¿Cómo fortalecer la protección de los trabajadores migrantes en las Américas?

Categoría: 

Las nuevas dinámicas de migración en las Américas están íntimamente asociadas a la búsqueda de oportunidades de empleo y de generación de ingreso.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que cerca del 27% de todos los trabajadores migrantes del mundo se encuentran en las Américas (37 millones en América del Norte y 4.3 millones en América Latina y el Caribe), una cifra que está en aumento.  Solo entre 2010 y 2015, el número de trabajadores migrantes en la región se incrementó en un 34%.

Estos movimientos son motivados por la búsqueda de mejores oportunidades de empleo y un deseo de mejorar la calidad de vida de las personas migrantes, que interactúa con otros factores estructurales como la pobreza e inseguridad, que son también impulsores de la migración.  

El aumento en los flujos de trabajadores migrantes plantea importantes desafíos en un mercado laboral marcado por el desempleo y la informalidad. De acuerdo con datos de la OIT, el desempleo afecta a 26 millones de personas en América Latina y el Caribe y al menos 133 millones más son afectados por la informalidad, particularmente mujeres, personas jóvenes y trabajadores con poca calificación o bajo nivel educativo.

Ante este panorama, la 19ª Reunión Regional Americana de la OIT, llevada cabo del 2 al 5 de octubre en Panamá con la participación de OIM, y su informe “Preparando el futuro del trabajo que queremos en las Américas a través del diálogo social”, ofrece 10 recomendaciones para mejorar la protección de los derechos laborales de la población migrante y hacerlos partícipes de la discusión y reflexión para alcanzar la meta global de trabajo decente para todos.

  1. Abordar la migración laboral desde una perspectiva de derechos humanos y en línea con los principios de justicia social y empleo decente.
  2. Atender las brechas y la fragmentación en la gobernanza migratoria en los acuerdos de integración regional.
  3. Fortalecer el enfoque de derechos laborales en instituciones rectoras de temas migratorios.
  4. Promover la participación de actores clave de temas laborales en los procesos de consulta regional sobre migración.
  5. Integrar diálogos sociales sobre migración en los distintos procesos de integración regional.
  6. Incluir la participación de los Ministerios de Trabajo en las comisiones intergubernamentales sobre migración.
  7. Promover medidas para alinear las políticas migratorias y políticas de empleo.
  8. Mejorar las capacidades de instituciones vinculadas al mercado laboral para abordar asuntos de migración laboral
  9. Aumentar la participación de personas migrantes trabajadoras en los sindicatos y asociaciones para asegurar su participación en procesos de diálogo social.
  10. Mejorar los conocimientos e información sobre migración laboral a través de la creación de sistemas de información y el registro de estadísticas.

Sobre las recomendaciones, Michela Macchiavello, Especialista Regional Temática en Migración Laboral de OIM, subrayó la creciente importancia de la articulación con los procesos regionales de consultas migratorias y el establecimiento de alianzas estratégicas. En las Américas, resultan especialmente relevantes la Conferencia Regional sobre Migración, para los países de Norteamérica y Centroamérica, la Conferencia Suramericana sobre Migraciones, para los países de Suramérica, y más recientemente las Consultas sobre Migraciones en el Caribe, ya que se centran cada vez más en temas de migración laborales.

“OIM cree que un enfoque integral gubernamental y la realización de asociaciones que incluyan a las agencias relacionadas con el tema migratorio, sociedad civil, sector privado, personas trabajadoras, representantes de las personas migrantes y organizaciones internacionales son una prioridad para avanzar de manera efectiva y humana en lo relativo a políticas migratorias regionales y nacionales, incluyendo políticas y programas de migración laboral que promuevan una migración segura, ordenada y regular, mientras brindan protección a las personas migrantes y trabajadoras más vulnerables”.

Sin duda, la migración y la movilidad laboral son y continuarán siendo de importancia incremental para el mundo del trabajo y por tanto requerirán la atención y la acción colaborativa de los gobiernos y de todos los otros actores clave.  

