La OIM respalda a otros organismos en la lucha contra la contaminación por plásticos y la degradación ambiental


Date Publish: 
06/05/2018

Ginebra – En este Día Mundial del Medio Ambiente (05/06), la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, agrega su voz al coro de actores en todo el mundo que luchan contra la contaminación por plásticos y la degradación ambiental en todo el mundo.

El lema del Día Mundial del Medio Ambiente de este año (WED por su sigla en inglés) es “Un planeta #Sin Contaminación por plásticos” — una simple frase que tiene grandes implicancias para nuestro planeta. El plástico de un solo uso o desechable se ha convertido en uno de los mayores desafíos para nuestro medio ambiente natural: hasta 13 millones de toneladas de plástico terminan en nuestros océanos cada año, amenazando la vida marina, los ecosistemas y nuestra salud ya que el mismo se filtra en nuestra ingesta de agua.

La OIM reconoce que un medio ambiente saludable está intrínsecamente vinculado al bienestar y a la resiliencia de los migrantes y de sus comunidades de acogida. “Si hoy invertimos en la protección de nuestro medio ambiente, podremos reducir los riesgos de desplazamiento para las generaciones futuras que podrían originarse por el cambio climático y la degradación del medio ambiente,” sostuvo Dina Ionesco, a cargo de la División de Migración, Medio Ambiente y Cambio Climático de la OIM (MECC por su sigla en inglés). “Implicará la reducción de pérdidas y daños que se originan cuando la migración ya se ha convertido en una tragedia y en un último recurso”.

Con la comprensión de que una rápida acción es necesaria para proteger nuestro medio ambiente, la OIM se unió al Grupo de Gestión Ambiental de Naciones Unidas y estableció su programa institucional de sostenibilidad medioambiental en concordancia con los patrones de sostenibilidad de Naciones Unidas en 2017.

El compromiso en materia de reducción de desechos también se extiende a las oficinas de la Organización: la OIM Egipto estableció recientemente un grupo interno de trabajo en cuestiones ambientales denominado Egipto Verde, el cual aspira a poner el foco sobre la sostenibilidad medioambiental en las adquisiciones y programas. Egipto Verde está compuesto por empleados de cada unidad que actúan como puntos focales dentro de sus respectivos equipos mientras trabajan con miras al logro de los objetivos de manejo de residuos para el año 2018.

En Madagascar, un país que enfrenta múltiples desafíos en relación a su medio ambiente incluyendo los de deforestación y erosión del suelo, la OIM se asoció a una compañía privada para el tratamiento de los residuos de papel de oficina – separándolos del resto de modo tal que pudieran ser reciclados y usados en nuevos productos comerciales.

Tales iniciativas locales siguen los lineamientos del lema “Un planeta #Sin Contaminación por plásticos”, elegido por India en su calidad de país anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente 2018, como una forma de“[invitarnos] a todos a reflexionar acerca de los caminos por los cuales podemos introducir cambios en nuestras vidas cotidianas para reducir la pesada carga de la contaminación por plásticos en nuestros entornos naturales, en nuestra vida silvestre – y en relación a nuestra propia salud”. Pero más allá de sus propias instalaciones, la OIM ha estado contribuyendo con discusiones a nivel de políticas para destacar la significancia que tienen las prácticas medioambientales sostenibles en relación con las cuestiones de encauzar la migración y su gobernanza.

“Debemos tener una visión innovadora respecto de las políticas y prácticas en materia migratoria, para poder vislumbrar la manera en la que una migración segura y ordenada podría llegar a brindar soluciones y oportunidades para aquellas personas que se ven afectadas por el cambio climático y por la degradación ambiental de manera tal que las mismas puedan moverse en condiciones dignas,” agregó Ionesco.

Lea más acerca de las iniciativas de la OIM en materia de medio ambiente y cambio climático aquí.

