Migración y Gestión Fronteriza

¿Por qué no es correcto hablar de “víctimas” de tráfico? El tráfico ilícito es una violación de la política migratoria de un país. Es una entrada o cruce de una frontera internacional en forma ilegal, organizado por un tercero –el traficante – por un precio. Eso significa que la víctima del delito de tráfico ilícito es, técnicamente, el Estado, no el migrante que paga por el “servicio”.

Las agencias fronterizas  –especialmente las aduanas, la policía fronteriza y los servicios de inmigración–  son las principales responsables del procesamiento de personas y bienes en los puntos de entrada y salida, así como de la detección y regulación de personas y mercancías que intentan cruzar ilegalmente. 

En Enero 2016, el Gobierno de Belice, con apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), fue anfitrión de la Reunión preparatoria para un Proceso Consultivo Regional (PCR) del Caribe, lo que llevó a establecer el CMC. En esta reunión estuvieron presentes representantes de 8 Gobiernos del Caribe.

Durante los últimos dos años, la discusión sobre flujos migratorios ha estado muy presente. Sin embargo, los flujos migratorios que provienen de otros continentes, así como del Caribe y Sudamérica, y  que recorren Mesoamérica no son nuevos. Aun así, es claro que estos han aumentado notablemente y los países centroamericanos han hecho un gran esfuerzo por atender y adaptarse a esta realidad.