Cooperación Técnica

 

 

Fortalecer las capacidades de gestión de las migraciones

Dado que la gobernanza de las fronteras y la migración pueden plantear grandes retos a los gobiernos, en particular en un mundo tan cambiante,es necesario que el fortalecimiento de las capacidades de gestión migratoria se realice en varios ámbitos, tanto para fortalecer el combate a actividades ilegales, como para asegurar la protección de los derechos de los migrantes.

Los desafíos en estas materias en Centroamérica y el Caribe son particularmente complicados por sus limitados recursos y su condición de territorios de origen, tránsito y destino de importantes flujos migratorios, muchos de ellos irregulares y vulnerables.

Además, el significativo deterioro de la seguridad de los migrantes que recorren Mesoamérica debido a un aumento en el número y gravedad de los abusos y delitos contra los migrantes complejiza aún más estas tareas.

Ante este contexto, la OIM priorizará el fortalecimiento de las capacidades más importantes para la adecuada gestión migratoria, en particular tres: las capacidades legales y procedimentales, las humanas y administrativas y las operativas. Este enfoque no sólo ayudará a los gobiernos a desarrollar políticas, legislación y estructuras administrativas más apropiadas y efectivas, sino que también asegurará la disponibilidad de entrenamiento adecuado en todos los niveles, así como de soluciones tecnológicas modernas.

Una parte de la gestión migratoria que resulta esencial en la región es la relacionada con el combate al crimen. La OIM continuará desarrollando y poniendo a disposición de los gobiernos las herramientas necesarias para atacar el crimen organizado internacional, en especial, el tráfico ilícito de migrantes, la trata de personas y la falsificación y alteración de documentos.

Por todo lo anterior, la estrategia de la OIM en materia de gestión migratoria en la región, se centrará en apoyar a los gobiernos en la construcción de una gestión fronteriza segura y humana, con la ayuda de soluciones tecnológicas efectivas para alcanzar el objetivo de mejorar el balance entre el ordenamiento y la facilitación de las migraciones. Especial atención se prestará al fortalecimiento de las capacidades en las tareas de control de entradas y salidas, monitoreo de cambios de estatus migratorio y de estadías no autorizadas, examinación forense de documentos tanto en primera como en segunda línea y gestión de la identidad, especialmente en cuanto a la expedición de pasaportes y documentos de identidad.

Además, en respuesta al desafío de recolectar y procesar datos, estadísticas e inteligencia migratorios, la OIM continuará promoviendo el uso de su Sistema de Manejo de información de Fronteras (MIDAS por sus siglas en inglés), por parte de los gobiernos de la región. Por ello mismo, las alianzas con INTERPOL, IATA e ICAO seguirán siendo una prioridad.

Además, en Centroamérica, la capacitación de los oficiales en fronteras y su coordinación con los de policía y aduanas, será un pilar fundamental del trabajo de la OIM; así como la sensibilización sobre la importancia de desarrollar y actualizar la gestión migratoria y de elaborar diagnósticos adecuados sobre la situación fronteriza como requisito previo para desarrollar estrategias integrales de gestión migratoria.