La OIM responde a las urgentes necesidades de miles de personas afectadas por el Huracán María en Dominica en materia de albergue


Date Publish: 
10/10/2017

Dominica – Tres semanas después del devastador paso del Huracán María (Categoría 5) por Dominica, los isleños necesitan imperiosamente agua potable, electricidad, alimentos y otras provisiones. Sin embargo, la necesidad más acuciante que padecen a largo plazo es la de vivienda.

“Por medio de imagines satelitales a las cuales hemos tenido acceso, y partiendo de la base de que había una cantidad de casas estimada en poco más de 26.000, aproximadamente el 23 por ciento de tales viviendas ha desaparecido. Esas casas ya no existen. Han volado hacia el mar o se han despedazado totalmente y los trozos esparcidos en toda la isla,” dijo Jean Philippe Antolin, quien está a cargo de las operaciones de respuesta de la OIM en el Caribe. “Treinta y nueve por ciento de las casas muestran serios y extendidos daños, y un 28 por ciento adicional han sido afectadas en cierta medida,” agregó.

Las cifras ponen de manifiesto las dolorosas situaciones humanitarias en los albergues en los que más de 2.000 dominicanos están aún viviendo, en tanto que el resto se encuentra alojado con parientes y con amigos.

Tosca Augustine y sus tres hijos corrieron hacia una escuela aledaña en busca de protección poco antes de que el huracán asolara a Dominica, y están aún viviendo en una de las aulas junto a otra familia. “Mi hogar simplemente se desintegró en el aire. Nada, nada queda que nos haga acordar a nuestra casa. Todo se ha esfumado.” explicó Tosca.

Cuando se le preguntó sobre su futuro, Tosca dijo: “Nos costó tanto conseguir todo lo que teníamos, ropa, equipo para pescar; eso es lo que hacemos para conseguir nuestro sustento. No sé hacia donde iremos ahora. Es como si todo fuera inútil o como si ya no hubiera esperanza alguna.”

En respuesta a la crítica situación, la OIM está comprometida con una amplia gama de actividades que van desde el suministro de provisiones hasta esfuerzos de coordinación. En Dominica la OIM lidera, en conjunto con los Ministerios de Servicios Sociales y Planeamiento, los sectores de Albergues y de Artículos no alimentarios (NFI por sus siglas en inglés).

Además de los 100.000 dólares que fueran entregados por la OIM para aumentar la respuesta en materia de albergues en Dominica, el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU (CERF) ha asegurado el envío de 350.000 dólares más los cuales serán destinados a albergues y para desplegar la Matriz de Seguimiento de Desplazados (DTM por sus siglas en inglés).

La OIM ha recopilado información sobre el tema de los albergues oficiales y no oficiales en los cuales se está alojando a las personas desplazadas. Cerca de 100 albergues (de los cuales 33 son escuelas) están albergando a 2.751 personas. Se desconoce el número de personas a las cuales se les está dando alojamiento en casa de familias receptoras.

Muchos dominicanos duermen actualmente en albergues o con las familias receptoras, pero retornan a sus propias casas en el día para proteger sus pertenencias y para retirar escombros.

La OIM también está entregando cañerías, haciendo distribución y coordinación de albergues y de artículos no alimentarios (NFI) donados por el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID por sus siglas en inglés) y por el gobierno francés, en el marco del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea (UCPM).

Los artículos que la OIM ha entregado en albergues y en centros de distribución son principalmente luces solares, provisiones para la purificación del agua, y kits de cocina y de higiene, todos ellos esenciales para aliviar las condiciones de vida severamente afectadas de todos los dominicanos.

El domingo el Secretario General de la ONU António Guterres se unió a tareas de distribución a cargo de la ONU (que incluyeron a la OIM), las cuales se desarrollaron en el territorio de la comunidad indígena de Kalinago, al este de Dominica.

Dirigiéndose a la comunidad local e internacional el Secretario General Guterres hizo un llamamiento a la acción para el cambio climático. “Cuando el planeta se calienta demasiado y el mar está más cálido, estas tormentas se vuelven más intensas, más frecuentes y más devastadoras. Y es por eso que necesitamos pedirles a todos aquellos que son responsables de lo ocurrido aquí que deben parar con esta tendencia, porque ellos han estado contribuyendo al calentamiento global,” agregó.

Usted puede apoyar los esfuerzos en materia de asistencia de la OIM en Dominica haciendo su donación aquí.

