El índice de muertes de migrantes que cruzan la frontera entre EE. UU. y México se acelera en 2017


Date Publish: 
08/04/2017

Berlín – Una nueva sesión informativa del Proyecto Migrantes Desaparecidos con base en Berlín (MMP por su sigla en inglés) del Centro de Análisis de Datos de la OIM sobre la Migración Mundial muestra que los migrantes que cruzan la frontera entre los Estados Unidos y México están muriendo a mayor velocidad en el año 2017 en comparación con años anteriores. 

Julia Black, del Proyecto Migrantes Desaparecidos, informó esta semana que: “Cerca de 232 muertes de migrantes han sido informadas en los primeros 7 meses del año 2017, un aumento del 17 por ciento en comparación con las 204 muertes registradas entre enero y julio de 2016.”

Black agregó: “Cincuenta cuerpos fueron registrados como descubiertos en el mes de julio, el mayor número registrado en cualquier mes hasta ahora en el presente año”, explicando que estos restos fueron localizados a lo largo de la región fronteriza. “Nueve fueron registrados en varios lugares a lo largo del Río Grande; diez en un camión en San Antonio, Texas; y 16 en otros lugares de Texas.”

Quince más fueron recuperados en el Condado de Pima en Arizona, un cruce notoriamente peligroso, en donde las temperaturas estacionales regularmente están por encima de los 100 grados Fahrenheit (38 grados Celsius) entre los meses de mayo y de setiembre. Hasta ahora en el año 2017, 96  cuerpos fueron recuperados en el Condado de Pima.

Dijo Black que: “Estos números son especialmente preocupantes especialmente si consideramos que, de acuerdo con las cifras de la Patrulla Fronteriza de EE.UU., menos migrantes parecerían estar cruzando rumbo a los EE.UU. en el año 2017. La Patrulla Fronteriza de EE.UU. ha aprehendido a 140.024 migrantes entre enero y junio de 2017, casi la mitad de la cantidad registrada en los primeros seis meses de 2016”.

La sesión informativa puso en conocimiento de los presentes que el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM registró más de 1.250 muertes de migrantes en la frontera entre EE.UU. y México desde el año 2014.

Los funcionarios que trabajan en el Proyecto Migrantes Desaparecidos han advertido que cada una de estas muertes son tragedias individuales que sirven para recordar a los muchos migrantes que siguen arriesgando sus vidas para poder alcanzar el “Sueño Americano”.

Aunque la historia de los diez migrantes que perdieron sus vidas atrapados en la parte trasera de un tráiler-tractor en Texas el domingo recibió amplia cobertura tanto en los medios de comunicación en  inglés como en español, la mayor parte de las muertes registradas en la región fronteriza han ocurrido de a una o de a dos. Esas muertes, registradas casi diariamente durante los meses de verano, raramente aparecen en los titulares.

El incidente más reciente registrado en la región fronteriza fue la muerte de niño migrante de cinco años de edad que se ahogó en el Río Grande cerca de Tamaulipas, México, el día miércoles. Los informes indican que el padre del niño también desapareció durante el cruce del río.

Muchos de aquellos que persiguen el  Sueño Americano viajan desde México a Texas, lo cual significa que deben cruzar el Rio Grande, que tiene un cauce muy rápido, para llegar a los Estados Unidos. La sesión informativa da cuenta de que en el año 2017, 57 personas se han ahogado en el río fronterizo, un aumento del 54 por ciento sobre las 37 muertes registradas en el Río Grande entre enero y julio de 2016. La oficina de la OIM en México informa que es probable que sea así debido a las copiosas lluvias en meses recientes, las cuales han hecho que el río se vuelva más rápido y más profundo. Sin embargo, el aumento en las muertes de los migrantes en otras áreas en la frontera, tal como el desierto de Arizona, sigue sin explicación.

Aunque las muertes de los migrantes en la frontera entre EE.UU. y México representan un 65 por ciento del número total registrado en las Américas, es probable que muchas muertes de migrantes que ocurren en América Central y del Sur no estén registradas. Es de destacar que varios cuerpos que se presume eran migrantes fueron vistos flotando cerca de la costa de Nicaragua el pasado martes; otro migrante falleció cerca de Oaxaca en México tras haber sido embestido por un tren; otro, de El Salvador, fue apuñalado.

La sesión informativa da cuenta de que el número real de muertes de migrantes en el año 2017 puede llegar a ser mayor que los datos indicados por el Proyecto Migrantes Desaparecidos. “Es algo que es real para todas las regiones del mundo, desgraciadamente,” concluyó Black.

Para mayor información, por favor contactar a:

Julia Black en el GMDAC de la OIM, Tel: +49 30 278 778 27, Email: jblack@iom.int

Joel Millman en la Sede de la OIM, Tel: +41 79 103 8720, Email: jmillman@iom.int