hostilidad en las comunidades de acogida.


Comunidades y migrantes: ¿Cómo responder al coronavirus?

Comunidades y migrantes: ¿Cómo responder al coronavirus?
Categoria: Migración y Salud
Autor: Autor Invitado

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son una familia de virus, algunos de los cuales solo afectan a los animales, mientras que otros también pueden causar enfermedades en los humanos. El coronavirus descubierto más recientemente, COVID-19, causa la enfermedad por coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por el coronavirus descubierto más recientemente, que se conoció en Wuhan, China, en diciembre de 2019.

Los síntomas comunes incluyen: dolores y molestias, congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta o diarrea. El virus se transmite a través de pequeñas gotículas de la nariz o la boca que se propagan cuando una persona con COVID-19 tose o exhala.

¿Cuál es la mejor manera de responder al coronavirus?

Esté a salvo de la infección por coronavirus al reducir la propagación de la infección y su contacto con bacterias dañinas.

La Organización Mundial de la Salud sugiere estos 7 pasos:

  1. Lávase las manos con frecuencia
  2. Evite tocarse los ojos, la boca y la nariz.
  3. Cubra su tos con el interior de su codo o un pañuelo
  4. Evita los lugares llenos de gente
  5. Quédese en casa si no se siente bien, incluso si tiene fiebre leve y tos
  6. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica temprana, pero llame primero por teléfono
  7. Manténgase al tanto de la información más reciente.

Sea inteligente al mantenerse informado sobre las últimas actualizaciones utilizando fuentes confiables de información. La Organización Mundial de la Salud publica periódicamente actualizaciones e informes de situación, mientras que las autoridades nacionales y locales de salud pública también emiten consejos relevantes y útiles.

Sea amable y apoye a los demás. No estigmatice ni discrimine a ciertos grupos debido a su origen étnico. En muchos contextos, las personas que migran para trabajar, estudiar o unirse a sus familias gozan de buena salud y forman parte fundamental de las comunidades nacionales, incluidos los sistemas de atención de la salud. Por lo tanto, las personas migrantes, independientemente de su situación legal, no deben ser estigmatizadas ni asociadas con el riesgo de importar enfermedades. En la mayoría de los casos, no existe una conexión directa con la enfermedad solo porque las personas pueden ser migrantes.

Sea considerado o considerada con las necesidades de los demás y con lo que puede hacer para ayudar. Recuerde que, si bien es posible que no sea miembro de las poblaciones más vulnerables al virus, también puede contribuir a reducir su propagación siguiendo los pasos anteriores.

¿Cómo puede propagarse COVID19 entre las personas migrantes?

Las condiciones que rodean el proceso de migración, como las barreras a los servicios de salud, las malas condiciones de vida y de trabajo y la explotación, que pueden representar riesgos para la salud de las personas migrantes. Es importante que los gobiernos adopten un enfoque inclusivo para garantizar que todas las personas migrantes, independientemente de su estatus migratorio, y otros no nacionales, sean considerados en la planificación, respuesta y mensajes de salud pública. Esto significa: el uso de un lenguaje adecuado, recomendaciones culturalmente apropiadas y modalidades de tratamiento, y garantizar que todas las personas migrantes, ya sea en situación regular o irregular, puedan acceder a los servicios de salud, sin temor a estigma, arresto o deportación, entre otras cosas.

¿Cómo ha afectado la información errónea al brote?

“Nuestro mayor enemigo en este momento no es el coronavirus en sí. Es el miedo, los rumores y el estigma. Y nuestro mayor activo son los hechos, la razón y la solidaridad”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud.

Desde una perspectiva de salud pública, el riesgo de exclusión y estigmatización puede hacer que las personas migrantes escondan sus síntomas en lugar de buscar tratamiento. Esto pone a todo el mundo en riesgo de enfermarse. Todas las personas podemos tomar el papel de identificar y desafiar la información errónea en línea, mientras compartimos información de fuentes confiables para reducir el pánico, la xenofobia y la propagación de información incorrecta.