Para mayor información, por favor contactar a Jorge Gallo en la Oficina Regional de la OIM para América Central, América del Norte y el Caribe, Tel: +506 2212-5300, Emailjgallo@iom.int


OIM: “Los flujos de remesas pueden ser el sustento económico y social de las familias de los migrantes”

Date Publish: 
16 / 06 / 2018

Ginebra – Este sábado (16/06) se celebrará el Día Internacional de las Remesas Familiares. Para conmemorar tal ocasión la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración desea destacar el potencial de desarrollo de los vínculos sociales y financieros que unen a los migrantes con los seres queridos que han quedado en sus países de origen.

Una remesa financiera es una transferencia privada de fondos por parte de un extranjero a un individuo en su país de origen. Las remesas financieras han sido reconocidas en su rol crucial de reducir la pobreza y mejorar la vida tanto de los migrantes como de sus familias. En términos numéricos, hay muchos más migrantes internacionales en el mundo hoy que en cualquier otro período histórico, y la mayor parte de ellos son trabajadores migrantes.

Estimaciones del Banco Mundial indican que en el año 2017, 466.000 millones de dólares estadounidenses han sido transferidos en remesas financieras a países que tienen ingresos medios y bajos, y esta tendencia continúa aumentando. El Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (IFAD por su sigla en inglés) estima que una de cada siete personas es apoyada de forma directa por las remesas. Por ello es que el Día Internacional de las Remesas Familiares es celebrado año tras año.

William Lacy Swing, Director General de la OIM ha reconocido que los flujos de remesas son “el sustento de muchas vidas” en las familias de los migrantes, destacando su eficacia en cuanto a reducir la pobreza, proveer mejores cuidados de salud y acceso a alimentos, para aumentar las oportunidades de que los niños accedan a educación, para mejorar las viviendas y condiciones sanitarias, promover el emprendimiento y la inclusión financiera, y reducir la inequidad. Si bien el Día Internacional de las Remesas Familiares se ha enfocado tradicionalmente en los flujos financieros, los migrantes también generan “remesas sociales” – que es el flujo de las cualificaciones, conocimientos, ideas, y valores que transmiten a quienes quedaron en los países de origen. A diferencia de las remesas financieras, las sociales se extienden a toda la comunidad y tienen un mayor impacto en el desarrollo.

Consideradas en conjunto, las remesas financieras y sociales cumplen un rol esencial para el logro de los objetivos familiares de las personas, y yendo más lejos, para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sin embargo, hay mucho por hacer aún antes de que el potencial de desarrollo de las remesas se extraiga en su totalidad. Los migrantes, los gobiernos y el sector privado son actores esenciales en tal proceso.

“Los Gobiernos pueden aprovechar las cualificaciones y las habilidades y creatividad de sus diásporas, e incentivarlos a que inviertan de vuelta en sus países de origen por medio de políticas coordinadas,” dijo Marina Manke, a cargo de la División de Movilidad Laboral y Desarrollo Humano de la OIM. “Los esfuerzos deben dirigirse hacia el mejoramiento de los conocimientos financieros de la población del país de origen y de los migrantes, de manera tal que ambos puedan tomar decisiones informadas acerca de cómo enviar el dinero a sus lugares de origen y cómo invertir tales remesas. Finalmente, hay una necesidad de reconocer cabalmente y apreciar a los migrantes como agentes de cambio – tanto en lo atinente a su capital financiero como en lo relativo a su capital social,” agregó ella.

En años recientes, la OIM ha estado aumentando el apoyo a los gobiernos y a los migrantes para asistirlos en cuanto a recoger los beneficios que la migración genera en materia de desarrollo. Más de 150 mapeos de diásporas se han realizado, arrojando luz sobre las características de las comunidades de la diáspora, su ubicación y el potencial para involucrarse con sus comunidades de origen. Actualmente la OIM está involucrada en varios proyectos relativos a remesas en varios lugares del mundo, especialmente por medio de una iniciativa destinada a reducir los costos de las remesas en Burundi y el desarrollo de una MigApp, la cual es una aplicación móvil que permite que los migrantes puedan comparar las opciones de transferencia de dinero que sean más efectivas en cuanto a costos ofrecidas por los proveedores de servicios.

Para mayor información por favor contactar a Vanessa Okoth-Obbo en la Sede de la OIM, Tel: +41 22 717 9366, Email: vokoth@iom.int