Consultas sobre Migraciones en el Caribe (CMC): una plataforma regional para discutir sobre migraciones

En Enero 2016, el Gobierno de Belice, con apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), fue anfitrión de la Reunión preparatoria para un Proceso Consultivo Regional (PCR) del Caribe, lo que llevó a establecer el CMC. En esta reunión estuvieron presentes representantes de 8 Gobiernos del Caribe.

Los delegados “subrayaron que se requerían políticas coordinadas a un nivel regional para asegurar aproximaciones consistentes a problemas comunes y que un diálogo regional en estos temas no sólo era deseado sino esencial”. Sobre estas líneas, la CMC funcionará como un fórum adaptado al Caribe para proveer una plataforma a los países caribeños para discutir y coordinar temas relacionados a la migración.

Los temas prioritarios identificados por las delegaciones para próxima discusión en el marco de un PCR en 2016 fueron los siguientes:

  1. Recopilación de datos, inteligencia, seguridad, y análisis de temas relacionados a la migración.
  2. Consultas sobre políticas sistemáticas de migración.
  3. Buenas prácticas en el tema de refugiados y migrantes vulnerables (como las víctimas de tráfico).

Se acordó durante esta reunión en Belice que la primera reunión de las Consultas sobre Migraciones en el Caribe (CMC) tomaría lugar en Trinidad y Tobago durante la segunda mitad del 2016. En consecuencia, el Primer Taller Técnico de Países del Caribe se llevó a cabo en Puerto España en Diciembre 2016, desde el lunes 5 hasta el Jueves 8, organizado por el Ministerio de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, con el apoyo del ACNUR y la OIM.

Durante el evento de apertura, la Sra. Charmaine Gandhi-Andrews, Jefe de Inmigración del Ministerio de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, enfatizó que la colaboración regional es importante para desarrollar aproximaciones comunes y para lograr resultados que beneficien a todo el Caribe. Y Robert Natiello, Coordinador para el Caribe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) explicó que “al identificar intereses compartidos de sus miembros y permitir que los estados comprendan mejor las perspectivas de cada uno, los PCR promueven el diálogo inter-estado, el compartir de información y los enfoques colaborativos a la migración”.

El taller de dos días liderado por la OIM reunió a los oficiales responsables del Manejo de Fronteras (directores o sub-directores) y asistieron 31 representantes, 16 de países del Caribe, incluyendo representantes de Haití, República Dominicana, y Cuba. También estuvieron presentes oficiales de los Países Bajos y E.E.U.U., dos de los cuatro países continentales con territorios entre las islas, faltando Francia y Reino Unido. La participación de CARICOM IMPACS (Organismo de Aplicación para el Crimen y la Seguridad) y de la Conferencia Regional sobre Migración también fue bienvenida.

Durante el taller, los estados resaltaron la necesidad de desarrollar y/o mejorar los Procedimientos Estándar de Operaciones, la importancia de compartir información entre los países, y la necesidad de tener espacios de comunicación tal como el proporcionado por la CMC. La OIM también presentó diversidad de buenas prácticas en Manejo de Fronteras, incluyendo el Sistema de Análisis de Datos e Información sobre la Migración (MIDAS por sus siglas en inglés), el cual es un programa de computación para el manejo de fronteras desarrollado por la OIM que permite a los estados recolectar, procesar y grabar información con el propósito de identificación de los viajeros, recolección de datos y análisis.

La OIM también tomó la oportunidad de compartir la plataforma en línea desarrollada con el fin de estimular el proceso y apoyar la interacción entre los participantes. Fue muy bien recibida y aprobada por los representantes de los países para ser usado con esos propósitos.

Como un próximo paso, los participantes acordaron la importancia de consolidar otra Red Técnica Regional sobre tráfico de migrantes, para intercambiar información acerca de advertencias tempranas relacionadas a los flujos migratorios y para desarrollar protocolos nacionales y regionales sobre el tráfico. Esta nueva Red Técnica Regional, entre otras actividades identificadas por los países del Caribe, tales como la necesidad de mejorar la recolección de datos migratorios, continuará cementando el camino hacia la consolidación de la CMC.

*Esta entrada fue escrita por varios funcionarios de la Oficina Regional de la OIM en San José.

 


Lo que el fútbol nos enseña sobre migración

Categoria: Migración y Desarrollo
Autor: Tatiana Chacón Salazar

 

Más que un deporte popular en nuestras sociedades, el fútbol es parte de la construcción de la identidad de los pueblos. Sin importar el origen, la clase social o el color de piel, si hay algo que brinda sentido de identidad y pertenencia es este deporte. No importa si se juega con un balón original o una botella reciclada: ¡todos gritan gol con la misma emoción!

El fútbol no sólo es un espectáculo que mueve masas y millones: es un juego que despierta pasiones y contrastes alrededor del mundo. La Copa Mundial de la FIFA es el mejor ejemplo de ello. Por semanas el mundo entero pone su atención en los  partidos, pero pocas veces nos detenemos a pensar en que la gran mayoría de los futbolistas son migrantes. 

En Mesoamérica están participando las selecciones de México, Costa Rica y Panamá en el Mundial de Rusia 2018. De 69 jugadores de estas selecciones, 46 son personas migrantes. Estadísticas de FIFA 2017 revelan que el 55% de futbolistas jugaron en un club fuera del país donde tienen la ciudadanía. Más del 90% de los jugadores de las selecciones nacionales de Colombia, Bélgica, Irlanda, Suecia y Suiza jugaron para un club en el extranjero y de los 100 jugadores mejor calificados en 2017, 72 eran migrantes.

Verlo de este modo nos puede ayudar a tener una visión más integral y menos estereotipada de la migración. La migración nos enriquece como sociedad, el fútbol es un ejemplo de ello. ¿Cuántas veces los españoles de Barcelona han gritado gol gracias a un argentino? ¿Cuántos costarricenses se cuestionaron que quien anotó en Brasil 2014 nació en Nicaragua? ¿Cuántas veces el fútbol nos ha ayudado a dejar de ver etiquetas?

A pesar de que el racismo y la xenofobia han tenido lugar en contextos futbolísticos, prefiero pensar en el fútbol como una herramienta para unir y no para discriminar. Como una herramienta para la integración de las personas y para la creación de vínculos con las comunidades. Pienso en el fútbol como puente para promover los derechos humanos. Los intereses y valores comunes pueden compartirse a través del deporte al promover el diálogo intercultural y fortalecer la tolerancia.

Puede conocer historias sobre deporte, migración e integración en la plataforma de la OIM: Soy Migrante - “Together Through Sport”.

 


   

   Sobre la autora:

Tatiana Chacón Salazar es comunicadora de la OIM en Costa Rica. Además, se ha desempeñado como asesora en comunicación en diferentes organizaciones públicas y privadas en temas de medio ambiente, género y migraciones. Es relacionista pública de la Universidad de Costa Rica y cuenta con estudios en Comunicación Multimedia de la Universidad Autónoma de Baja California.