 

 

 

   Sobre la autora:

Sofía Guerrero es licenciada en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica y  Máster en Derechos Humanos de la Escuela Josef Korbel de Estudios Internacionales de la Universidad de Denver. Fue periodista en el periódico La Nación, Coordinadora de Incidencia Política y Cooperación Internacional de Fundación Paniamor, Coordinadora de Comunicación de Educación Ejecutiva de INCAE Business School y consultora del Sistema de Integración Centroamericana y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica. Recientemente, se desempeñó  en la Cancillería de Costa Rica como Attaché de Política Exterior.

 


DTM: información al servicio de la protección de migrantes venezolanos

Categoria: Protección y Asistencia a Migrantes
Autor: Autor Invitado

 

El flujo migratorio de personas venezolanas es uno de los más dinámicos en las Américas.  Para 2018, OIM estimaba que existían alrededor de 2.3 millones de venezolanos viviendo en el extranjero y que cerca de un 90% de ellos se encuentra residiendo en otros países de Sudamérica. Más de 1.6 millones de estas personas abandonaron Venezuela desde el 2015.

Estas cifras evidencian la necesidad de obtener, intercambiar y validar información estadística sobre las necesidades y características de esta población, con el propósito de identificar vulnerabilidades y mejorar su protección.

La Matriz de Seguimiento del Desplazamiento (DTM) de OIM fue diseñada precisamente para registrar y monitorear la movilidad de la población migrante y refugiada. Esta información es utilizada para la toma de decisiones y la elaboración de acciones, planes y políticas públicas sustentadas en información transparente, verificable y segura.

¿Cómo funciona la DTM?

Este estudio provee información primaria sobre la movilidad a nivel nacional y mundial y está integrado por cuatro componentes:

  • Seguimiento de la movilidad: rastrea las necesidades intersectoriales y movimientos de la población para focalizar la ayuda y asistencia humanitaria en comunidades de origen y en zonas de desplazamiento.
  • Monitoreo de Flujos: registra movimientos de personas desplazadas en ciertos puntos cuando el monitoreo se realiza de forma gradual.
  • Registro: información individual y de hogares para la selección de beneficiarios, que prioriza indicadores de vulnerabilidad. 
  • Encuesta: reúne información específica a través de muestreos de la población sobre temas como intención de retornar, soluciones de desplazamiento y percepciones de la comunidad, entre otros.
     

Apoyo a la población venezolana.  En respuesta a la migración masiva de venezolanos, OIM puso en marcha este año el Plan de Acción Regional (RAP) que brinda apoyo técnico y asistencia humanitaria a países receptores de esta población en las Américas y el Caribe. Como resultado, la DTM se aplica actualmente en 16 países, incluidos Costa Rica, Guyana, México, Panamá y República Dominicana.

Actualmente, la información generada está siendo utilizada para identificar a receptores prioritarios de asistencia y apoyo, garantizando el acceso a servicios básicos en una situación de alta demanda. Asimismo, el sistema envía señales de alerta sobre necesidades de protección, escasez de alimentos, problemas sanitarios y enfermedades para realizar coordinaciones necesarias con autoridades pertinentes.

Asimismo, la matriz está promoviendo la prevención de trata y de riesgos asociados a la migración irregular al detectar casos de riesgo, con el objetivo de facilitar información precisa y relevante que proteja a la población venezolana.

De esta forma, los Estados y actores relevantes pueden conocer y enfrentar coordinadamente los retos que suponen para la región la atención e integración de nacionales venezolanos y el desarrollo de soluciones sostenibles.

Todos los reportes generados por DTM serán públicos y otros reportes especializados se compartirán con actores gubernamentales, académicos y de sociedad civil encargados de brindar servicios a personas migrantes y enriquecer sus intervenciones en favor de la protección de las personas migrantes de origen venezolano.


 

Bryan Brennan es consultor de Comunicaciones para el Plan de Acción Regional (RAP) de OIM.