Para mayor información por favor contactar a la Sede de la OIM:
División de Migración, Medio Ambiente y Cambio Climático, Email: mecchq@iom.int
Vanessa Okoth-Obbo, Tel: +41227179366, Email: vokoth@iom.int

 


OIM: “Los flujos de remesas pueden ser el sustento económico y social de las familias de los migrantes”

Date Publish: 
16 / 06 / 2018

Ginebra – Este sábado (16/06) se celebrará el Día Internacional de las Remesas Familiares. Para conmemorar tal ocasión la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración desea destacar el potencial de desarrollo de los vínculos sociales y financieros que unen a los migrantes con los seres queridos que han quedado en sus países de origen.

Una remesa financiera es una transferencia privada de fondos por parte de un extranjero a un individuo en su país de origen. Las remesas financieras han sido reconocidas en su rol crucial de reducir la pobreza y mejorar la vida tanto de los migrantes como de sus familias. En términos numéricos, hay muchos más migrantes internacionales en el mundo hoy que en cualquier otro período histórico, y la mayor parte de ellos son trabajadores migrantes.

Estimaciones del Banco Mundial indican que en el año 2017, 466.000 millones de dólares estadounidenses han sido transferidos en remesas financieras a países que tienen ingresos medios y bajos, y esta tendencia continúa aumentando. El Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (IFAD por su sigla en inglés) estima que una de cada siete personas es apoyada de forma directa por las remesas. Por ello es que el Día Internacional de las Remesas Familiares es celebrado año tras año.

William Lacy Swing, Director General de la OIM ha reconocido que los flujos de remesas son “el sustento de muchas vidas” en las familias de los migrantes, destacando su eficacia en cuanto a reducir la pobreza, proveer mejores cuidados de salud y acceso a alimentos, para aumentar las oportunidades de que los niños accedan a educación, para mejorar las viviendas y condiciones sanitarias, promover el emprendimiento y la inclusión financiera, y reducir la inequidad. Si bien el Día Internacional de las Remesas Familiares se ha enfocado tradicionalmente en los flujos financieros, los migrantes también generan “remesas sociales” – que es el flujo de las cualificaciones, conocimientos, ideas, y valores que transmiten a quienes quedaron en los países de origen. A diferencia de las remesas financieras, las sociales se extienden a toda la comunidad y tienen un mayor impacto en el desarrollo.

Consideradas en conjunto, las remesas financieras y sociales cumplen un rol esencial para el logro de los objetivos familiares de las personas, y yendo más lejos, para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sin embargo, hay mucho por hacer aún antes de que el potencial de desarrollo de las remesas se extraiga en su totalidad. Los migrantes, los gobiernos y el sector privado son actores esenciales en tal proceso.

“Los Gobiernos pueden aprovechar las cualificaciones y las habilidades y creatividad de sus diásporas, e incentivarlos a que inviertan de vuelta en sus países de origen por medio de políticas coordinadas,” dijo Marina Manke, a cargo de la División de Movilidad Laboral y Desarrollo Humano de la OIM. “Los esfuerzos deben dirigirse hacia el mejoramiento de los conocimientos financieros de la población del país de origen y de los migrantes, de manera tal que ambos puedan tomar decisiones informadas acerca de cómo enviar el dinero a sus lugares de origen y cómo invertir tales remesas. Finalmente, hay una necesidad de reconocer cabalmente y apreciar a los migrantes como agentes de cambio – tanto en lo atinente a su capital financiero como en lo relativo a su capital social,” agregó ella.

En años recientes, la OIM ha estado aumentando el apoyo a los gobiernos y a los migrantes para asistirlos en cuanto a recoger los beneficios que la migración genera en materia de desarrollo. Más de 150 mapeos de diásporas se han realizado, arrojando luz sobre las características de las comunidades de la diáspora, su ubicación y el potencial para involucrarse con sus comunidades de origen. Actualmente la OIM está involucrada en varios proyectos relativos a remesas en varios lugares del mundo, especialmente por medio de una iniciativa destinada a reducir los costos de las remesas en Burundi y el desarrollo de una MigApp, la cual es una aplicación móvil que permite que los migrantes puedan comparar las opciones de transferencia de dinero que sean más efectivas en cuanto a costos ofrecidas por los proveedores de servicios.

Para mayor información por favor contactar a Vanessa Okoth-Obbo en la Sede de la OIM, Tel: +41 22 717 9366, Email: vokoth@iom.int